El asesinato de José Luis Ponce no quedará impune

La muerte innecesaria de José Luís no ha debido ocurrir nunca. El camarada José Luís Ponce era un hombre humilde, bueno, excelente trabajador, miliciano, chavista militante de sueños y utopías. Era carpintero, profesión de la cuál vivía para mantener modestamente a su esposa e hijos, ahora viuda y huérfanos. Los milicianos que junto con él integramos la Milicia Bolivariana, en la Compañía de Las Minas de Baruta, estamos conmovidos y estremecidos de la digna rabia que sentimos por la fuerza obscura del fascismo desatada contra el pueblo.

Quienes fuimos sus amigos dejamos constancia de su quehacer revolucionario en su comunidad y en la milicia bolivariana, de su calidad y honestidad revolucionaria, y de su amor a toda prueba por Venezuela por cuya libertad y revolución brindó su vida aunque su lugar de nacimiento fue la Colombia que tanto amó nuestro Libertador Simón Bolívar.

Asesinaron a José Luís por cumplir con su deber patriótico y por defender la soberanía nacional amenazada por la burguesía y sus amos imperialistas. Se encontraba en la Limonera de Baruta donde vive, en uno de los apartamentos de las nuevas edificaciones construidas por el gobierno bolivariano para el pueblo de Venezuela. Los vecinos se organizaron para resistir pacíficamente a la ultraderecha que por la vía de la violencia asediaba a la Limonera reprimiendo la solidaridad popular con la proclamación de Nicolás Maduro como Presidente electo por el CNE. No podían permitir los fascistas de Baruta que los chavistas de la Limonera defendieran la victoria electoral de su candidato. Cuando una embestida armada de los violentos entró en la Limonera se toparon con la hidalguía, la dignidad y la valentía del compatriota José Luís Ponce a quien asesinaron salvajemente. Los testigos reportan que lo atropellaron con el vehículo usado por los facinerosos y después lo remataron a balazos. Los cobardes asesinos se ensañaron con el camarada completamente indefenso.

Los responsables de este horrendo crimen no quedarán impunes. En primer lugar tiene que pagar penalmente el principal responsable intelectual de la violencia desatada por desconocer las normas democráticas, la legalidad constitucional y la legitimidad del Presidente Nicolás Maduro. Henrique Capriles Radonski cometió el acto vandálico mayor al haber desacatado los resultados impecables emitidos por el CNE y en vez de tomar el camino pacífico establecido por la metódica legal para impugnar los resultados electorales prefirió tomar el atajo de la desestabilización y el golpe de Estado.

Amigo, compañero, camarada y mi Cabo Primero, Venezuela te rinde honores por tu coraje y tus convicciones profundas que supiste defender con tu vida arrebatada por funcionarios encubiertos de la Policía de Baruta y mercenarios pagados por el aparato represivo de Capriles Radonski y sus secuaces.
La extirpe inmortal de Antonio Ricaurte se reprodujo en tu acto heroico del 15 de abril.

sergiobricenog@yahoo.com
*Profesor Universitario


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7579 veces.



Sergio Briceño García

Profesor Universitario de Filosofía de la Educación Jubilado de la UPEL. Autor del Poemario "Porque me da la gana" y de la obra educativa "Utopía Pedagógica del Tercer Milenio". Ex Director Ejecutivo de la Casa de Nuestra América José Martí.

 sergiobricenog@yahoo.com

Visite el perfil de Sergio Briceño García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a163777.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO