Bombonas e indefensión

—Ayer lo vi afanao cargando una bombona, compita.

—Así es.

Eran para la comadre que me dijo que le echara una mano con eso.

Porque usted sabe que los muchachos se le fueron y ella está más sola que la una.

—A caramba.

Pero pesaban las bichas, porque usted estaba pujando

—¿Qué si pesaban? Más que un matrimonio mal hecho.

Menos mal que nos prestaron una carrucha y con esa las trasladamos hasta la camioneta.

Porque las dejaron en lo hondo y había que echarle un camión para sacarlas.

Hasta un lumbago me quedó.

—¿Y por qué el camión no las llevó hasta la casa?

—¿Cuál camión? Hombre

Usted está viviendo en la isla de la fantasía.

Usted no sabe acaso que los chavistas acabaron con todas esas empresas que distribuían gas a domicilio.

Cómo que les molestaba que la gente esperara cómodamente la bombona de gas en su casa.

Usted llamaba a la empresa y al otro día se aparecía el camión con la bombona, la bajaban, la instalaban y arranca Berroterán.

Ahora no, eso es un proceso.

Llaman del consejo comunal para que la gente deposite, a esperar a que les salga del forro el aviso, eso puede pasar un mes o más en el mejor de los casos, de que hay que llevarlas a no sé dónde, y la gente empieza cargar las bombonas y a pedir el favor que le presten una carrucha o una carretilla, cuando la bombona está vacía es papaya cargarla.

A veces es lejos a dónde las van a recibir y entonces toca samurear quién tiene una camioneta pickup para llevarlas.

Pero usted tiene que sumarle que ahora lo que hay es puro viejo y vieja cargando esas bombonas; llevadas y entregadas las mismas hay que esperar cuándo las devuelven, esta vez fue rápido de un día para otro.

Gracias a Dios bendito.

La comadre, menos mal, había cuadrado con los muchachos de la cuadrada de al lado desde hacía un mes atrás para cuando avisaran del consejo comunal.

Y así fue como usted me vio carreteando con las bombonas de la comadre.

Hay que tener cuidado porque esas bichas pesan y uno todo desnutrido le puede dar un mayen o salirle una hernia de estar cargando esos pesos.

—Una odisea para comprar una bombona de gas.

¿Y a cómo salen las bombonas?

—Más que una odisea es un calvario.

Cobraron 86 mil sober-anos por la bombona grande, no sé a cómo salen las más pequeñas.

Estos chavistas lo que han hechos es poner a trabajar a la gente, a que uno pase el trabajo hereje.

Cómo esos nunca en su vida han trabajado, porque le dijo esos han vivido pegado a una teta todo el tiempo.

—Eso es muy cierto. Flojos y medio.

—Fíjese en esto otro.

Cuando las empresas de repartir gas estaban ellas se encargaban del transporte y también del mantenimiento de las bombonas, porque ese era su negocio.

Si a uno se le daña una bombona ¿Cómo hace?

Que se le dañe la válvula de la guarandinga esa, perdió la bombona ¿dónde la manda a reparar? Ahí se gasta un realero y nadie le asegura que quede bien.

Porque esas cosas se van deteriorando, y el gobierno bien orondo hablando pistoladas de que somos el mejor país de mundo.

Cómo la madre del chofer no arrea con la bombona para arriba y para abajo, ese no se preocupa por eso.

—Ni le interesa lo que a usted ni a nadie le pase.

—El asunto de las bombonas de gas era un asunto resuelto desde hacia años.

A quien no se la llevaban a la casa, el individuo salía y la esperaba en la calle principal y cuando pasaba el camión la compraba.

Ahora es una angustia, como todo en este estero.

Y le dijo: Por ahora, apriete.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 469 veces.



Obed Delfín


Visite el perfil de Obed Delfín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Delfín

Obed Delfín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a284916.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO