Colas y Desabastecimiento: ¡Las soluciones son para ya!

Los distintos personeros regionales y nacionales del gobierno bolivariano han venido dando muy profundas explicaciones sobre la “Guerra Económica” que afecta al gobierno revolucionario, pero no terminan de resolver los problemas verdaderos que están generando una escasez mayoritaria de casi todos los productos de primera necesidad.

He visto en los noticieros datos que en otro país serían objeto de una declaración inmediata de emergencia nacional: “en seis horas se vendieron una cantidad de pañales que normalmente se venderían en dos años”; “el 80 % de los que hacen colas (en Maracaibo) son bachaqueros”; “se detectaron siete mil cédulas falsas en los supermercados de Maracaibo”; “han sido deportados más de dos centenares de colombianos que estaban dedicados al bachaqueo”.

Desde hace casi dos años hemos venido alertando sobre los niveles alarmantes de desabastecimiento y sus posibles repercusiones en la gobernabilidad del país (artículos en aporrea del 13/05/13 y 22/05/13: http://www.aporrea.org/tiburon/a165793.html; http://www.aporrea.org/regionales/a166452.html).  Casi 24 meses después el gobierno de Maduro ha comenzado a reaccionar cuando el desabastecimiento ha llegado con toda su fuerza a la capital. Lo que viene pasando en Maracaibo desde finales del 2012, a lo cual no se le hizo el menor caso y se consideró un “fenómeno regional y fronterizo”, resulta que en un tiempo relativamente corto se ha convertido en un fenómeno nacional, que cubre todo el territorio venezolano, y que amenaza incluso la estabilidad de Caracas, centro del poder político.

Lo que viene ocurriendo desde hace más de dos años se puede resumir así:

1.  Se ha concentrado en la frontera con Colombia un importante capital destinado a quebrar nuestra economía. Ese capital debe provenir del narcotráfico colombiano (Uribe y cía.) y/o directamente de las agencias de inteligencia estadounidenses. Con ese capital se adquieren todo tipo de mercancías en Venezuela, que pasan al vecino país por medio del contrabando. Desde gasolina, alimentos, medicinas, cauchos, baterías, y cualquier producto que pueda venderse en Colombia. Se compran a los oficiales militares encargados de custodiar la frontera, y en los hechos han sido incorporados a la cadena de contrabando que nace desde todos los rincones del país.

2. Las dimensiones de lo que se fuga hacia Colombia son colosales. Si el Zulia tiene cerca de 4 millones de personas, lo que sale mensualmente como contrabando hacia Colombia debe servir para alimentar a una población que duplica esa cifra. Si unimos esto al que sale por Táchira y el resto de estados fronterizos, se explica fácilmente la verdadera causa del desabastecimiento que sufrimos en todo el país.

3.  De alguna manera han incentivado (agentes de inteligencia extranjera que actúan encubiertos en Venezuela) que miles y miles de guajiros y colombianos se incorporen a una red democratizada de bachaqueo-contrabando hacia Colombia. Eso es lo que explica la verdad de algunas afirmaciones de funcionarios del gobierno de Arias: 80 % de los que hacen colas son bachaqueros. No es cualquier cifra, tiene implicaciones gravísimas para la seguridad de estado.

4. En el caso de la gasolina, el contrabando hacia Colombia tiene mucho más de dos años, e involucra a redes muy insertas en la estructura del Estado bolivariano, incluyendo a PDVSA y la GNB. En los últimos años se ha ampliado a miles de propietarios de vehículos viejos con tanques de gasolina de gran capacidad (más de 100 litros), que actúan como bachaqueros al detal, el último eslabón de una cadena de contrabando que debe tener a grandes potentados tanto en el lado colombiano como dentro del gobierno bolivariano, además de particulares privados.

5. Los miles de guajiros y colombianos que están todos los días, de día y de noche, de lunes a domingo, en todos los supermercados de Maracaibo, que cada uno de ellos compra decenas y hasta centenares de kilos de alimentos todas las semanas, son también el último eslabón de una cadena conspirativa que maneja millones y millones de bolívares, y que persigue generar una crisis alimentaria que propicie la caída del gobierno de Maduro.

6. La impunidad que ha prevalecido hacia todos estos delitos de lesa patria ha ido convocando a más y más ciudadanos a esta red mafiosa que destruye aceleradamente nuestra economía. El gobierno bolivariano realmente ha sido incapaz de controlar a los contrabandistas. Por ello hemos sugerido desde hace tiempo el cierre provisional de la frontera con Colombia, con todo lo que ello implica, pero que sería lo que permitiría iniciar desde cero un verdadero combate hacia esta mafia conspirativa, cuyos tentáculos los tenemos incluso dentro del propio gobierno.

7.  Existe simultáneamente todo un movimiento desestabilizador contra el bolívar como moneda, auspiciado también desde la frontera colombiana, pero que tiene representantes muy criollos en la banca privada y en los propios organismos del estado encargados de la administración de divisas (Cadivi, Sitme, Cencoex). Contra esto tampoco el gobierno ha podido hacer nada en términos de justicia, tal como se ha comprobado en todos los documentos publicados por Marea Socialista y otros como Manuel Sutherland.

Pensamos que si no se corrigen las causas que dan origen a fenómenos como el contrabando y el desfalco a la nación, de nada servirá que Maduro haya conseguido respaldo financiero en los países amigos. Todo lo que se pueda importar con las divisas aportadas por Chinos y Rusos se perderá de la misma manera en que se han fugado decenas de millones de dólares, y millones de toneladas de alimentos y gasolina.

Hoy domingo 18 de enero recorrí algunos supermercados principales de Maracaibo y están prácticamente vacíos. No tienen productos de la cesta básica. Sólo algunas verduras (papas, tomates, zanahorias), pan integral a precios muy altos (más de 150 bolívares c/u) y huevos. No hay existencias de harina de maiz, harina de trigo, pasta, granos de cualquier tipo, enlatados, carne ni pollo (sólo algunas pocas gallinas enteras que sobraron de diciembre), plátanos, leche, aceite, jabón en polvo o cualquier otro tipo de jabón, tampoco hay cloro ni desinfectantes. De seguir así la dieta del marabino quedará reducida a comer huevos con pan integral en el desayuno, igual en el almuerzo y repetirlo en la cena. Mientras se consigan.

¿Cómo se corrige esto? En estas mismas páginas de aporrea se han realizado muy buenas propuestas a considerar. Ya hemos aportado también al respecto, lo más reciente el pasado 07/01/15 (ver artículo en aporrea: http://www.aporrea.org/regionales/a200685.html).  Allí propusimos las siguientes medidas:

  • Reforma tributaria que aumente los impuestos al lucro de los grandes banqueros y empresarios privados, y disminuya el IVA que pagamos todos los trabajadores.
  • Nacionalización progresiva de la banca privada, que corte de raíz uno de los sectores de especulación con los dólares de la nación.
  • Cambio masivo y radical de todos los funcionarios vinculados hasta ahora a Cadivi, Sitme, Sicad, Cencoex y demás instituciones relacionadas con la entrega de dólares a empresas. Estos funcionarios deben ser sometidos a investigación por su presunta corresponsabilidad en la pérdida de más de 20 mil millones de dólares en Cadivi y de otros montos no precisados en Sitme y Cencoex.
  • Embargo de propiedades y penas de cárcel a todos los empresarios culpables del desfalco que se ha cometido con los dólares preferenciales.
  • Cierre momentáneo de la frontera, destitución de todos los militares a los cuales se les compruebe complicidad en el contrabando, cambio a otras responsabilidades del resto de funcionarios, y colocar nuevos responsables militares que impidan de manera absoluta el trasiego de contrabando hacia Colombia. Estamos en emergencia nacional, la revolución está en peligro, y no hay que temerle a medidas radicales. Sólo este tipo de medidas radicales son las que podrán detener la barbarie que nos amenaza.
  • Si el gobierno decide una devaluación para corregir el diferencial cambiario que facilita la especulación fronteriza, debe al mismo tiempo aprobar un aumento general de salarios que compense la pérdida de poder adquisitivo del salario de los trabajadores ante la alta inflación.
  • Agregamos ahora: combatir con fuerza a todas las mafias de especuladores y contrabandistas que promueven el bachaqueo en las distintas ciudades del país. Para ello se requieren buenas labores de inteligencia y golpear sin miramientos cuando se descubran altos funcionarios implicados de alguna manera en estos crímenes contra la patria. Hasta ahora vemos muchos análisis pero ninguna medida efectiva al respecto.

Hasta ahora la corrupción presente en casi todas las instituciones del estado bolivariano es la principal causa que ha impedido el combate efectivo contra esta conspiración económica montada por la inteligencia norteamericana contra Venezuela. Hay que sacudir el poder judicial, hay que sacudir a los cuerpos policiales y militares (apoyamos el esfuerzo que viene haciendo Freddy bernal en esta misma dirección). Hay que movilizar efectivamente al pueblo trabajador, dándole poder efectivo en las empresas e instituciones del estado. Hay que acabar con las agendas particulares de burócratas corruptos, como las que han suspendido recientemente las elecciones sindicales de Sidor. Hay que darle una patada por el trasero a estos corruptos que sólo sabotean la acción efectiva del estado para recuperar la normalidad en el país, sacarlos de una buena vez de sus cargos ejecutivos, efectuar el Golpe de Timón que exigiera el comandante Chávez en octubre de 2012.

El cambio urgente es para ya. Para luego puede ser muy tarde. La urgencia del momento no espera ni admite vacilaciones en las medidas fuertes que debe tomar Maduro para poner en cintura a la burguesía internacional y a sus representantes criollos que actúan tanto en la oposición como dentro del mismo gobierno.

Estamos con Maduro, en la medida en que actúe como revolucionario. El mismo José Vicente Rangel en la entrevista de hoy, y su entrevistado Eleazar Díaz Rangel, coincidían ambos en que a Maduro le viene faltando energía para tomar las decisiones necesarias. Esa indecisión es necesario superarla, pero siempre profundizando en el camino revolucionario, de acuerdo al plan de la patria, al rumbo socialista trazado por Chávez. Si ese es el camino, cuente con nuestro apoyo.

! A 40 AÑOS DE LA GLORIOSA FUGA DE 23 REVOLUCIONARIOS DEL CUARTEL SAN CARLOS !

Maracaibo, Tierra del Sol Amada. 18 de enero de 2015.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4840 veces.



Roberto López Sánchez

Roberto López Sánchez (Caracas, 1958). Historiador. Profesor Titular de la Universidad del Zulia (1994-2019). Magister en Historia de Venezuela y Doctor en Ciencias Políticas. Luchador social, activista del movimiento estudiantil y profesoral, vinculado al trabajo obrero, campesino, ambientalista, indígena y cultural desde 1977. Participante de la lucha armada revolucionaria (1977-1988); miembro del Frente Guerrillero Américo Silva. Sometido a persecución política y juicio militar en 1982. Actividad revolucionaria clandestina durante 1982-1988. Fundador de la Unión Nacional de Trabajadores-Zulia y miembro de su comité ejecutivo (2004-2012). Integra el consejo consultivo de la Federación Bolivariana Socialista de Trabajadores del Zulia (organismo que sólo ha sido convocado en una oportunidad en cinco años). Ha sido director de las Divisiones de Extensión y de Formación General; Secretario Docente de EUS; Coordinador de la Unidad Académica de Antropología, del Diplomado en Consejos Comunales (cinco cohortes graduadas) y el Diplomado en Formación Sindical con (cinco cohortes graduadas) en la Facultad Experimental de Ciencias (FEC). También ha coordinado la Zona Zulia-Falcón del Ministerio del Trabajo (2004). Ha publicado: El movimiento de trabajadores en Venezuela durante la revolución bolivariana: 1999-2012 (2017); Movimiento estudiantil y proceso político venezolano (2007); El protagonismo popular en la historia de Venezuela (2008-2015); Los Consejos Comunales y el Socialismo del Siglo XXI (2009); y Venezuela ante la globalización, la crisis mundial y los retos de su desarrollo (2012), además de 5 capítulos de libros científicos, 45 artículos científicos y 50 ponencias en eventos nacionales e internacionales. Es miembro del Programa de Estímulo a la Investigación (PEII), nivel C. Egresó en pregrado con 19,41 puntos de promedio (LUZ, 1994). Ha dirigido 10 proyectos de investigación en la FEC-LUZ. Actualmente dicta semestralmente las materias de Historia de Venezuela, Historia de América, Intercambios económicos y simbólicos, y Poder y Movimientos Sociales, en la Licenciatura en Antropología de LUZ. Ha dictado los seminarios Lucha de clases en el siglo XXI. Movimientos sociales y formas de participación política; y El análisis marxista y la sociedad global del siglo XXI, en el programa de Doctorado en Ciencias para el Desarrollo Estratégico de la Universidad Bolivariana de Venezuela, en Maracaibo. En la División de Extensión de la FEC desarrolla anualmente seminarios sobre: Crisis política en Venezuela; Marxismo y Antropología; Movimientos Estudiantiles en Venezuela; Movimiento de Trabajadores en la Venezuela Contemporánea; Crisis Económica Mundial y su repercusión en la economía venezolana; Movimientos Sociales y Protagonismo Popular en la Historia de Venezuela (dictado también en el Centro Internacional Miranda -CIM- y en Fundacite-Mérida en 2016); y el seminario La Lucha Armada en el Oriente de Venezuela: 1965-1990, en el CIM (2017). Es coinvestigador en el Proyecto: “Historia de los frentes guerrilleros Antonio José de Sucre y Américo Silva: 1966-1990”, Centro Nacional de Historia (2016-2017). Investigador principal en el proyecto “Identidades en el estudiantado de la Universidad del Zulia” y del programa de investigación “Universidad del Zulia: comunidad, organizaciones e identidades” (2017-2019).

 @cruzcarrillo09

Visite el perfil de Roberto López Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a201306.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO