Alerta en Maracaibo: las medidas no han detenido el bachaqueo de alimentos y gasolina

A pesar de las medidas que el gobierno bolivariano ha anunciado en semanas recientes para intentar detener el contrabando hacia Colombia de todo tipo de productos desde Venezuela, lo que aquí llamamos el bachaqueo de alimentos y de gasolina, sigue tan campante como en el último año.

En el caso de la gasolina, vivimos una semana despejada en las colas de las bombas de gasolina, pero desde hace unos 10 días, se revitalizaron las largas colas de vehículos, colas en las cuales es fácil identificar que un 50 % de ellas se componen de bachaqueros.

En el caso de los miles de wayúu y criollos comprando alimentos para luego revender, las colas en los supermercados Bicentenario o privados (Enne, DeCándido, etc) no han disminuido ni un ápice, y creo que hasta han crecido en número de personas luego de la visita de Diosdado Cabello al Zulia.

Si se está evitando el paso de alimentos y gasolina hacia Colombia, entonces existen inmensos depósitos de ese combustible y de esos productos que diariamente adquieren los bachaqueros en Maracaibo.

Todos los zulianos somos testigos diarios de esto, y no comprendemos cómo algo tan evidente, que ocurre a la vista de todos, es tan difícil de comprender por parte de los funcionarios del gobierno.

Las colas de bachaqueros en los supermercados y en las gasolineras comienzan antes de amanecer, y no se despejan hasta caer la noche. Las mismas personas vuelven al día siguiente, y al otro, y al otro, de lunes a domingo, incluyendo días de fiesta, así llueve, truene o relampaguee. Se ha convertido en una nueva profesión para muchos.

La escasez de productos básicos sigue siendo sumamente elevada, no ha disminuido en ningún rubro, y cada día se incorporan nuevos productos a la lista de escasez. La compra de gasolina ha vuelto a colocarse para los ciudadanos marabinos como un mal rato que hay que pasar cada dos o tres días.

Hoy el gobierno regional ha realizado una marcha antibachaqueo. En las mismas emisoras de radio bolivarianas de la ciudad, diferentes locutores opinaban hoy que esa marcha no servía de mucho, pues no se observaba voluntad efectiva en los funcionarios del gobierno para detener el contrabando hacia Colombia.

Se informó públicamente que cambiaron a 42 oficiales asignados a los distintos puestos fronterizos del Zulia.  Pero se está poniendo en duda en la población la efectividad de esa medida, porque no se ven resultados, ni siquiera mínimos. Un taxista me comentaba la semana pasada que el no haberle formulado cargos ni procedimientos sancionatorios contra los militares cambiados a otras regiones, era una prueba de la complicidad gubernamental para con la corrupción presente en las líneas fronterizas. Para ese taxista, y a pesar de los argumentos en contra que yo le intentaba demostrar, este gobierno es el más corrupto de los últimos tiempos.

Otro amigo me comentaba, refiriéndose a la información que le daba un cuñado que por necesidad se ha incorporado al bachaqueo de gasolina, que a los oficiales al mando de los puestos fronterizos las mafias contrabandistas les pagan 300.000 bolívares semanales, más de un millón al mes. Este amigo reconocía que es muy difícil resistirse a ese pago, opinión que por cierto no compartí.

En todo caso, el ambiente en Maracaibo está cada día más revuelto. La sensación que se palpa en la ciudadanía es de notable desasosiego, de angustia permanente, de perplejidad ante la inoperancia de las medidas gubernamentales.

Por parte de las instituciones gubernamentales no observamos una campaña acorde al tamaño de la emergencia que vivimos. Apenas ayer escuché por primera vez una cuña radial condenando el bachaqueo, luego de más de un año de acentuamiento del contrabando hacia Colombia y de escasez generalizada. En las televisoras regionales no vemos tampoco mayor movimiento gubernamental para combatir ideológicamente el bachaqueo. La batalla contra el bachaqueo se está perdiendo en Maracaibo, y es urgentísimo tomar medidas más contundentes y efectivas para evitar el desangre del país que estamos viviendo en nuestra frontera con Colombia.

Sólo por asomar menciono unas posibles medidas:

  • Considerar el cierre total del paso fronterizo hacia Colombia, por unos días o semanas, mientras el gobierno pone orden en los mecanismos para evitar que continúe el contrabando.
  • Abrir averiguaciones administrativas a los principales funcionarios civiles y militares que ha ocupado cargos en los puestos fronterizos y en el ministerio de alimentación, por lo menos desde los últimos cinco años, y la averiguación debe incluir una revisión exhaustiva de sus ingresos, propiedades, y de sus más cercanos familiares. En los casos de encontrar evidente enriquecimiento ilícito, sancionar con todo el peso de la ley, como mecanismo que contribuya a recuperar la confianza de la población en el gobierno.

Creo que estas y otras medidas a proponer deben ser debatidas urgentemente en la opinión pública, y ser consideradas en su aplicación inmediata por el gobierno nacional.

Maracaibo, Tierra del Sol Amada. 11 de febrero de 2014.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2497 veces.



Roberto López Sánchez

Roberto López Sánchez (Caracas, 1958). Historiador. Profesor Titular de la Universidad del Zulia (1994-2019). Magister en Historia de Venezuela y Doctor en Ciencias Políticas. Luchador social, activista del movimiento estudiantil y profesoral, vinculado al trabajo obrero, campesino, ambientalista, indígena y cultural desde 1977. Participante de la lucha armada revolucionaria (1977-1988); miembro del Frente Guerrillero Américo Silva. Sometido a persecución política y juicio militar en 1982. Actividad revolucionaria clandestina durante 1982-1988. Fundador de la Unión Nacional de Trabajadores-Zulia y miembro de su comité ejecutivo (2004-2012). Integra el consejo consultivo de la Federación Bolivariana Socialista de Trabajadores del Zulia (organismo que sólo ha sido convocado en una oportunidad en cinco años). Ha sido director de las Divisiones de Extensión y de Formación General; Secretario Docente de EUS; Coordinador de la Unidad Académica de Antropología, del Diplomado en Consejos Comunales (cinco cohortes graduadas) y el Diplomado en Formación Sindical con (cinco cohortes graduadas) en la Facultad Experimental de Ciencias (FEC). También ha coordinado la Zona Zulia-Falcón del Ministerio del Trabajo (2004). Ha publicado: El movimiento de trabajadores en Venezuela durante la revolución bolivariana: 1999-2012 (2017); Movimiento estudiantil y proceso político venezolano (2007); El protagonismo popular en la historia de Venezuela (2008-2015); Los Consejos Comunales y el Socialismo del Siglo XXI (2009); y Venezuela ante la globalización, la crisis mundial y los retos de su desarrollo (2012), además de 5 capítulos de libros científicos, 45 artículos científicos y 50 ponencias en eventos nacionales e internacionales. Es miembro del Programa de Estímulo a la Investigación (PEII), nivel C. Egresó en pregrado con 19,41 puntos de promedio (LUZ, 1994). Ha dirigido 10 proyectos de investigación en la FEC-LUZ. Actualmente dicta semestralmente las materias de Historia de Venezuela, Historia de América, Intercambios económicos y simbólicos, y Poder y Movimientos Sociales, en la Licenciatura en Antropología de LUZ. Ha dictado los seminarios Lucha de clases en el siglo XXI. Movimientos sociales y formas de participación política; y El análisis marxista y la sociedad global del siglo XXI, en el programa de Doctorado en Ciencias para el Desarrollo Estratégico de la Universidad Bolivariana de Venezuela, en Maracaibo. En la División de Extensión de la FEC desarrolla anualmente seminarios sobre: Crisis política en Venezuela; Marxismo y Antropología; Movimientos Estudiantiles en Venezuela; Movimiento de Trabajadores en la Venezuela Contemporánea; Crisis Económica Mundial y su repercusión en la economía venezolana; Movimientos Sociales y Protagonismo Popular en la Historia de Venezuela (dictado también en el Centro Internacional Miranda -CIM- y en Fundacite-Mérida en 2016); y el seminario La Lucha Armada en el Oriente de Venezuela: 1965-1990, en el CIM (2017). Es coinvestigador en el Proyecto: “Historia de los frentes guerrilleros Antonio José de Sucre y Américo Silva: 1966-1990”, Centro Nacional de Historia (2016-2017). Investigador principal en el proyecto “Identidades en el estudiantado de la Universidad del Zulia” y del programa de investigación “Universidad del Zulia: comunidad, organizaciones e identidades” (2017-2019).

 @cruzcarrillo09

Visite el perfil de Roberto López Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a181794.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO