La guerra política que viene

Estamos bajo una crisis de crisis. El sistema corporativo burocrático que nace a mediados de la década pasada con Chávez y su conversión a un socialismo discursivamente autogobernante pero cada vez más corporativo y absorbido por las cúpulas privilegiadas de la fuerza armada ratificó un modelo de Estado y una vieja política ligada al progresismo que se convirtió en una vieja y desgastada tesis transformadora. Con Nicolás estas premisas se profundizan hasta convertirse en un Estado mafioso e institucional y economicamente colapsado . La crisis sobre esa crisis es precisamente lo que ya comenzó a vivirse estos dias sostenida en una estrategia global dirigida por EEUU y que a la final es ayudada por el colapso interno que se juega en estos días sus horas más horrorosas , todo a las puertas de una hambruna generalizada. Llamar criminal a este gobierno más que por la represión que se profundiza todos los días, sino por la mortandad que esta creando entre el hambre y la enfermedad y la misma corrupción no es para nada en ese sentido una exageración.
.
Naturalmente que esto va a terminar estallando para pasar a niveles de división y caos que el propio devenir de los hechos nos .mostraran. Quede o no Nicolás Maduro en la presidencia, cosa que dudo mucho, la venta de nuestros recursos y empresas viene envueltos del globalismo nacionalista que las derechas más autoritarias antiyankys auspician en el mundo. El caso Turquía es paradigmático en ese sentido aunque Erdogan siga siendo un perrito mimado por la OTAN que oculta todas sus barbaries, así como el apoyo de la extrema derecha Europea al gobierno de Nicolás.

Nada esta seguro salvo una evidente ascendencia de la derecha proyanky que ya hasta las clases populares aplaude desesperadas, resquebrajando las unidades internas dentro del aparato de Estado y dejando en vilo este modelo autoritario de derecha nacionalista que reproduce con mayor énfasis todos los días, para regresar al salsero del democratismo liberal de las nostalgias cuartorepublicanas que igualmente -y ya lo esta haciendo introduciendo células sionistas dentro del territorio- sacara con furia el inconsciente fascista que se une a la sociedad .mas conservadora, reservorio de un odio "anticomunista" que las mismas líneas mediáticas reproducen.

Siguiendo los argumentos de mi amigo Parra entre el fascismo rojo cada vez más intenso girando alrededor de FAES junto a colectivos sátrapas que nada tienen de colectivos de trabajo revolucionario y el fascismo de ropajes azules conservadores y sus cruces de Cristo y David no vemos diferencias sustanciales salvo los enemigos declarados de cada uno en estos momentos. Aunque paradójicamente ambos se van acercando y convirtiéndose en una misma basura represiva en la medida en que renacen cuerpos colectivos de resistencia emancipatoria que son el terror de cualquier fascismo tenga el ropaje que tenga.

La guerra política que viene en términos de confrontación y modelo universal nació con el final de la guerra fría, la partición de Yugoeslavia y sobretodo en las guerras civiles del Oriente medio hace mas de diez años (con su peor expresión en Siria) y la evidentisima injerencia imperialista para profundizar su carácter destructivo en la medida que juega a su favor. Es la misma crisis sistémica de un capitalismo que va pérdiendo toda productividad y se hizo acumulación virtual, pura, policeentrica e hiperconcentrada. Esto tenders a ser asi hasta los finales del modelo de poder capitalista, es su alma mortoria.

Venezuela en la medida hique van pasando los meses de unos pavorosa crisis interna creada por el Estado Mafioso todos; ciclo tras ciclo de la produndizacion de esta crisis de crisis pareciera ser el patio elegido para la irrupcion de estas guerras mercenarias en nuestramerica donde solo las potencias imperiales sacan provecho, cualquier que sea el color de mando sobre el gobierno. Nuestra unica victoria como pueblos estara fuera y a distancia absolutamente clara del Estado con fuerza y pensamiento propio. Esta si sera una legitima polarizacion pero no entre bandas politicas como lo es actualmente sino entre el fin de una era criminal personalizada en sus agentes mercenarios y la sintesis de un espiritu humano libertario que se niega a morir.

Poe supuesto que si hablamos de la introduccion de una confrontacion mercenaria en terminos territoriales tambien sumamos de industrias, campo, petroleo, arco minero, y todo lo que es la red de bienes publicos, esta guerra tendra su apuesta. En definitiva de que se trata? De una verdadera lucha por los medios de produccion (incluyamos al agua y el sistema electrico) que a diferencia de lo que ha pasado en el medio oriente, en este caso la sangre corre por dentro. Todas estas formulas fascistas buscaran el control y el beneficio bajo esquemas distintos unos privatizadores los otros mas estatistas pero igualmente dispuestos a entregas a intereses corporativos transnacionales que ya se discuten en la llamada asamblea constituyente. Mientras las fuezas de resistencia y libertarias se sabran reconocer como hecho politico propios de la subjetividad colectiva y la accion real completamente fuera de este contexto bandalico. Por supuesto estoy apostando por ello, es un supuesto querido despues de mas de mas de tres decadas de lucha. Nada mas valido que la lucha por los medios de produccion y la democracia directa que Venezuela. No hay pueblo vencido...


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2458 veces.



Roland Denis

Luchador popular revolucionario de larga trayectoria en la izquierda venezolana. Graduado en Filosofía en la UCV. Fue viceministro de Planificación y Desarrollo entre 2002 y 2003. En lo 80s militó en el movimiento La Desobediencia y luego en el Proyecto Nuestramerica / Movimiento 13 de Abril. Es autor de los libros Los Fabricantes de la Rebelión (2001) y Las Tres Repúblicas (2012).

 jansamcar@gmail.com

Visite el perfil de Roland Denis para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a277022.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO