Denominación vivienda rural. ¿Por la ubicación o por su característica?

El titulo de este artículo manifiesta una duda o inquietud, que tengo, con respecto a la denominación de la vivienda rural, obedece esto a la experiencia que tenemos acerca de un discriminador programa de vivienda rural de malariologia, que fue creado en la cuarta república, en el marco de La Alianza para el progreso, una entelequia creada por los gringos, para “ayudar”, a los nativos del patio trasero del imperio.

Esto nos inquieta porque en el programa original de vivienda rural las supuestas viviendas eran una apología al desprecio por la gente humilde que vivía en caseríos y barrios ubicados en el medio rural o pueblos pequeños. Decimos que era un desprecio, porque estas casas; eran muy pequeñas, con acabados deficientes, construidas con bajo nivel técnico aun cuando siempre exista la experticia del venezolano, los materiales no escapaban de esta mezquindad, se daba el caso que hasta las puertas del baño no llegaban al piso y las piezas sanitarias eran de plástico de muy mala calidad. Los gobiernos o autoridades de la época, parecían tener el criterio, que el humano pobre, por ser de esa “condición” estaba marcado como una subespecie humana, quien debía vivir o sobrevivir en las peores condiciones porque supuestamente, no tenia derecho a un buen vivir.

Nos hemos informado con una noticia de prensa, en la cual, el presidente del BANHAVI, informaba sobre la creación de un programa de construcción de vivienda rural, de ese organismo revolucionario, esto me llamo la atención poderosamente, porque ese término y el programa me huelen a discriminación. Espero equivocarme, pero cuando aparecen los calificativos que suenan a mote, al no ser necesarios en la identificación de la vivienda, se convierten en discriminación. Pienso, sí queremos hacer justicia debemos eliminar esa clasificación grosera, que se ha utilizado siempre para escoger el tipo y la capacidad del hábitat según la persona, eso es prejuicio y discriminación, no podemos alcanzar el máximo nivel de vida humana si partimos siempre de la premisa de mas necesitados, de pobres, de excluidos, creo que lo mejor es partir de la satisfacción de las necesidades máximas del humano, de ahí en adelante cualquier persona que quiera exagerar su satisfacción, -es su problema-, ya verá esa persona, sí es glamoroso hacer el ridículo de malgastar exageradamente sin ninguna necesidad, además de sucumbir al consumismo y -¿Por qué, no? pagar el impuesto que se le impondría, por fatuidad, exageración, sofisticación y por bolsería.

La vivienda rural, lo que debe que tener de especial, es su adaptación al medio ambiente, su construcción debe ser honestamente fuerte y resistente, recalco el término honestamente, porque lamentablemente en el pasado nefasto, hasta en este nivel la corrupción campeaba por sus fueros. La vivienda del pobre, sea rural o citadino debe ser dotada básicamente, con dos áreas de hábitat suficientes y cómodas. A saber, un área social, sala cocina, comedor; otra área privada tres habitaciones amplias y cómodas más dos baños, la casa debe contar con la posibilidad de una ampliación futura, del área privada sí la familia crece en el futuro. Es necesario mantener como premisa, que no se debe desmejorar jamás, la calidad y el confort de la vivienda, para hacer economías con la construcción del hábitat, no debe obviarse tampoco, dotar un área exterior suficiente para el patio, jardín o huerto. Estos requerimientos máximos para el hábitat del humano socialista, debe siempre privar para todos los venezolanos. Para ello debe incluso legislarse para que no se convierta el hábitat como un motivo de lucro y competencia entre las personas.

Otro punto que se debe abordar con mucha inteligencia previsiva, incluso hasta en las viviendas que por su condición especial, resulten viviendas aisladas; debe ser el URBANISMO, el cual establece la relación optima entre el humano y el medio ambiente, relación que debe ser una interacción vital. Además el diseño del urbanismo debe ser motivado por el objetivo primordial de brindar al humano el mejor nivel de vida, que no se vea la casa como un dormitorio solamente, el urbanismo debe incluir además de los interese básicos del humano, la fuente de empleo y sustento, el recreo y el esparcimiento, la educación para la vida y la instrucción para el trabajo y otros. Esto no debe asumirse como un hecho imposible de realizar en los asentamientos humanos ya establecidos. Porque, sí, esto se establece como una obligatoriedad para ser feliz, lo tendremos que hacer, el objetivo lo obliga.

Una casa o apartamento básico, dotado con el máximo de comodidad y confort, no debe verse como un uniforme, seguro estamos que este hábitat ideal es completamente viable. Los venezolanos hemos demostrado gran experticia y creatividad, y podemos derrochar habilidades para romper la supuesta monotonía, que pueda sugerir un modelo básico de hábitat.

¡¡VENEZUELA SE RESPETA!!!!!

¡¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!!!!!

¡¡PALANTE COMANDANTE!!!!!


wiliancastillop@gmail.com

twitter. @castiper

http://misiondignidadhumana.blogspot.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5023 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a130019.htmlCd0NV CAC = Y co = US