Plan Colombia: ¿de arma de guerra a instrumento para la paz?

Credito: AFP / Sputniknews

4 oct. 2015 - Estados Unidos prevé reorientar su millonaria inversión del Plan Colombia al objetivo de lograr la paz en un país castigado por el conflicto interno más largo dentro de América Latina.

¿Puede convertirse un arma de guerra en un instrumento para la paz?

El Plan Colombia se constituyó en 1999 a través de un acuerdo entre los Gobiernos de Colombia y EEUU, bajo las administraciones de Andrés Pastrana y Bill Clinton, respectivamente, con el objetivo de luchar contra el narcotráfico en un país sumido en la violencia que ya a finales de los años 90 acumulaba más de tres décadas de conflicto armado.

Colombia pasó a ser uno de los principales receptores de asistencia militar de EEUU en todo el mundo gracias a este plan, un acuerdo que desde su inicio suscitó fuertes críticas.

"En teoría debía ser una ayuda de EEUU en materia presupuestal y en asesoría a las fuerzas militares de Colombia con el propósito de avanzar en la lucha contra el narcotráfico y las drogas ilícitas, pero en la práctica fue destinado a la ofensiva contra insurgentes", criticó el senador Iván Cepeda, del izquierdista y opositor Polo Democrático, en diálogo con Sputnik Nóvosti.

"El plan no se concentró en zonas donde había cultivos de uso ilícito, sino donde estaba ubicado el mayor poderío de las FARC", agregó Cepeda.

Se calcula que EEUU invirtió en este acuerdo unos 700 millones de dólares anuales, lo que sumaría más de 11.000 millones de dólares en 16 años de funcionamiento. Pero las cifras divergen según las fuentes.

Militarización de Colombia

Mediante el Plan Colombia se enviaron al país sudamericano cientos de asesores, contratistas y otros expertos en guerra de guerrillas de EEUU y de otros países, así como armamento sofisticado y apoyo logístico.

La estrategia permitió modernizar por completo a las Fuerzas Armadas colombianas para soportar largas estadías en terrenos difíciles y climas muy duros, aprendiendo lecciones que ya conocían los insurgentes campesinos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP).

Pero además de esa modernización, en opinión del senador Cepeda, el plan también "significó la duplicación en número de las fuerzas militares y policiales y una militarización de la vida colombiana en todas sus versiones".

El Plan Colombia, continuó Cepeda, coincidió con la doctrina del Gobierno de George Bush (2001-2009) de la lucha contra el terrorismo, que tuvo su auge a partir de los atentados del 11 de septiembre de 2001, y "tuvo como versión colombiana de esa doctrina la llamada seguridad democrática del primer y segundo Gobierno del expresidente colombiano Álvaro Uribe" (2002-2010).

Violaciones de los derechos humanos

"Esa combinación entre grandes recursos y presencia militar estadounidense en Colombia y una doctrina donde los derechos humanos pueden ser sacrificados, siempre y cuando se obtengan resultados en la acción antiterrorista, dejó en Colombia un cuadro muy preocupante de violaciones de los derechos humanos", sostuvo el senador.

En ese sentido, hubo unidades militares que recibían las ayudas de EEUU que fueron acusadas de perpetrar falsos positivos, es decir, asesinar a civiles para presentarlos como guerrilleros muertos en combate, explicó Cepeda.

"En esos años aumentó la desaparición forzada, el asesinato de defensores de los derechos humanos y líderes campesinos, además del espionaje hecho a través de los organismos de inteligencia del Estado", denunció el político colombiano.

Nueva etapa

EEUU redirigirá los recursos del Plan Colombia a financiar el período posterior a la firma de paz entre Bogotá y la guerrilla de las FARC, según anunció el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, tras reunirse este jueves en Nueva York con el secretario de Estado de EEUU, John Kerry.

Santos aseguró que una vez firmado el acuerdo final de paz, previsto para el 23 de marzo de 2016, el Plan Colombia tendrá un enfoque de corte social, con el fin de implementar los acuerdos que se alcancen en La Habana entre el Gobierno y las FARC.

Entre los beneficios que tendrá esa nueva orientación de recursos, dijo el presidente Santos, se encuentra un mayor apoyo a la sustitución de cultivos ilícitos y a la preservación del ambiente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3580 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/n278649.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO