Hermenéutica, semiótica y su semántica para la verdad discursiva socialista

Del concepto semántico y los fundamentos de la verdad y las relaciones y modos de reproducción social socialista

Un dilema que nos trae llenos de antagonismos de clase a la división social del trabajo; división; técnica, social, económica, y todo ello involucrada en la dinámica política comunicacional como acertada teoría necesaria de un país que trata de consolidar  el ajuste comunicacional del discurso semántico coherente en torno a tan vital disciplina social en el imprescindible rol del papel eficientemente, efectivo y productivo  de las funciones sociales de los medios de comunicación. Medios  como poder disuasivo o persuasivo o de mera información objetiva, apropiados del conocimiento a difundir desde distintos escenarios como fuentes generadoras de ¿información o conocimiento? para la praxis social transformadora proveniente de la verdad rigurosa en el método dialectico científico comunicacional para y en el ejercicio del poder del Estado constitucionalmente establecido

La comunicación popular frente a los nuevos retos de la revolución bolivariana y sus conocimientos de contenidos universalistas
Así, el poder no es solamente de quien lo ejerce, también de quien lo entiende comprendiéndolo y  solo adquiriendo conocimiento verdadero ejercemos detentando el poder, pero sus estructuras que le organizan no son solo desde lo socio técnico administrativo para su empoderamiento efectivo eficaz, sino también en lo cognitivo ¿deben poseer que tipo de carácter teorético estructural inclusivo eficaz de mayorías?, es decir el uso pertinente del análisis deductivo como la esencia filosófica de la comunicación humanista en sus operarios que lo somos todos destinatarios, incluida la oposición que se vale de ello, provisto vanguardia revolucionaria en su lenguaje con carácter semántico de la verdad y no hermenéutica clasista, sus fundamentos socializantes de saberes así lo exigen en revolución.
¿El reflexionar ante hechos relevancias y contextos, bajo qué criterios teóricos es para la información de verdad valida, precedido o no  de lo ideológico que le suprima es básico a máximo?

¿Es materia sustantiva del tratamiento comunicativo una verdad contextual limitada a la medida de los intereses o una verdad contextual ilimitada valida es garantía de la ideología que le principia, sin contradicciones ambiguas de identidad?

Por medio de tablas a escalas de  verdad social estadística con su contenido y fundamentos semánticos en el tratamiento de la comunicación; aclarando, noticia como información oportuna, veras, objetivamente concreta sin añadiduras ni pareceres personales.

Opinión con fundamento critico devenido a bien del conocimiento, ¿en respaldo de qué?
El carácter semántico de la verdad; su comunicación, información  y conocimiento y su ineludible carácter atinente
De una realidad que contenga la verdad surge la información y si se quiere el conocimiento, Pero es que acaso existe una verdad definitiva? ¿Es conocimiento verdadero? ¿O es una arista expuesta como fiel dilema de luchas de clases ideológicas?
El tratamiento periodístico debe ser un proceso pulcro, oportuno, inmediato, objetivo, ¿pero con que objeto? independiente  en primer lugar, luego, si quiere estar precedido por juicios de valores doctrinarios e  ideológicos, es aceptable, pues es el “deber ser”, imposible suprimirse ante tal eventualidad, esa es la lucha de clases manifiesta ideológica intelectual emprendida y  aceptada en la real politik mundial nacional actual, pero, deben ser capaces  además formar con métodos educativos en conocimientos para nuevas categorías populares de periodismo emergentemente crítico, y que el gobierno atienda el hecho noticioso atenido en un sistema jurídico que le garantice seguridades
 

El conocimiento por eso es poder, y la información humanista en nuestro caso de doctrina socialista  además de veraz  debe obligatoriamente de ser fundamentada con razonamientos de conocimientos de causas para lograr  opiniones de altura, captar concurrencias como confianza en la audiencia, -el socialismo o el humanismo ilustrado- atraerá así la espectacularidad atractiva de la necesaria emergente comunicación critica, el anti show, una comunicación popular en valores regenerativos sociales que  se nutre de ello de la investigación de la verdad y su método de elaboración para su comunicación y difusión eficiente.


Aun más,  ante los  variados procesos de indistintos  hechos sociales sensibles suscitados en todo momento y, otros más allá de los sensibles, los diagramas discursivos dirigidos a la razón, al tribunal de la razón del pueblo no fallan en su hermenéutica por ser descifrables de finos valores humanos, una ventaja sensible para abundar en los mensajes inteligibles como tratamientos discursivos revestidos del carácter subjetivo de la opinión lucida y asertiva del socialismo XXI, -no soez y sesgada-, que deben abordarse en sus distintas aristas practicas al ser analizados con disciplina, ciencia, método y filosofía dentro de una ideológica que le subsume categorial como dominio de la plural escena política social en el ejercicio de la información nacional e internacional al servicio de la justicia social para la paz con contenidos éticos propios en derechos humanos efectivos.

Así se logra concurrencia y confianza porque se suministra conocimiento el cuál cautiva audiencias. La garantía de la comunicación popular el conocimiento de opinión, más allá del creer el saber
 

Ciencias de la comunicación, su filosofía y método
Finalmente, fundamentados y tratados por especialistas en formación de la filosofía del lenguaje para la comunicación social, en revolucionarios competentes en psicologías de la comunicación, tanto de teorías en la comunicación capitalistas como socialistas entre  otros, es la manera de ser críticos semánticos por comparativas analógicas abiertas
Al pueblo nos cautiva el carácter crítico de las doctrinas reivindicadoras humanistas, el debate entre lo malo y lo bueno, permitir esa  libertad del “ser” socialista de los enfoques periodísticos es lo que logra la persuasión o la disuasión popular, una pedagogía periodística con sus estrategias, que es lo que está en pugna y, no hacer del debate una réplica incansable de clichés y slogan de consignas emocionales, necesarios en otros escenarios, pero no en la reflexiva  prensa para el conocimiento a juicio popular.
 

Ideologías de la comunicación y su conocimiento
Los mensajes que tratan de desvelar  la verdad  más allá de sus apariencias e intereses de clases son los derivados del conocer-conocimiento crítico constructivo, los llamados  inteligibles que necesitan del juicio de conceptos en distintos escenarios, para formalizar decantando con fundamento aquellos tratamientos revestidos del carácter subjetivo de la línea editorial o individual como opinión. El periodismo comunal no juega al individualismo.
 

Dirigidos asertivamente al juicio intelectivo, que ayude como facilite a deducir al razonamiento libre y no inducido del pueblo,  -los discursos del fascismo ilustrado lo han interpretado exitosamente así desde mucho tiempo atrás-,  por eso eventualmente manipulan convirtiendo el medio en el mensaje, encriptando semióticamente la semántica así desvirtuada.

Pero su discurso  aunque en mucho es sesgado es bien estructurado, lo someten al esquema lógico formal, aunque falaz de contenido se sostiene, atrapa masas de audiencias colectivas inducidas engañosamente porque es elaborado eruditamente-técnico y de allí su carácter manipulador seductor de “interés del capital hacia el nuevo orden mundial”  y atrayente dirigido en elites de sets de espectáculos, pues el cuento entretiene cuando es ficción informativa, porque se cuelan los elementos atinentes sesgados que intervienen como protagonistas reales.

Mas entonces el cuento sesgado mismo es advertido cuando hay preparación académica ideológica situacional, así, si existe crítica que le deduzca comparativo virus malévolo, por ello hurtan símbolos y signos que existen independientemente en la realidad del mundo emotivo y sensible, no en la razón intelectiva. “El fascismo ilustrado según Marx”
 

Dotémonos pues de filosofía del conocimiento y técnica adquirida periodística y disminuyamos las contradicciones internas de clase
Así, la opinión ajustada a derecho es exitosa como proporcionalmente concurrida, la celebramos, precedida por la vital esencia de la ciencia, su método y su filosofía, como lo es; el análisis crítico del discurso intelectivo, donde hay que investigar desde los distintos sistemas políticos de gobierno, conociendo el enemigo sus teorías comunicacionales, -hay que conocer el enemigo-, si es el caso, en cuanto a ideologías se refiere, para no dar al traste con  la ineptitud del foquismo religioso como comunicadores populares graduados o no y, hacer del tratamiento comunicacional un fenómeno coherente atractivo en su mensaje por su verdad reivindicadora, su medio, y su fuente, ¿Y, por qué no? En un estadio espectacular emergente de nueva categoría social como el estado social empoderamiento comunitario regional e internacional venezolano, apropiándonos de una herramienta bien lograda por las comunicaciones del sistema de gobierno con una teoría comunicacional emergente crítica contra lo positivo estructuralista capitalista

Las premisas del conocimiento informativo profesional como poder de Estado; ese es el reto para sus conclusiones verdaderas, no los antagonismos ni contradicciones de clase; de si es o no periodismo popular o académico
 

¿Cuál es el mensaje; el hecho o el medio?
Debe ir precedido del manejo de las crecientes e innovadoras técnicas informáticas junto a los métodos académicos que suministren el conocimiento específico para su abordaje de nuevo tipo esencial comunicativo de la “verdad socialista” ya sean empíricos o no, pero con método, para ser profesionales.
Es decir, conocer de filosofía política, teoría y praxis de la comunicación comunitaria, su sociedad practica como teórica es obligado para poder dar criterios asertivos fundados en razones universalmente validas de verdades como causas, o principios sociales; de allí el carácter atrayente, incluyente y atractivo que lograría  la eficaz, efectiva y eficiente comunicación popular, por decir un ejemplo con políticas para la praxis comunicacional y adquisición de métodos y saberes e instrumentos jurídicos indispensables  a  la categoría en ciernes del ejercicio periodístico popular venezolano.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1863 veces.



Alejandro Álvarez Osuna


Visite el perfil de Alejandro Álvarez Osuna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alejandro Álvarez Osuna

Alejandro Álvarez Osuna

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /medios/a184543.htmlCd0NV CAC = Y co = US