Ideas para el debate

Acerca de una exposición de motivos para una ley de comunicación popular

Con mayor énfasis, a partir de febrero de 1999 –cuando legítimamente asumió la presidencia el ciudadano Hugo Chávez-, la sociedad venezolana ha resentido las efectos negativos para su sano desarrollo y para la protección de su vida, su producción y reproducción, todo ello previsto en la Constitución Bolivariana, del uso intensivo de los medios de comunicación privados, y alejados del "deber ser" como servicio público, con el fin de presentar una sola versión de la realidad, situación que de manera contundente se hizo pública y notoria los días 11, 12 y 13 de abril de 2002, cuando sus propietarios propiciaron y establecieron un virtual silencio mediático que pretendió ocultarle a la opinión pública nacional e internacional los graves acontecimientos desencadenados cuando un grupo de ciudadanos del ámbito civil y militar pretendió interrumpir el hilo constitucional, propició la violación de los derechos humanos, procediendo para ello a detener y secuestrar a un presidente legítimamente electo e imponiéndole a la nación un gobierno de facto.

El fracaso de esta intentona anticonstitucional obedeció, en no poca proporción, a la “astucia” de un grupo de venezolanos y venezolanas que, sin detenerse a repara sobre los riesgos implícitos, incluso para sus vidas, se dio a la tarea de difundir masivamente su versión de los hechos de aquellos aciagos días, echando mano de los recursos comunicacionales disponibles en ese momento, desde los más artesanales y rudimentarios hasta los mas sofisticados, reivindicando con esta acción la labor histórica de quienes no sólo en Venezuela sino a nivel mundial han venido históricamente dando la batalla por el derecho a la comunicación y a la información contra todo intento de confiscar este sagrado derecho humano por parte de poderes fácticos, que es precisamente esencia de esta condición.

Esta batalla es hoy crucial para la supervivencia misma de las naciones libres y soberanas, pues se libra contra una poderosa maquinaria mediática global que al unísono intenta debilitar la conciencia nacional de los pueblos con estrategias de manipulación mediática, asociadas a intereses de sostener en el tiempo estados de dominación imperiales; y cuando por el contrario, es público y notorio hoy en nuestro país, que es la elevación de ésta la única garantía de preservar nuestra integridad territorial e histórica como pueblo con una propia identidad sociocultural, antes tal amenaza; así como preservar nuestras conquistas políticas, económicas y sociales.

Siendo como es que hoy en Venezuela es también público y notorio que decenas de miles de ciudadanos y ciudadanas han decidido consagrar su vida a la labor de mantener verazmente informados a sus compatriotas, dedicándose a desarrollar en la práctica cotidiana la que, por su origen desde el tejido social de base (desde abajo), no puede sino calificarse de comunicación popular, alternativa y comunitaria, en sus diferentes formatos: impreso, radio, televisión, digital, muralistas y otros, requiriéndose por lo tanto legislar específicamente en el marco de lo contenido en los artículos 2, 3, 57, 58, 67 y 70, 333 y 350 de la Constitución de la república Bolivariana de Venezuela, para dotar de una ley que norme está práctica social positiva.

En fin, un medio de comunicación popular, alternativo y comunitario es aquel que con su labor informativa y comunicacional, autónoma y corresponsable, logra que se constituya una estado de opinión pública que transversalice las acciones sociales e individuales cotidianas en correspondencia con los postulados de este articulado constitucional, que además están subsumidos en otras leyes hoy en vigencia, y que se proyectan en la vida en comunidad de comunicación, tanto vecinal-territorial como gremial, entendidos éstos últimos cómo los referidos a sectores específicos y sus intereses y/o reivindicaciones históricas: trabajadores, campesinos, estudiantes, mujeres, sexodiversos, afrodescendientes, intelectuales y científicos.

*Inegrante de la coordinación nacional del Movimiento Social de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC)

mov.soc.mac@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1651 veces.



Carlos Machado Villanueva*

Integrante del Movimiento Social de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC).

 mov.soc.mac@gmail.com

Visite el perfil de Carlos Machado Villanueva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: