"Leopoldito" no se "reunió" con Obama

En la foto aparece “Leopoldito” saludando al candidato demócrata como cualquier fan

En la foto aparece “Leopoldito” saludando al candidato demócrata como cualquier fan

23 de junio 2008. - Antonio Núñez explica en este artículo que “Leopoldito” aparece en la foto saludando al candidato demócrata como cualquier fan, sin que hubieran posado para una foto formal. "La actitud de su rostro es la misma del día que entregó las 'firmas chimbas' en el CNE para el referéndum revocatorio de 2004, en otras palabras, de emoción incontrolable". sentenció Nuñez. A continuación el referido artículo:

Si yo fuera asesor de imagen de Leopoldo López le hubiese suplicado no difundir la fotografía en la que aparece junto al candidato demócrata a las próximas elecciones de Estados Unidos, Barack Obama. Sin embargo, es evidente que el verdadero equipo de apoyo de “Leopoldito” entendió que, en su lógica mediática siempre errónea, debía mostrar una evidencia ante la opinión pública nacional para brindar a sus seguidores (creo que sólo a ellos) una garantía de legitimidad. Eso sí, legitimidad de un evento que en realidad no sucedió como lo intentan mostrar los medios nacionales.

Mis motivos para pedir a “Leopoldito” que no mostrara esa pequeña foto es que la misma no aguanta un breve y empírico análisis. Un estudio que seguramente ya lo han hecho todas y todos los compatriotas críticos, gracias a la insistencia de los medios de oposición de “colocar” en la palestra pública dicha prueba.

No hace falta ser un semiólogo o un analista del discurso para emprender el estudio de la gráfica. Basta con notar algunos detalles que no favorecen para al pre-candidato a la Alcaldía Mayor (¿todavía lo es?). En primer lugar, hay que notar que esa foto es incidental. A diferencia de otras situaciones, en fotos hechas a partir de encuentros de este tipo, las personalidades posan e incluso el equipo de asesores “produce” o hace una pequeña producción para mostrar lo mejor posible lo que ocurrió. ¿Qué quiere decir esto? Pues que mínimo se destina un sitio especial para la toma y la gráfica la hace un profesional. Ello porque no puede tomarse una “foto oficial” que no favorezca al candidato presidencial. Vemos claramente que éste no es el caso. En la foto aparece “Leopoldito” saludando al candidato demócrata como cualquier fan, supuestamente luego de la reunión en la que participó con otros alcaldes del hemisferio. Además no es posada y fue hecha, a todas luces, con una cámara portátil.

También le hubiese recomendado a Leopoldo López no difundir esa foto, pues semiológicamente le desfavorece. La actitud de su rostro es la misma del día que entregó las “firmas chimbas” en el CNE para el referéndum revocatorio de 2004, en otras palabras, de emoción incontrolable; y un precandidato no puede demostrar ese tipo de descontrol. En cambio, la actitud de Obama es de elegante y distante deferencia ante el saludo emocionado de un fan en un evento público, colectivo, multitudinario. Esto queda evidenciado también por la acción de Obama de colocar amablemente su mano sobre el hombro del venezolano, en clara prueba de tratar de ofrecer calma y sosiego ante la emoción de un admirador que tal vez de manera atropellada balbucea palabras: “Candidato, candidato, en Venezuela estamos con usted porque allá Chávez…”.

Por último, respecto a la foto, la conformación del cuadro fotográfico no ayuda simbólicamente al alcalde de Chacao, pues su rostro está ubicado muy cerca del cuadrante inferior izquierdo y el del candidato demócrata se encuentra en el cuadrante superior derecho. Esto no lo pone en igualdad de condiciones (ambos como candidatos), sino que refuerza su minusvalía en el encuentro (de fan o un invitado más al ágape).

Un seudo-evento

¿Estuvo Barack Obama en la reunión de alcaldes del hemisferio? Eso nunca lo sabremos pues en las gráficas difundidas en Internet muestran a Obama en una reunión que sucedió el mismo día pero con alcaldes de Estados Unidos, tal como lo anuncia la página oficial de los mandatarios locales estadounidenses (http://usmayors.org/default.asp) y el sitio del evento (http://usmayors.org/76thAnnualMeeting/). Si revisan allí la agenda del encuentro de cinco días no se mencionan alcaldes de América Latina por ningún lado.

Asimismo, en la página oficial del candidato a la Presidencia de EEUU (http://my.barackobama.com) sólo se reseña su encuentro con alcaldes de esa nación y en un video de la reunión no hay referencia alguna a Venezuela o a actividades con autoridades extranjeras.

Es curioso entonces que el equipo de Leopoldo López difunda dos grupos de fotos. El primero con la única foto en la que aparece el alcalde de Chacao con Obama y, un segundo grupo, con las fotos que difunden los “alcaldes del hemisferio”, en las que, ¡sorpresa!, no aparece por ninguna parte Barack Obama. Es la clásica estrategia política de crear un seudoevento, al intentar asociarlo discursivamente con otro de igual naturaleza. ¿Qué es un seudoevento? Un hecho que no ocurre en la realidad real, pero que se intenta construir en lo mediático para favorecer intereses particulares.

No obstante, sí hay que reconocer que los dos eventos, según medios internacionales, coincidieron el mismo día y el mismo lugar: el Hotel Intercontinental de Miami, Florida. Pero ningún medio de comunicación en el mundo los asocia. Perdón, sólo implícitamente Venezuela.

También despierta suspicacia que los medios venezolanos que hacen eco de esto (no sé cómo llamarlo) advierten que fue el alcalde de Chicago, Richard Daley, quien le expresó a Barack Obama su “preocupación” por la situación de Venezuela en cuanto a las inhabilitaciones de algunos candidatos a las próximas elecciones regionales. No se menciona nunca que fue el propio López. Esto nos hace pensar que la única relación que existe entre los dos eventos: el de alcaldes de EEUU y el de burgomaestres del hemisferio, es que los segundos simplemente fueron al “sarao”, montaron un evento paralelo y buscaron por todos los medios posibles tomarse la foto con el candidato (sólo tuvieron éxito Leopoldo López y el alcalde de Lima, Luis Catañeda: haga click aquí). También se puede concluir que los alcaldes latinoamericanos se reunieron en Miami para aprovechar el encuentro de mandatarios locales estadounidenses, con lo que se buscó asociar discursivamente ambos eventos, que en realidad no tuvieron relación directa y oficial, salvo las reuniones bilaterales, en las que seguramente se celebró la de Leopoldo López y el alcalde de Chicago. No obstante, resulta “raro” que en la página web del alcalde de Chicago no hay mención alguna del encuentro, de su “preocupación” por Venezuela, mucho menos de su encuentro con Obama (haga click aquí).

¿Es curioso todo esto no? Por ejemplo, coloquen en Google las palabras “Leopoldo Lopez Richard Daley Barack Obama”. No encontrarán nada.

* ¿Periodista y profesor (UCV)


Esta nota ha sido leída aproximadamente 20364 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas