¡Y: La bestia cedió ante el pueblo!

“ Nada hay oculto entre tierra y cielo” así dice una máxima religiosa. Pero lo que le acaba de ocurrir al imperio maldito a través de sus zángano protegido en el medio oriente (ISRAEL), es la lección mas valiosa que un pueblo, que no dispone de armas y tecnologías de matar de ultima generación, puede dar a unos engreídos facinerosos que se creen que por ser portadores de la muerte tecno- científica, puede subyugar a los corazones de seres que no tienen un precio material mas allá de la libertad. La hazaña del glorioso ejercito popular del hezbolá. Ante la mediocre posición de superioridad del ejercito Israelí. Dándoles lecciones de grandeza, al enfrentarlos en batalla y obligándolos a bajar del pedestal de la soberbia, para negociar de igual a igual la liberación de prisioneros de ambos bandos.

La conducta criminal que durante decenas de años ha usado el ejercito sion-judio, en contra de los pueblos árabes, en especial el pueblo Palestino y el pueblo libanes, se destaca por el carácter insensible y bárbaro a la hora de atacar a los habitantes civiles indefensos en sus casas, escuelas y hospitales. El largo historial de violencia y odio israelí en contra de las naciones originarias de esas tierras, pasa por el uso de bombas de racimo, gases tóxicos, tanques de guerra contra personas civiles, el derrumbamiento de casas de habitación , escuelas y hospitales civiles, el asesinato selectivo y premeditado de los lideres, la expulsión de sus tierras ancestrales, la destrucción de la agricultura, y la conversión de los espacios territoriales, en campos de concentración sin ningún servicio, alimentos ni agua. Una verdadera aplicación de las técnicas del nazismo mas refinado y antihumano. Un verdadero holocausto, no como el falso holocausto judío, que pretenden vender al mundo (que realmente fue una acción de delación y traición de unos contra otros), juego de intereses económicos judíos.

La acción de resistencia y coraje del ejercito del hezbolá, merece un reconocimiento y alabo, por sus contundente triunfo al derrotar al enemigo sion-judio, en el campo militar y en el campo político. Así es que se defiende la soberanía e independencia de un pueblo. es un ejemplo digno de tener en cuenta a la hora de defender los intereses nacionales de cualquier nación acosada por el imperio y sus títeres criminales serviles.

Pero para que el pueblo Árabe Palestino logre su victoria definitiva sobre el enemigo imperial, es necesario el apoyo de todos los hombres y mujeres del mundo, que creen en la justicia y los derechos de los pueblos a la auto determinación e independencia. Para ello la conjugación de los interese de los pueblos del mundo, en contra del imperio capitalista y explotador, se debe convertir en un instrumento internacional muy solido y organizado, capaz de dar respuestas en tiempo record y efectivo. Una Organización de naciones independientes y libertarias del mundo, conformada en un solo bloque mundial, que sustituya las ya corroídas ineficaces estructuras de la ONU.

He allí la propuesta ¿ serán capaces los países del mundo de romper el cerco tendido por el imperio del mal? Tienen mas que ganar y menos que perder, reventando los amarres de presión que hasta ahora les han esclavizado. Estamos en tiempos de tomar decisiones que dignifiquen a los pueblos. Es ahora o nunca.

javiermonagasmaita@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2120 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a60632.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO