Tanta droga decomisada no es casualidad, tampoco solo negocios: es un arma de ataque

     La inmensa cantidad de droga decomisada en Venezuela después de la salida del país del cartel de la DEA, no es casualidad, tampoco lo es el desplazamiento programado de los narco paramilitares colombianos, asesorados por los narcos servicios de inteligencia de Israel y USA hacia nuestras barriadas y pueblos del interior de Venezuela.

       En este momento en Venezuela se está desarrollando una campaña de captación, sometimiento sicológico y por el vicio, de la juventud. Esta penetración silenciosa y perversa es la continuación de la que se hizo en México hace aproximadamente 12 o 15 años y que llegó a su punto culminante con la fortaleza militar, económica y territorial de los carteles de la droga. El objetivo supremo de esa acción es destruir la capacidad de resistencia del pueblo o la sociedad en si,  a la penetración cultural y a la  invasión colonial que terminaría por esclavizar a toda la población a los intereses sionistas yanquis. Esa seria la continuación de la arremetida contra Colombia, que fue el primer objetivo. Ahora vienen por Venezuela.

     El hecho de cambiar la justificación de las intervenciones desde el comunismo, al terrorismo y al narco trafico después, es solo el pretexto para posesionarse de los centros de producción y distribución  en alto volumen de esas sustancias y así manejar el negocio que es usado como comercio y como arma de destrucción de los países con riquezas naturales necesarias para mantener al imperio. En realidad esta es una  forma de guarra menos costosa y riesgosa para el imperialismo. Por eso es que donde llegan sus  tropas, lo primero que florece es la producción de drogas y los crímenes en masas.

      Por cada tonelada de droga decomisada se debe distribuir en el país 4 o cinco veces  ese volumen, igualmente una cantidad similar va para Estados Unidos y otra para la Europa del turismo narco prostituto.  En este negocio también tienen las manos metidas como socios las oligarquías de esos países y las derechas genocidas, sobre todo la basura derecha española franquista y fascista.

       En nuestras calles de barrios, pueblos y urbanizaciones, ya es común el saber donde se vende o distribuye esa maldita droga, incluso existen zonas que se caracterizan por tener  abundancia de esas sustancias para la venta a cualquier hora y fecha ¿quien de los que leen esta nota no sabe o escucha de zonas de venta de estupefacientes en su sector o cerca?

        Al narco imperio sionista yanqui, le interesa Venezuela sobre manera y ese interés exige minimizar la resistencia a una dominación; la mejor forma de lograr ese objetivo, es neutralizando la capacidad critica de las personas y distraerlas en asuntos de poca importancia, matar la autoestima y el apego a los valores propios en lo cultural, económico y social e imponiendo nuevos valores de identidad.

      ¿Conocen la cantidad de victimas mortales que produce la droga en nuestro continente? La adicción a esas malditas sustancias, producen victimas en el volante, en la calle, en el mar, en el aire, por armas de fuego, por armas blancas, por objetos contundentes, por problemas de salud, violencia angustiosa, robo, atraco,  inseguridad provocada, dolor, pesar, desnutrición, complejos de superioridad e inferioridad . Es decir la droga está presente en casi todos los fenómenos de muerte violenta que suceden en nuestra región. La  misma delincuencia es producto y consecuencia del narcotráfico o mercado de la droga, la disolución de los núcleos familiares, es en su mayor proporción culpa de la droga, la música ha sido relacionada con la droga en eventos, donde los mismos grupos musicales son sinónimo de droga. Pero lo peor, es que esa calamidad, es usada como arma de destrucción masiva por los gobiernos Norteamericanos de turno, desde Nixon para acá. Ya en la guerra de Vietnam, la droga era el factor valor que convertía el miedo en coraje temporal, pero que acabó por hundir a la juventud Norteamericana en el mayor monstruo consumidor de drogas. Y que tiene lastimosamente a ese sector de la población atada a l vicio de los narcóticos. La misma siembra, distribución y consumo de marihuana, tiene en Estados Unidos el mayor exponente de esa pervertida explotación. Solamente el estado de California, tiene el record denigrante de ser la numero uno en todas las etapas de la mercantilización de la marihuana y de las llamadas drogas sintéticas (anfetaminas).

                                                                          Fin primera parte

                                                  

   javiermonagasmaita@yahoo.es                                    javierdelvallemonagas@gmail.com
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1139 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a109604.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO