El Congreso del PSUV, la ONU, el CEN de AD y la Institución del Dedo

“Todas las personas son iguales ante la ley”

Art. 21 CRBV

En más de una oportunidad y desde cualquier lugar del mundo; el comandante, líder indiscutible y hacedor básico de la revolución venezolana nos ha comunicado su idea de cómo las potencias idearon y crearon la Organización de las naciones Unidas (ONU) bajo un esquema que les permitió dividir al mundo y hacer posible cualquiera barbaridad y atrocidad.

Las ONU la conforman aproximadamente 188 países y 14 integran el Consejo de Seguridad escogidos “rotatoriamente”, pero cinco son permanentes y sólo el 2,7% de esos 188 países, es decir los cincos permanentes, tienen la potestad de aplicar para resguardar sus intereses, una institución denominada derecho al veto, que generalmente utilizan para imponer una canallada e impedir que un acto humanitario se concrete.

Ese “derecho al veto” ha hecho posible por ejemplo, que el Estado de Israel haya cometido cantidades de actos criminales contra el pueblo Palestino. Estos actos criminales para ejecutarse han requerido del concurso de Estados Unidos, que para hacer del Estado de Israel lo que es (Estado Asesino), utiliza esa institución de “derecho al veto” e impide así, la aplicación de alguna resolución de la Asamblea General de la ONU. He oído al comandante Chávez en cadena expresar su inconformidad por esa “democracia” tan particular que toma cuerpo en un consejo de seguridad que lo manejan cinco países pasando por encima de la Asamblea General que debería ser la máxima autoridad.

Un país representado por un hombre puede más que la voluntad y decisión de 188 países. Lo democrático sería: Cada país un voto y todos los votos recogerían la voluntad de los países representado en la ONU.

He oído a varios de los nuestros, cuestionar una institución que se dio Acción Democrática en los tiempos en los cuales funcionaba el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y que se reunía todos los lunes para debatir sus proyectos de entrega del país. El CEN y otras instancias de ese partido, tenían la institución conocida como la de los “miembros natos”, a través de la cual, los dinosaurios de AD se aseguran permanecer indefinidamente en instancias donde se tomaban las decisiones.

En momentos de la democracia participativa y protagónica, se tiene ahora conocimiento de una institución en el PSUV, que en nada riñe con esos procedimientos que se cuestionan desde este frente y que se resume en una “norma” a través de la cual; el Presidente y Comandante de este proceso, tiene la facultad de designar entre 80 y 160 delegados para el Congreso de Noviembre. La información no es producto de una manipulación mediática, fue ofrecida por Jorge Rodríguez este miércoles 21/10/09, muy lejos todavía del día de los inocentes.

En esa información ofrecida a los medios, Jorge Rodríguez expresó:

“(…) además de los 780 delegados regionales, participarán entre 80 y 160 delegados nacionales que serán escogidos por el Jefe de Estado para completar cerca de mil personas que deliberarán sobre la tesis programática de la tolda, sus estatutos y otros documentos”

Entiendo que Chávez en ideas, voluntad y acción tiene una capacidad que es muy difícil encontrar en un humano. Entiendo también, que Chávez es el alma de esta revolución y esa condición le garantiza muchas prerrogativas y privilegios, pero una “norma” como esta, Chávez no debería utilizarla. No le hace falta para demostrarnos su liderazgo y capacidad de conducción.

Se necesita con urgencia crear y promover la cultura de la participación para cada quien con su trabajo político y comunitarios vaya construyéndose su camino dentro de la organización. No parece muy saludable una “alternativa” que presenta las mismas caras para ministro, dirección del partido, delegados, miembro de la dirección nacional, miembros del congreso. Es decir hay una especie de ministros natos, miembros del PSUV natos, Delegados natos. Vicepresidentes natos

No es una novedad esta decisión o norma, es una cultura que está institucionalizándose e impide el desarrollo de cuadros que se formen en la lucha, el debate y la confrontación. Por ahora parece que tenemos “cuadros políticos de dedos”. En la conformación del PSUV hubo una elección, que después se “ajustó” con una lista que agregó el comandante. Hubo suplentes que dejaron de ser suplentes por una decisión que no estuvo en el proceso de selección por la base. Creo que esto no parece muy saludable.


evaristomarcano@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2244 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a88826.htmlCd0NV CAC = Y co = US