La Sheet-SIP reclama su derecho a sembrar odio y división en América Latina

Prensa libre... de ética, principios y compromiso social

A nadie sorprendió el resultado de la reciente reunión de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) celebrada recientemente en Caracas. De nuevo, el encuentro de esta suerte de liga de editores “independientes” sólo sirvió para alertar sobre las supuestas amenazas que se ciernen contra la “sagrada libertad” de mentir, sembrar división y atacar sistemáticamente los movimientos populares que han comenzado a surgir por toda América con una fuerza incontenible.

Los amos de la prensa latinoamericana volvieron a desempolvar el mismo guión vetusto y carente de argumentos, para advertir Oh! Sorpresa que en Venezuela hay un régimen despiadado, donde se limita el accionar de la prensa “libre e independiente” con presiones de los aparatos de seguridad del Estado, intimidaciones verbales y acoso económico.

Este último argumento es quizás el más risible, en el caso particular venezolano, ya que nuestros competitivos empresarios pretenden seguir chupando de las pautas publicitarias del Estado, para mantener su campaña rabiosamente sesgada de mentiras, manipulaciones, omisiones y tergiversaciones contra el proceso bolivariano.

Ellos (los editores de la SIP) plantean algo así como que el condenado a muerte le afile el hacha a su verdugo y además le sirva en bandeja de plata sus bienes más preciados, silbando y cantando de alegría. Lo más paradójico es que esa circunstancia se produce con frecuencia en Venezuela y aunque tal absurdo haya disminuido un poco, una gran cantidad de ministerios e institutos gubernamentales sigue alimentando con gordas sumas a la misma maquinaria que todos los días hace esfuerzos titánicos e inescrupulosos por derrocarles del poder.

Entre las presiones e intimidaciones judiciales que refiere la SIP se cuentan como atropellos las causas judiciales abiertas a algunos comunicadores sociales por la comisión de presuntos delitos que en nada guardan relación con ejercicio de sus profesiones. Sin embargo, como bien ha señalado el profesor y periodista Eleazar Díaz Rangel, en 9 años del gobierno de Hugo Chávez, no existe un solo caso demostrable de censura o veto oficial contra alguna noticia, información, reportaje, entrevista, programa radial o audiovisual. Se ha dicho, se dice y se seguirá diciendo de todo. Incluso en una oportunidad un dirigente del viejo MAS le mentó la progenitora al primer mandatario en vivo y directo y no ocurrió nada contra la planta televisora, la moderadora de ese espacio y el propio entrevistado.

El eje del mal sigue creciendo y el terrorismo mediático analizado

Lo único novedoso de esta nueva reunión de la SIP, es que la lista de países amenazadores de la prensa “libre e independiente” crece asombrosa y rápidamente con el paso de los años. Ya no son sólo Venezuela y Cuba los villanos de la película, ahora se incluye en esta especie de eje del mal a Bolivia, Nicaragua, Ecuador y hasta Argentina. No es casualidad que en todas esas naciones los pueblos hayan colocado en el poder a presidentes de visión progresista, que anteponen principios fundamentales como la soberanía y autodeterminación al lacayismo servil que quiere imponer Bush y su pandilla de mafiosos por todo el mundo.

El otro aspecto novedoso es que en la acera de enfrente se llevó a cabo el Encuentro Latinoamericano contra el Terrorismo Mediático, promovido por el ministerio de Información venezolano. Sin duda este evento sentó un precedente importantísimo de debate y discusión. Por primera vez pasamos de la reacción a la acción y también por primera vez se sentaron las bases para sistematizar el intercambio de experiencias en la subregión, a objeto de delinear las estrategias que permitan abordar con más éxito un tema tan medular como este.

Connotados comunicadores, filósofos y catedráticos de toda iberoamérica se dieron cita en Caracas para analizar un fenómeno que muchos se niegan a aceptar por ignorancia o conveniencia; y es que la maquinaria mediática se ha convertido en un frente principal de combate, porque en el fondo estos medios de comunicación privados están alineados con grandes grupos de poder económico. Ellos (los grandes medios) hacen el trabajo sucio de maquillar las barbaridades atroces de un sistema capitalista y desigual que lleva al mundo y a la humanidad indefectiblemente hacia su propia destrucción.

Esta maquinaria mediática rechaza las supuestas amenazas para poder asumir un ejercicio periodístico libre e independiente; pero en el fondo lo que quieren es una patente de corso para hacer una prensa libre e independiente es cierto, pero de ética, escrúpulos, principios, compromiso social y orgullo latinoamericanista.

Por ende, dar continuidad a experiencias como la promovida por el Minci no solo es plausible sino imprescindible. No olvidemos que esta maquinaria mediática esta bien engrasada y aceitada. El caso de Irak es emblemático, tras un lustro de invasión genocida los amos de las grandes corporaciones mediáticas no solo han sido muy eficaces en la tarea de invisibilizar el horror al que esta siendo sometido ese pueblo inocente, sino que se dan el tupé de presentarnos esa carnicería como una acción “justa y necesaria” para introducir la paz y la justicia en la nación del medio Oriente.

Lo que nunca le dirán

Usted jamás se enterará por medio de CNN internacional, Fox News, El País de España, Globovisión de Venezuela, Televisa de México o Radio Caracol de Colombia que las mujeres, ancianos y niños asesinados con brutalidad por las tropas asesinas de invasión ya superan el millón de seres humanos. Tampoco le informarán por esos medios que 43% de los iraquíes ahora vive en extrema pobreza, que 80% de la población no tiene acceso a los servicios de saneamiento, que el desempleo en ese país se disparó a 70%, que 70% de la población no tiene suministro adecuado de agua potable y el cólera se extiende ya por la mitad de las 18 provincias que conforman ese territorio. Mucho menos le dirán que la guerra ha costado la bicoca de 1 billón de euros.

De igual modo no admitirán abiertamente que el propio Pentágono acaba de reconocer recientemente que Irak no tuvo nada que ver con el derribamiento de las torres gemelas el 11 de septiembre de 2001 y que Saddam Husein no solo no poseía armas de destrucción masiva, sino que no tenía ningún vinculo con la red Al Qaeda y el señor Osama Bin Laden.

Tampoco le dirán nunca que Venezuela es territorio libre de analfabetismo, que la economía nuestra se sitúa entre las más vigorosas del continente con 17 trimestre consecutivos el crecimiento económico de la región, que en Venezuela se han incrementado los índices de acceso al agua potable, que se han ejecutado y se siguen ejecutando un sinfín de obras de envergadura para el desarrollo nacional, sin recurrir al endeudamiento con los maulas internacionales del FMI y el banco Mundial. Sólo presentan de manera intencional el lado oscuro de problemas estructurales heredados tras 40 años de entreguismo y lameculismo al Tío Sam.

Así es como ellos asumen la libertad de prensa, la libertad de empresa y en general todas las libertades. Desde siempre han usado la misma filosofía del doble rasero, de la doble moral llevada al paroxismo. Bajo esta óptica el imperio más genocida de la historia proclama la guerra al terrorismo y es en si mismo el Estado más terrorista, que da cobijo en su seno a terroristas “buenos” como el gusano de Posada Carriles. Entretanto, la maquinaria mediática dobla la cerviz y asume como propias todas las matrices de desprestigio a pueblos enteros, que se cocinan en las calderas de los grandes centros de Poder.

El tratamiento dado en Venezuela al bochornoso caso de la Exxon Mobil, pone de manifiesto con crudeza como estos medios son capaces de vender a la propia madre cuando están embarcados, como lo están, en aventuras desestabilizadoras para volver a posar sus garras en el poder y oprimir a nuestro pueblo. En el momento que se conoció la decisión del juez británico Paul Walter de favorecer a Pdvsa, porque únicamente estaba ejerciendo su pleno derecho a la soberanía petrolera, los diarios nacionales descaradamente trataron de invisibilizar esa gran noticia. No obstante, a ese mismo tema le sacaron el jugo hasta el extremo por radio, prensa y TV cuando la medida de congelamiento era sólo cautelar, más no definitiva. Así, hay un largo etcétera de violaciones atropellos y lenidades cometidas de la manera más impune por estos diarios de la “prensa libre e independiente” de la SIP, que más bien debería llamarse Sheet (Sociedad Hedionda de Estúpidos, Estólidos y Terroristas, por sus siglas en inglés).

Conclusiones importantes del encuentro contra el Terror

Una de las conclusiones más importantes del 1er Encuentro Latinoamericano contra el Terrorismo Mediático es que se debe realizarse un esfuerzo singular por estimular y fortalecer el surgimiento de una plataforma de medios alternativos y comunitarios que nos permita transmitir y reflejar la otra cara de las realidades de nuestros pueblos. Esa cara que la maquinaria mediática nos secuestra, porque les conviene más atormentarnos noche y día con la imagen de Britney Spears o Paris Hilton con Mac pea en un Mac Donald´s o peor aún el abuelito prensado por las hormonas del crecimiento, Silvester Satallone, masacrando chinos en serie en alguna localidad de Birmania a nombre de la libertad, la democracia y el progreso. El american way of life o el llamado sueño americano ha resultado ser toda una falacia que plaga de miseria, caos, hambre, muerte y destrucción al planeta.

En una nueva plataforma mediática Alternativa y Comunitaria, que ponga el acento en la diversidad, en el respeto a las culturas y tradiciones de los pueblos esta la clave para empezar transformar esta locura que tenemos actualmente.

El gran tema que debe debatirse y solucionarse es como lograr que esa plataforma alternativa crezca y se sostenga sin tener que mendigar financiamiento en los entes oficiales. He allí un gran reto que bien merece la pena el estudio, análisis y concurso de todos. Iniciativas como las del 1er Encuentro Latinoamericano contra el Terrorismo Mediático son un excelente espacio para llevar a cabo un debate como ese.

dcordovaster@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2870 veces.



Daniel Córdova Zerpa


Visite el perfil de Daniel Córdova Zerpa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Daniel Córdova Zerpa

Daniel Córdova Zerpa

Más artículos de este autor