Hipócritas y mentirosos

A los líderes de la oposición venezolana se les acabaron las razones para luchar contra el “régimen”. Comenzaron armados con 49 razones en noviembre del 2001. ¿Se acuerdan? ¿Las 49 leyes habilitantes? ¿Las que marcaron el nacimiento de la “crisis”?

Los líderes de la oposición consideraron crítico “para salvar al país” el oponerse firmemente a esas 49 leyes. Ellas fueron la fuente de poder que energizó la aventura que concluyó el 11 de abril del 2002. La abolición de estas leyes fue parte esencial del decreto del “presidente” Pedro Carmona.

Seis años más tarde, ni ellos mismos se acuerdan. Ahora hay solo una razón que excita a la oposición en Venezuela: la noble lucha por la renovación de una concesión de televisión.

Hablando sinceramente, a ellos les importa un carajo las 49 leyes y RCTV. La verdad es, y ellos lo saben, que apoyarían cualquier cosa que remotamente pudiera provocar lo que realmente les interesa: la caída del “régimen”.

Por eso el esfuerzo en mantener el tema de RCTV vivo y en las primeras planas de la noticia. Sin embargo, la única discusión seria que se puede tener respecto a la materia es si la decisión del gobierno fue legal y legítima en base a la constitución.

En este respecto solo hay una categórica respuesta: ¡Sí!

En 1987, durante la presidencia de Jaime Lusinchi, el gobierno venezolano asignó concesiones de radio y televisión válidas por veinte años. Respecto a la renovación el gobierno fue específico.

El decreto 1577, artículo 3, publicado en Gaceta Oficial 33726 el 27 de mayo de 1987, dice:

"Al finalizar la concesión, los concesionarios que durante el período señalado en el artículo 1º hayan dado cumplimiento a las disposiciones legales establecidas por la Ley de Telecomunicaciones, el Reglamento de Radiocomunicaciones y demás disposiciones legales, tendrán preferencia para la extensión de la concesión por otro período de 20 años."

Yo llamaría mentiroso a cualquiera que dijera que las palabras “renovación automática” son parte del texto del artículo. Consideraría tonto a cualquiera que voluntaria o involuntariamente obviara la parte del decreto que dice que se le dará preferencia a las empresas que durante el período de veinte años “hayan dado cumplimiento a las disposiciones legales”.

RCTV no cumplió con las disposiciones legales. La empresa violó la ley en varias ocasiones. En algunos casos, las autoridades hasta ordenaron su cierre temporal. Y eso fue antes de la aparición del “dictador”…

La oposición se empeña en vivir en el mundo ficticio creado por ellos mismos. Expresan libremente que no hay libertad de expresión. Introducen en el Tribunal Supremo de Justicia una demanda en contra del gobierno. ¡En un país donde según ellos NO existe separación entre los poderes públicos!

Llámenme tarifado pero, ¿Dónde está la integridad?

Ahora los líderes de la oposición solo tienen que terminar de volverse locos.

elio@vheadline.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3454 veces.



Elio Cequea


Visite el perfil de Elio Cequea para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a37399.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO