¡Sí yo fuera Periodista!

Qué bueno que Guillermo García Ponce estuviera. Fue un revolucionario ejemplar y además, en sentido lato, Periodista.

En VTV hay un Guillermo García al que hace poco observé con esmerada atención desde Fermo, donde me encontraba, y oh, que buen Periodista es ese muchacho, mejor impresión no pudo causarme su test de comentarios acerca de cómo abordar la verdad: entre todos -decía él, acertadamente-.

Tuvo razón, la realidad -que es también la verdad- tiene partes y cuando alguien se aferra inexpugnablemente a una de esas partes como el mono a la rama, y cree que lo sabe todo, está parcializado y en consecuencia muy equivocado.

Muchos periodistas que le alquilan su cabeza al editor, repiten como loros cada necedad tras otra y con su cara bien lavá; y, lo peor de esa gentecita, es que sabe que miente.

A propósito de loros y hablando como los lokos, hace poco fui a pasar un fin de semana corto con mi hermano quien tiene dos loros y una lora que son chavistas hasta la cacha, se llaman Isidro, Isidoro y Anastasia, y su grito de guerra es: “Coooorre Comandante que va a llover” (además de unas cuantas groserías subidas de tono, bien buenas).

A la sazón yo aproveché de arremillarme un buen rato en una hamaca sabrosa que a sol y sombra y lluvia cuelga de un cerezo a un guayabo, y proseguí la relectura de “Entrevista con la Historia” -Oriana Fallaci- cosa que hago a ratos, más que nada cuando tengo la “suerte” de ir a Fermo o acaso ir de paseo; es que yo cargo ese bicho en el morral, desde hace más de un año, y no he terminado de releerlo pero aspiro a ganarle a San Juan que ojalá no me eche una vaina, que agache el dedo.

Volviendo al grano, la reflexión acerca del lenguaje es, sobremanera, una forma de indagar acerca del conocimiento y el pensamiento, sus alcances, sus posibilidades y mecanismos, de qué manera el pensamiento se adueña de la realidad, y es el caso al que en profundidad pretendo referirme pese a que no lo logre, pero es preferible intentar que no hacerlo; aunque me refiero al acto de pretender abordar la relación existente entre realidad, conocimiento y lenguaje, eso no significa que el mandado ya está hecho de mi parte, no señor, tampoco yo conozco ajuro y porque sí que cosa es verdad y que cosa es embuste; por ejemplo, a veces yo digo que el Sol está saliendo por el horizonte pero Walter dijo que es la Tierra la que ha dado vuelta y entonces me pongo capcioso, y así sucede con muchas otras cosas y fenómenos, así que dar uno sus verdades como absolutas es erróneo, por lo que ahí no caigo nunca, o al menos, procuro no caer.

Si yo fuera periodista hiciera como Guillermo G, que fundó DiarioVea, o actuara como Guillermo G, el de VTV. Y, como también soy Guillermo G cualquiera podría confundirme como periodista pero, ni de lejos.

De haber sido periodista yo sería un desastre para al menos complacer a mi Celedonia, que quería que yo fuera sastre cuando yo sólo quería ser pescador, pero ahora ya no hay chicha ni guarapo´e limón.

Aprovecho que es día del periodista para ofrecer a todos en la persona de Guillermo García, concretamente, un saludo admirativo.

Estas consideraciones para con el citado periodista Guillermo García se deben a que ahora me han contado que hoy en la mañana el tuvo un buen programa en el que exhibió el video en el que Lusinchi le dijo: “Tú no me vas a joder a mí”.

¡Salud!



Otan:

Es claro que con este cordial saludo me refiero a los periodistas honestos, no a los sinvergüenzas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1414 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a190636.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO