Sólo la mentira puede ocultar los avances de la LOE

La diatriba política existente en Venezuela es el producto del debate franco, diáfano y frontal que ha promovido el Estado desde hace 10 años, frente a una oposición acéfala, tanto en sus aspiraciones como en sus proyecciones. Esta oposición sin educación se empeña en la promoción de un modelo “pitiyanquista” promotor de la deformación social.

Con la entrada en vigencia de la nueva Ley Orgánica de Educación (LOE), se revisten de figura jurídica algunas acciones que desde hace una década el Estado venezolano ha venido desempeñando en materia educativa, dando abiertamente al traste con los desórdenes de todo tipo impuestos por un modelo educativo mercantilista, excluyente y al servicio de las élites de poder.

Hasta ahora, Venezuela ha experimentado una brecha abismal en materia social, en donde el hecho educativo marca un determinante precedente por las características significativas que lo demarcan. La privatización de la educación, arropada por un desastre económico en Venezuela, la caída abrupta de las reservas internacionales y las cuantiosas deudas adquiridas por la nación, relegaron el hecho educativo a un vergonzoso plano. Hoy ese viejo modelo educativo ha sido superado tanto en sus pretensiones como en sus groseros privilegios. Esta metodología educativa data de hace 29 años, producto de la aplicación de políticas nefastas y de desastres financieros que incluso sólo reservaban el 3% del presupuesto para el sector educativo, trayendo exclusión y sectarismo hacia quienes tenían menos recursos financieros.

Para garantizar los derechos del los niños, niñas y adolescentes, el Estado contempla el derecho a la educación por encima del pago de aranceles y otras medidas económicas y mercantilistas, expresadas en el artículo 6 de la LOE, donde se protege al educando de acciones coercivas. Los estudiantes no pueden ser vejados por no cancelar a tiempo las mensualidades, ni ningún tipo de retaliaciones que hasta ahora estaban por encima de del derecho a la educación. Estas medidas, perfectamente responden a un modelo educativo direccionado al desarrollo integral del educando, incluso para quienes poseen alguna discapacidad motora, en lo que representa el nuevo esquema para la inclusión social, para barrer el viejo esquema que condenada a estos sectores a la ignorancia.

La LOE representa el nuevo y moderno paradigma que garantiza el libre acceso a la educación, partiendo de la premisa de una educación única y pública.. Reflexionemos. La oposición con el adelanto de las manifestaciones viscerales sólo deja al descubierto que no les importa la educación ni nada que beneficie al pueblo.

El nacimiento de la LOE refuerza la aplicabilidad de las políticas progresistas, que nadie ha defendido como nosotros, incluso recibiendo plomo grueso, peinillazos, lacrimógenas y chorros de agua a presión. Ninguno en la oposición ha peleado tanto por la autonomía universitaria como lo hemos hecho nosotros.

jose.ramon.rivero@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1586 veces.



José Ramón Rivero

Viceministro para el Sistema Integrado de Inspección Laboral y de la Seguridad Social. Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social de Trabajo

 mejansen.sppp@gmail.com      @joseramonrivero

Visite el perfil de José Ramón Rivero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: