Otra lectura de la marcha campesina y cómo Tarek William anda en otras cosas

Unos días después del encuentro entre Maduro y los campesinos y campesinas, pudo verse este lunes 13 de agosto un humito. No se ve por ahora, ningún motor, pero las esperanzas son las últimas cosas que uno abandona y quien quita, que de los tractores arrumados de amontones por ahí, alcance para armarle un motor a los campesinos.

De la marcha hay cosas visibles y otras no tan visibles que no serían buenas dejarlas tapadas. Una primera situación que merece una consideración, es saber, si los organizadores de la marcha decidieron emprenderla sólo con campesinos de Portuguesa y dejaron a un lado la posibilidad de involucrar en la marcha a otros estados con idénticos problemas. Espero que no haya sido así, pero de haber sucedido de esa manera, se abandonó desde el principio una lucha para atender una necesidad puntual. Creo que el sentido de la marcha debió colocarse en la lucha nacional porque el problema (y la lucha) es nacional. No quiero pensar, que la "marcha admirable" fue pensada y llevada a cabo muy focalizadamente.

En una búsqueda que inicié por internet no vi pronunciamientos de apoyo de otros movimientos campesinos que existen el país. Es muy probable entonces, que esta falta de pronunciamientos de apoyos responda a que movimientos campesinos de otros estados agrícolas del país estaban física y espiritualmente en la marcha.

Fue muy visible en la reunión con Maduro, la ausencia de Wilmar Soteldo y de ese loro que es Braulio Álvarez que habla más que un radio fiao. Para los campesinos que no lo quieran ver, en esa ausencia estuvo un posible mensaje oculto pero significativo. Nadie es responsable y nadie paga por las "omisiones", los desvíos, la corrupción y hacerse los locos con el exterminio de campesinos. Problemas sin responsables es nada.

Fue muy visible, la total y absoluta ausencia de ese objeto peludo del PSUV que llaman Central Bolivariana de Trabajadores Socialistas, (CBST) que como debemos creer, es un apéndice del PSUV y esto también tiene su lectura. Al fin y al cabo, los campesinos y campesinas son trabajadores del campo y luchan por el derecho a la vida y al trabajo. Si Wills Rangel se hizo el loco y la CBST es un apéndice del PSUV, la lógica no engaña: La orden fue no le paren. Cabe esta lógica con lo que dijo Maduro en el IV Congreso del PSUV: "por ahí viene una marcha".

Wills Rangel, definitivamente es un jarrón chino que se ve únicamente en actos protocolares donde el aroma de su perfume caro no se contamina con el olor a sudor y a tierra. Le encanta el frito y la comodidad.

Abrigamos, como lo dijo Jesús Osorio, la esperanza que en las próximas horas se den situaciones concretas, porque la marcha no ha parado el sicariato ni los atropellos.

Lo que sí es muy seguro, que el espíritu de Zamora debe andar buscando a Braulio Álvarez y a todos los ministros "revolucionarios" del ministerio de agricultura y tierra. A Elías Jauja, hasta debajo de las piedras, por Tarek William Saab ha estado ocupado con otros corruptos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3411 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amaranta Rojas

Amaranta Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a267741.htmlCd0NV CAC = Y co = US