Presidente Maduro, mano dura contra la ultra derecha terrorista

Cada día que termina se pone en evidencia el plan criminal de la acción violenta de la ultraderecha burguesa en el espacio público urbano de Venezuela.

Los daños son de todo orden. En la vida de varios ciudadanos. En la económica nacional. En las infraestructuras sociales y de movilidad. En la organización básica de la comunidad.

Los grupos fascistas de la Mud se han propuesto desquiciar la sociedad y el Estado para presionar la caída del gobierno del Presidente Nicolás Maduro.

Por fortuna amplios segmentos de la sociedad se han cohesionado y reaccionan con bastante energía para garantizar la convivencia comunitaria y el desarrollo normal de la vida cotidiana.

Los grupos populares, los trabajadores, las mujeres, los jóvenes obreros y los sindicatos conscientes funcionan como una red protectora de los derechos conquistados y de las instituciones democráticas construidas durante el proceso de cambios ocurridos en los años recientes.

Por supuesto, se requiere más. Varios analistas del acontecer nacional han llamado la atención respecto de la necesidad de responder con más energía a la cruel arremetida de las viejas castas oligárquicas.

Mano dura se le ha pedido al Presidente Nicolás Maduro para aplastar la conspiración violenta de las facciones más reaccionarias del campo opositor.

Hay que erradicar el sabotaje de los grupúsculos fascistas antes de que los mismos alcancen otros niveles de destrucción.

La acción enérgica de las fuerzas militares institucionales se debe sentir con toda su contundencia.

Es hora para que tal ofensiva ocurra antes de que sea tarde y nos pasemos años lamentando y escribiendo cientos de páginas sobre los errores cometidos en la actual etapa de la historia venezolana.

Las condiciones están dadas para este viraje, más en momentos en que se prepara la elección de la Constituyente comunal que tiene el encargo de dar un vuelco radical al viejo estado rentista y burocrático.

Lo cierto es que no debe haber espacio para blandenguerías ni concesiones. La coyuntura demanda el puño cerrado y la acción contundente del Jefe de Estado.

Manos a la obra, Presidente Maduro.

Coda. Correcta y oportuna la determinación del TSJ sobre la Fiscal Luisa Ortega y las medidas cautelares ordenadas en las últimas horas. La funcionaria se convirtió en la punta de lanza de la conspiración violenta que impulsa la Cia contra Venezuela. Con razón el apoyo entusiasta del siniestro Fiscal de Colombia, Néstor Humberto Martínez, el principal enemigo de la paz y aliado de Uribe Vélez. El principal promotor de los neo paramilitares santistas que en los últimos meses han asesinado casi 200 líderes sociales y de la guerrilla, en una caravana trágica que no le ha merecido el más mínimo rechazo al señor Almagro de la OEA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 570 veces.



Horacio Duque

Politólogo e historiador.

 horacioduquegiraldo@gmail.com      @horacio_DG

Visite el perfil de Horacio Duque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Horacio Duque

Horacio Duque

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a248362.htmlCd0NV CAC = Y co = US