(Sanción mínima de 15 años a los primerizos y 25 para reincidentes)

Declarese delito de lesa humanidad, el acaparamiento y el contrabando

En Venezuela existe una providencia municipal y un decreto ministerial, en los cuales se prohíbe taxativamente el consumo de cigarrillos en algunos  espacios públicos privados  y en las  instituciones  públicas del Estado; ese tan simple y sencillo decreto por parte del ministerio de la salud, a pesar de su rigidez, en cuanto a lo determinativo que fue para los adictos y adictas a ese tipo de mercancía, fue aceptado sin ningún tipo de trauma por parte de la población consumidora de ese producto; y extrañado me he quedado, al observar y ver, como hasta en los lugares en donde, hay desadaptado por cosecha, de la forma mas disciplinada aceptan sin mingoneo, el retirarse hacia la parte externa de los establecimientos privados, llámense estos, bar, tasca, restaurantes, cibercafé, botiquín, entre otros, para poder consumir sus respetivos cigarrillos, o como decimos algunos, nuestro nebulizadores.

En ese sentido y en el mismo orden de ideas y; basado en algunos fundamentos teóricos e ideológicos jurídicos, en cuanto a lo que es la elaboración, creación y la redacción de leyes; me voy a permitir citar alguna postura de un jurista español, en cuanto a la efectividad de las normas y real esencia  para su creación, este jurista expresa lo siguiente:

(…) “Una sociedad sin ley es algo terrible; los momentos de anarquía y de paralelas arbitrariedades  son espantosos. Cuando no hay a quien recurrir del abuso, cuando el mas fuerte o el mas cruel puede hacer lo que quiera; cuando hay penas pero no hay código ni tribunales; la historia esta llena de ejemplos de sociedad sin ley, y son lo mas parecido al infierno” (…)

Pagina 42 del libro (Colección de texto del Editorial Planeta-España 1975) Titulado “Las Leyes” y su autor: Manuel Fraga Iribarne.

Entendiendo la posición de este profesor e investigador español, aunque en realidad debí haber citado a un investigado venezolano, que tenemos muchos y muchas, pero para evitar la especulación de la polarización política ideológica que estamos viviendo, me decidí por un neutral, para poder tener la moral suficiente, y manifestar tajantemente, de que el invitado, no es afecto ideológicamente al gobierno revolucionario de NICOLAS MADURO MOROS, mas cuando la época es bien distante de cualquier posibilidad de concilio entre el invitado y nuestro proceso político.

Lo muy cierto del caso, es que; dándole un sentido lógico a las palabras del Profesor Manuel fraga; pudiéramos entender que, se esta tratando de justificar, la aplicación o creación de una norma, para corregir el daño causado por la promulgación de una ley, que se hace inaplicable por parte de los administradores de justicia, pero a su vez, la misma ley se convierte en una contradicción jurídica, al tiempo de que la misma no responde a una exigencia social, sino que responde a los intereses particulares de algunos legisladores, quienes desean proteger sus intereses particulares.

Ahora bien; si hacemos un extrapolación de tiempo y espacio, en cuanto a la situación de anarquía planteada del párrafo citado, y lo ubicamos, en el contexto político actual de Venezuela, pudiéramos decir, estamos ante una situación muy similar o muy parecida al planteamiento del Profeso Manuel Fraga; puesto que, tal pareciera que algunas circunstancias nos están llevando a un estado de anarquía jurídica, debido y motivado al hecho de la aprobación de unas leyes via habilitantes, por parte de la Asamblea Nacional, elaboradas y promulgadas por el ejecutivo nacional, pero como dichas leyes aun no han sido publicadas, por algunos miriñaques, que hay que realizarles, aun la misma no deben ser aplicadas, puesto que su aplicación por parte de los administradores de justicia, seria nulo de toda nulidad, debido a que dichas leyes no han sido publicadas en Gaceta Oficial de la Republica Bolivariana de Venezuela…¿Qué cosas no?

En virtud de lo anteriormente expuesto, y en espera de no estar pecando de imprudente, voy a propones, a nuestro camarada, hermano y amigo NICOLAS MADURO MOROS; antes de que dichas leyes creadas y/o reformadas, salga a la luz publica como leyes oficiales, legales y vigentes de la republica, que declare al CONTRABANDO y el ACAPARAMIENTO, mediante decreto con rango, valor y fuerza de ley, como delitos de LESA HUMANIDAD, y que la sanción mínima  a esos delitos sea de 15 años de prisión con una máxima de 25 años de ser reincidente, y sin ningún tipo de beneficio, en el caso de los venezolanos por nacimiento. En los casos de los naturalizado, nacionalizados y extranjeros que cometieran el delito, que se aplique la sanción de un mínimo de 5 años privados de libertad, y su posterior extradición y/o deportación a su país de origen.

Y esta propuesta esta basada en el entendido de que estos delitos como el contrabando y el acaparamiento, atentan contra la persona, debido a que su acción afecta imperativamente al ser humano, y mucho mas aun a los niños, niñas y adolescentes, debido a que están considerados dentro de la estructura jurídicas del estado como débiles jurídicos, luego entonces es lógico que se sanciones contundentemente este delito…

Y esto que se entienda muy bien; ¡No! estamos hablando de xenofobia, ¡No! estamos hablando de exclusión o maltratos a nuestro hermano de otras latitudes; no, no es eso, solo estamos tratando de ser medianamente coherentes con el discurso “de mano dura contra el delito”, y los hermanos que vengan de otros paise a trabajar dignamente, bienvenidos y bienvenidas sean, pero si de lo que se trata, es que van a venir de otros países a joder en el nuestro, por favor que los manden para la Conchinchina a su país de origen, para ver si allá, pueden o les permiten hacer lo que en Venezuela ellos y ellas piensan que es un derecho adquirido, mediante la solidaridad con los países hermanos, que tenemos los venezolanos; eso, no lo podemos permitir…

Comuníquese y publíquese, que Jesús Ismael Espinoza, asume la responsabilidad de sus actos…

CHAVEZ vive, en la consciencia y en la memoria de todos los pueblos pobres del mundo.

            



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2223 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: