Guaidó, tres años de divisiones y denuncias de corrupción por robos a Venezuela

Tres años se cumplen de la autoproclamación como "presidente encargado" de Venezuela del opositor Juan Guaidó, y con ello un denominado "gobierno interino" que está envuelto, casi desde su comienzo, en denuncias de corrupción y divisiones entre sus mismos aliados.

El diputado y miembro de la comisión de Asuntos Internacionales de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral, de mayoría oficialista), Saúl Ortega, en conversación con la agencia Sputnik calificó la autoproclamación de Guaidó como una maniobra política para despojar a su país de los recursos en el extranjero.

"Eso fue una operación para desestabilizar a Venezuela y poder repartirse el botín, eso es lo que estuvo detrás de esa maniobra política, y acto seguido la historia lo ha demostrado, los gringos se robaron el dinero, se han robado Citgo (filial de la estatal Petróleos de Venezuela S.A en Estados Unidos) en complicidad con esta clase política corrupta venezolana", expresó Ortega.

¿Qué sucedió?

En 2018, Nicolás Maduro resultó reelecto en el cargo de presidente con el 67,8% de los votos.

No obstante, algunos países y representantes de la oposición venezolana rechazaron estas elecciones por considerar que carecían de transparencia, por lo que resolvieron desconocer el mandato de Maduro para el período 2019-2025.

Casi seis meses más tarde comienza la gestión de Guaidó en el Parlamento venezolano, y él decide proclamarse como presidente interino de Venezuela, en una plaza del este de Caracas, en compañía de cientos de seguidores.

Seguidamente, más de 50 países decidieron expresarle su apoyo y desconocer a Maduro.

Por su parte, Maduro, quien había asumido su segundo mandato el 10 de enero de 2019, calificó ese acto como un intento de golpe de Estado en su contra.

Estafa

Para Ortega, integrante del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Guaidó nunca lideró un gobierno sino una estafa ante el mundo.

"Eso no es un gobierno, eso es una estafa al concepto de la democracia donde el Gobierno norteamericano y los gobiernos de algunos países europeos que se dicen desarrollados y algunos de Latinoamérica trataron de venderle al mundo que esto es lo máximo de la democracia, que una persona que nadie había electo se autoproclame, ya eso es el punto de partida de una estafa grande", señaló.

El diputado afirmó que Guaidó no ha estado solo en el robo de los recursos de Venezuela, pues dijo que algunos gobiernos extranjeros lo han acompañado para quedarse con las riquezas de este país sudamericano.
"El Gobierno de Colombia, el francés, italiano y español, muchos de estos gobiernos cayeron en la política de querer repartirse a Venezuela como un botín", comentó.

Las acusaciones contra Guaidó y sus aliados van desde el robo de Citgo, la petroquímica colombo-venezolana Monómeros, las 30 toneladas de oro que esta nación sudamericana tiene depositadas en el Banco de Inglaterra y más de 7.000 millones de dólares del Estado que se encuentran bancos extranjeros, y que fueron bloqueados a través de sanciones.

El Ministerio Público venezolano abrió investigación contra Guaidó e incluyó más 25 de causas entre las que destacan: secuestro de recursos, usurpación de funciones, corrupción, legitimación de capitales, instigación pública continuada a la desobediencia de las leyes y malversación agravada.

También es investigado por aprovechamiento fraudulento de fondos públicos, conspiración con Gobierno extranjero, terrorismo, rebelión, tráfico de armas de guerra, traición a la patria y asociación para delinquir.

Divisiones

A lo largo de estos tres años, funcionarios del denominado "gobierno interino" renunciaron a sus cargos, por considerar que esa instancia realizó un mal manejo de los recursos venezolanos.

Uno de los últimos en darle la espalda a Guaidó fue Julio Borges, uno de sus principales colaboradores y quien fungía desde hace tres años como comisionado para relaciones internacionales del denominado gobierno interino.
Borges presentó su renuncia en diciembre pasado acusando a esa instancia de haberse deformado, de cometer irregularidades con los activos públicos que tenía a cargo, y señalando que por tanto "debe desaparecer".

Tres meses antes, la organización política Primero Justicia, de la cual forma parte Borges, anunció que no participaría más en los espacios que atienden la gestión de los activos de Venezuela en el exterior, y pidió una revisión de su manejo por parte del interinato de Guaidó.

Además, el opositor Henrique Capriles también se sumó a las críticas contra Guaidó y afirmó que el gobierno interino "murió" en abril de 2019, cuando el intento de golpe de Estado contra Maduro fracasó.

A pesar de las acusaciones e investigaciones contra el exdiputado, éste no ha sido detenido, y en diciembre pasado la Asamblea Nacional de 2015, que funge como paralela a la electa en 2020 y en la que el Gobierno de Maduro votó, y obtuvo la mayoría, respaldó la continuidad de Guaidó como "presidente interino".

Sin embargo, en reiteradas ocasiones Maduro dijo que no habrá impunidad sobre los actos cometidos por Guaidó y exigió "justicia severa" por el daño que le ha causado a Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3651 veces.


La fuente original de este documento es:
Sputniknews (https://mundo.sputniknews.com/20220123/guaido-tres-anos-de-divisiones-y-denuncias-de-corrupcion-por-robos-a-venezuela-1120652814.html)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter