La SIP y sus mentirosos de turno

Carta a quien fue jefe de prensa del dictador uruguayo José María Bordaberry

Señor Danillo Arbilla:

Le confieso que no lo leo siempre, sino que de cuando en cuando se me ocurre abrir la página de El Universal digital y me paseo por sus distintas secciones, así como las de la edición impresa. Hoy se me ocurrió leerlo ("La piedra en el zapato") y de inmediato advierto, más allá de saber que es usted enemigo jurado de todo lo que huela a izquierda y en particular del gobierno de mi país, que usted está muy en mal informado, pues no se de donde saca que Globovisión le quita el sueño al presidente Chávez porque lo critica, así como, lo asegura, que ese canal está a punto de ser cerrado.

No señor, no es así como usted lo recoge en su nota de hoy (30/12). Ese canal dice lo que le viene en gana y sobre todo mentiras a granel cada minuto del día, sin parar y con plena libertad. Fue uno de los artífices principales del golpe de Estado de abril/02, tal y como los propios militares golpistas se encargaron de decirlo, una vez que se autojuramentó Carmona Estanga como presidente de Venezuela y allí está, como si nada hubiera hecho... Insulta al presidente Chávez sin detenerse en la forma y en el contenido y sigue al aire sin que nadie lo sancione con multa o cierre, medidas esas que no tendrían que causar sorpresa alguna si las instancias respectivas resuelven imponerlas en cualquier momento, pues en Venezuela los medios radioeléctricos no solamente utilizan un espacio que es propiedad de todos los venezolano y que el Estado lo administra conforme a leyes y normas especiales, al igual que ocurre en cada uno de los países del globo, sino que para poder transmitir su señal abierta, dispone de una concesión que tiene término, es decir, que no es eterna y que, además, puede ser revocada.

En personas de su tendencia política de derecha existe bien marcada la tendencia a mostrar varias caras frente a muchas cosas que suceden en el mundo, sin que ello les produzca vergüenza alguna y tanto es así, que le observo a usted que mientras se instalaron en la América Latina, con el beneplácito del imperio yanqui, dictaduras sangrientas que cercenaron, además, las libertades públicas, sin excepción y me refiero sobre todo a las del último tiempo (décadas del setenta y ochenta), una entidad privada que dice ser de periodistas, pero que allí los que están son sólo y únicamente dueños de medios, la SIP, de la cual es usted directivo, se cuidó de callar los desmanes en que incurrieron esos regímenes de fuerza. Hoy, que tenemos gobiernos democráticos de verdad verdad, donde el pueblo se ha hecho visible y ejerce sus derechos a plenitud, no hace sino despotricar contra ellos y mentir con descaro...Son gobiernos, y aludo específicamente al de su país, Uruguay, al de Argentina, al brasileño, al boliviano, al nicaragüense, al ecuatoriano y al mío, el venezolano, que no persiguen a nadie; son respetuosos por demás de las libertades de información y de opinión, pues jamás estarían dispuestos a recurrir a la censura y quienes, por otra parte, admiten y toleran, como demócratas que son, que un sujeto y vaya este ejemplo de especial significación, como Pedro Pablo Alcántara, quien fue censor del diario El Nacional de Caracas durante el último gobierno de CAP (1992/94), se lanzara como candidato a gobernador en las elecciones del pasado 23N en el Estado Lara y, por supuesto, el papel que hizo no pudo ser peor, pues allí sacó el 14,5% de la votación, en tanto que el ganador, hombre del chavismo, obtuvo nada más ni nada menos que el 74% (puede verificar el dato si entra en la página del CNE)...Usted que ha estado por años en la SIP, debe recordar a ese espécimen...Quizás hasta amigo suyo deber ser, pues es adeco y activo militante de esta oposición dislocada y absurda que hoy tenemos en Venezuela...!

Pero fíjese usted en este caso que ocurrió hace escasas semanas (tres o cuatro): la cadena CBS fue multada en USA con 1,5 millones dólares por transmitir en vivo un seno de la cantante Janet Jackcson, mientras esta hermosa afrodescendiente presentaba su show en el intervalo de un evento deportivo, pero un Tribunal Federal falló en su favor y le anuló la sanción. Ante esa decisión, el gobierno de Bush (aun cuando parezca mentira), recurrió en alzada ante la Corte Suprema de Justicia y a la fecha sólo se espera su decisión. Le pregunto: ¿Por qué la SIP ha mantenido este suceso en el mayor silencio...?

Tengo ya una larga vida, pero gracias a Dios gozo de excelente salud física y mental, lo cual me permite advertir falacias como las que usted recoge en sus escritos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1874 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a69573.htmlCd0NV CAC = Y co = US