Edwin Hurtado y el Salón de la Fama de Béisbol Venezolano

El béisbol es un deporte que nos apasiona, seguir las estadísticas, su historia, anécdotas y demás elementos es el oficio que muchos tenemos. En Venezuela se juega pelota de gran calidad en lo deportivo y gerencial y en la estructura organizativa de la liga en general. La LVBP se funda en 1945 y en enero del año siguiente se juega el primer encuentro como profesional, pero es en 1895 que comienza a jugarse este hermoso deporte en nuestra patria.

La LVBP ha demostrado seriedad, responsabilidad y una organización impecable en toda su historia, salvo la temporada 2002-2003 que por involucrarse en los conflictos politiqueros del país, cometieron en grave error suspender el campeonato. Cada temporada va mejorando con base a la experiencia de la misma. En el año 2002 se funda en Valencia estado Carabobo el Museo y el Salón de la Fama del béisbol venezolano, teniendo ubicada su infraestructura en el centro comercial sambil de esa ciudad.

El museo del béisbol es un acogedor espacio con buen criterio museológico y museográfico donde se exponen de manera permanente e itinerante piezas relacionadas con la pelota venezolana y venezolanos en la liga estadounidense de béisbol (MLB) y otras ligas. El salón de la Fama claramente como su nombre lo dice es del béisbol venezolano, y no de actuación de venezolanos en otras ligas. Si es de la pelota nacional, evidentemente debe incluir no solo la LVBP sino a los peloteros que jugaban la famosa liga A y AA, La liga de Carora y la pelota antes de fundarse la liga profesional.

Un significativo grupo de peloteros ha entrado en la lista de inmortales; personajes que sin duda alguna se merece estar ahí. Hombres como "Patón" Carrasquel, Luis Aparicio, José de la Trinidad "Carrao" Bracho, Chico Carrasquel, José Antonio Casanova, David Concepción, Luis Sojo, Giovanny Carrara, Pompeyo Davalillo, Baudilio Díaz, Cesar Tovar, Teolindo Acosta, Luis Leal, Jesús Marcano Trillo, Urbano Lugo, Ángel Bravo, Teodoro Obregón, Carlos Tovar Bracho, Juan Vené, Leonel Carreón, Wilson Álvarez, Antonio Herrera Gutiérrez, Rubén Mijares, entre otros peloteros, árbitros, gerentes deportivos, dueños de equipos y periodistas deportivos.

El pasado 1 de agosto en las votaciones exaltaron a dos grandes profesionales del béisbol, Omar Vizquel y Robert Marcano, obtuvieron el 75% o más de puntaje para ser elevados a la inmortalidad del béisbol venezolano. Nuevamente el barquisimetano Edwin Amilcar Hurtado Pacheco no obtiene el anhelado porcentaje reglamentario para ser salón de la fama de nuestra pelota.

Sin caer en juicio de valores, podemos decir sin equivocación alguna que Hurtado tiene mayores méritos que Vizquel, puesto que si a las estadísticas no vamos el larense tiene mayor peso. Omar Vizquel un venezolano consagrado en la MLB y que seguramente en 3 o 5 años será el segundo venezolano en estar en Coorpertaown, no tiene números tan atractivos como para ser salón de la Fama del béisbol nacional. Tiene fama y gloria en el béisbol de otro país. Las temporadas que jugó en Venezuela lo hizo con gran entrega y demostrado su calidad con el guante; pero delante de Vizquel hay muchos peloteros que merecen estar en el salón de la Fama venezolano. En cuento a Robert Marcano, tuvo muy bueno números en Japón, pero no así en Venezuela.

No comprendo la razón por la cual, el jurado no ha tomado en cuenta lo suficiente a un hombre como Edwin Hurtado, el famoso domador de leones, un personaje que dentro y fuera del diamante ha demostrado una conducta intachable. Su actuación más reciente fue la de ser el entrenador de nuestra selección en los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe, celebrados en Barranquilla, Colombia. Hurtado tiene dos Carrao Bracho, una triple corona, un juego sin hit ni carreras, está entre los líderes en ganados en semifinales y finales, de por vida en ronda eliminatoria ganó 68, perdió 47 salvó 3, ponchó 631 bateadores en 902.1 entradas de labor y una efectividad de 3.06. Jugó 16 temporadas para Cardenales de Lara y los Leones del Caracas. En el extranjero vistió la camiseta de los Azulejos de Toronto y Marineros de Seattle en la MLB, jugó también en la liga Mexicana, Japón y Corea de Sur. Su número 38 fue retirado del equipo Cardenales de Lara en noviembre de 2013 en un cálido homenaje junto a otros peloteros de la escuadra roja.

Ver a Hurtado abrir un juego era tener seguridad de un gran partido de pelota desde la lomita, un lanzador dominante, sereno que no se amilanaba ante ninguna situación de presión o peligro. Además jugaba con mucho respeto al contrario, jamás se vio involucrado en un problema, Hurtado gozó del respeto de todos. Inolvidable aquellos duelos de picheo que disputaba con el zurdo Juan Carlos Pulido (otro pelotero que deberá entrar rápidamente al salón de la fama). No debería valorarse la actuación del pelotero en otra liga sino únicamente el béisbol venezolano, pues es el Salón de la Fama del béisbol venezolano. ¿Acaso Coorpertaown toma en cuenta los numeritos de sus peloteros en ligas fuera de Estados Unidos?

Los conocedores y fanáticos del béisbol de Venezuela hacemos un llamado al salón de la Fama del béisbol Venezolano a revisar excautivamente el mecanismo reglamentario de ingreso, y del caso de aquello peloteros que teniendo un respaldo indiscutible por su trayectoria no han ingresado, y otros que con números muy por debajo ya son miembros. Esto es injusto. En este caso hablamos específicamente de Edwin Hurtado, quien ha debido de entrar desde el primer momento en que ya era elegible, igualmente hacemos mención de Juan Carlos Pulido, Luis Raven, Roberto Zambrano, Leonardo Hernández, Oscar Azócar, entre otros.

A esos peloteros que no figuraron en nuestra pelota, pero si en otras ligas, el Salón de la Fama del Béisbol venezolano en vez de exaltarlos como miembros, debería otorgarles un reconocimiento por dichos logros como venezolano en el béisbol de otro país.

Hay un nutrido número de periodistas venezolanos de gran intelecto y respeto en nuestra liga, que les encanta subestimar nuestra pelota, caso tal se señalar que por no haber árbitros extranjeros se baja la calidad del arbitraje. Igualmente ocurre cuando un pelotero no ha llegado al béisbol estadounidense (MLB), pues implícitamente en su discurso lo colocan por debajo del que si llegó. Votar por un pelotero al salón de la fama del béisbol venezolano, alegando su actuación en la MLB es darle supremacía a dicha liga en detrimento de la nuestra. ¡Edwin Hurtado al Salón de la fama del béisbol venezolano ya!.

dali_upel_ipb@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 514 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /deportes/a267777.htmlCd0NV CAC = Y co = US