(Los pueblos sucumben y no disfrutan de la sazón corrupta de sus gobernantes)

Manuel Rosales: ejemplo de maquiavelismo que ya no pende de los zulianos

Manuel Rosales se envileció de tal forma que flatulento de prejuicios fue a parar al Perú, huyendo de sí mismo, por ladrón sin excusas ni motivos para no serlo en un país que, el mayor caché lo tienen los más corruptos que hayan pasado por la Administración Pública de todos los gobiernos y, este sujeto después de dos períodos de Alcalde se hizo Gobernador para luego descender nuevamente a la Alcaldía de Maracaibo que casi de inmediato deja el cargo vacante y se desaparece para vender baratamente la idea de perseguido político del presidente Chávez, y no las verdaderas razones de sus hazañas tracaleras que no puede esconder de su expediente personal, a no ser a la gente de oposición y a sus medios mentirosos que, dan lástima a ultranza con los berrinches que sueltan a toda hora del día, para mantener a sus adictos soslayados de buena y veraz información que no los dañe más de lo que están física y mentalmente, para su desgracia personal.

Ahora bien, desde cuándo es Manuel Rosales corrupto –pregunta engañosa y confusa para el venezolano común, que no es el más indicado a responderla-. No. Tampoco diremos quienes, porque es responsabilidad de un conjunto de instituciones que tienen bien definida sus funciones propias a desarrollar dentro de la Carta Magna y, dónde estaban durante el lapso de actuación en los cargos públicos ejercidos por Rosales o, se hicieron los locos o, no investigaron o, esos entes públicos están demás o, desfasados de todo orden social moral y legal o, son conniventes, lo que deja mucho que pensar en esta V-R. Y, por lo que se sabe algún organismo mantuvo engavetado o perdido las denuncias que se habían formulado en contra del hoy Alcalde desamparado del Municipio Maracaibo y amparado por el gobierno del impune y corrupto Alan García

Lo único que falta es que Manuel Rosales, se haya llevado las pruebas que lo involucran en actos delictivos de sus malos procedimientos administrativos de los dineros del Estado en el Zulia, en su trayectoria de político adeco de por vida cobijado por UNT y, que mañana cuando sea preciso revisar y contabilizar los bienes que usufructó en ese estado y, se consigan que no existen fincas, ni ganado alguno, ni nada que se parezca para su acusación, desaparecidos por obra y gracia del Espíritu Santo y de la Madre Naturaleza como socios invisibles del fugitivo, que hagan posible la ausencia total de causales judiciales.

Pero lo más impresionante y dramático de la obra familiar labrada por Manuel Rosales en el Zulia, atrae que, el muy sinvergüenza se fue con los hijos, dejando acá los testaferros, alcahuetes y demás especimenes dignos de envidia, cómplice de enredos y demás atractivos soñolientos que abren paso a las injusticias que socavan espacios éticos y contaminan todo lo que tocan y vean, y como un denuedo caprichoso en busca de compasión política nos deja a su esposa Evelyn Trejo de Rosales en puerta, esperando su turno al bate como próxima mártir a la Alcaldía de Maracaibo, representando la pieza de la vajilla que hay que cuidar para que los cobres no se desvíen a otras manos dentro del chavismo que, acabe con la gallinita que pone y pone y todo para Manuel y su familia que, ya verán le tocará a la amada como futura burgomaestre del Zulia, que la clamará a rabiar como apoyo al compañero que seguirá huyendo para salvar lo robado y darle descanso al buen ladrón como corrupto inconfundible donde quiera que se halle, aunque nosotros siempre seguiremos siendo los burlados.

Títulos honoríficos y nobiliarios tendrá de sobra en esta solapada sociedad de usurpadores y convictos afines, sin justicia a su alcance.

Si usted amigo, amiga, quiere a Manuel Rosales, rece con fervor para que no vuelva ni se presente a los tribunales, que según el manual justo de la oposición eso es lo correcto en estos casos que, no hay forma ni manera de negar los malos hábitos ni demostrar todo lo contrario y, como la mentira está por encima de la verdad en esa parcela de degenerados escuálidos, más vale: chao Manuel y, como lo hiciste así se hace, para que se jodan esos chavistas rabiosos y envidiosos que algún día saltarán la misma cuerda por complacencia de antojos.

estebanrr2008@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5024 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N Y ab = '0' /ddhh/a76596.htmlCd0NV CAC = Y co = US