Eurodiputados reclaman mentiras de Bush y a los gobiernos de la UE por las intervenciones secretas de la CIA en Europa

Bruselas, 14 de septiembre de 2004 (EFE) / Los eurodiputados de la comisión especial del Parlamento Europeo que estudia las actividades de la CIA en la UE, criticaron este jueves al presidente de EEUU, George W. Bush, por haber mentido sobre la existencia de cárceles secretas y también a los Gobiernos e instituciones de la Unión Europea por su falta de reacción.

En un debate celebrado hoy sobre las recientes declaraciones de Bush, que reconoció la existencia de cárceles secretas fuera del territorio de Estados Unidos, pero sin precisar dónde, los eurodiputados criticaron duramente la actitud del presidente estadounidense por haber mentido hasta ahora sobre este punto. Pero también lamentaron el hecho de que "nadie se levante para preguntar dónde están" las cárceles y criticaron a los Gobiernos que en su día apoyaron a Bush en la guerra de Irak, con menciones expresas al ex presidente del Gobierno español José María Aznar y al ex primer ministro de Portugal, José Manuel Durao Barroso, actual presidente de la Comisión Europea.

La mayoría de los eurodiputados que intervinieron en el debate se quejaron de la falta de reacción de los Gobiernos de la UE y de las instituciones, tanto de la Comisión Europea como del Consejo de la UE.

Al respecto, varios de los miembros de la comisión parlamentaria pidieron una nueva comparecencia de responsables comunitarios, entre los que citaron al Alto Representante de la UE para la Política Exterior y de Seguridad común, Javier Solana.

El ponente del informe de la comisión, el socialista Claudio Fava afirmó que Bush "ha mentido meses y meses, a las instituciones europeas, a la opinión pública internacional, al Consejo Europeo y al Parlamento Europeo".

"Es un hecho gravísimo el que sigan funcionando y gravísimo que ante un reconocimiento de culpa hayamos permanecido frente al silencio del Consejo de la UE y de la Comisión Europea", que a través del comisario de Seguridad, Libertad y Justicia, Franco Frattini, ha dicho que no hay instrumentos jurídicos para poder intervenir.

El eurodiputado insistió en que "tenemos el deber sagrado de hacer escuchar nuestra voz" y agregó que "hay que acabar con el círculo de calumnias que ha ido tejiendo la administración americana en estos últimos años".

El socialista alemán Wolfgang Kreissl-Dorfler pidió además que el Consejo de ministros de Asuntos Exteriores de la UE, que se reúne mañana (viernes) en Bruselas, trate esta cuestión. "Estoy seguro de que los miembros del Consejo saben más de lo que dicen. Solana dice que no sabe nada porque no es de su competencia", pero entonces, "tendremos que preguntar a los países que participaron en la guerra de Irak, como España y Portugal" y a los que entonces eran sus líderes, Aznar y Barroso, respectivamente.

Por su parte, el eurodiputado español de Los Verdes Raúl Romeva señaló que sigue dándose la paradoja de que mientras Bush admite la existencia de cárceles, "desde Europa o no queremos ver o no queremos aceptar nuestra responsabilidad y esto desde el punto de vista de la opinión pública es muy difícil de entender".

También Willy Meyer, de Izquierda Unida, pidió a la CE y al Consejo que emitan un "dictamen fuerte" y afirmó que "no se puede seguir vulnerando el derecho internacional". Ignasi Guardans resaltó por su parte que Bush "ha reconocido formalmente que esos países aliados están violando derechos humanos en su nombre, lo que legitima por sí solo a la UE a investigar qué está ocurriendo".

El popular Ignacio Salafranca se lamentó de la falta de competencias de la UE, como afirmó Solana en su comparecencia ante la comisión, y calificó este hecho de "absolutamente lamentable".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2946 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas