Propuesta de "El Negrero" ante la Asamblea Constituyente

Ciudadano (a):
COMISIÓN PARA LA ACTIVACIÓN DE LA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE
República Bolivariana de Venezuela
Su Despacho.-

Estimado (as) ciudadano(as):
Por medio de la presente nos dirigimos a ustedes, no sin antes desearles éxitos en la gestión que desarrollan, lo cual les ha permitido fortalecer su radio de acción, en un país donde se viene dando pasos importantes en función de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos venezolanos y consolidar el Estado Comunal que tanto visualizamos y deseamos a través´ de ese proceso incluyente que se vienen dando en Venezuela…, como es el proceso constituyente.

La presente tiene como propósito hacerle llegar nuestras consideraciones para que sean tomadas en cuenta y visualizadas como propuestas en la discusión nacional que se están dando en todos los rincones del país, lo cual nos lleva a utilizar su buenos oficios para que sean consideradas en dialogo abierto y nacional, como respuesta al llamado que hizo nuestro Presidente Nicolás Maduro moro, cuando convocó “…al poder constituyente originario para lograr la paz que necesita la República para derrotar el Golpe fascista y para que sea el pueblo con su soberanía, quien imponga la paz, la armonía y el diálogo verdadero” y en el que consideramos que los venezolanos de piel oscura o negros, han hecho un aporte importante a la consolidación de la venezolanidad y por ello deben ser incluidos en el objetivo que tienen que ver con la identidad Nacional, la cual tiene como tópicos para el debate…, la nueva venezolanidad, nueva espiritualidad y diversidad cultural y hemos acudido, tomando en cuenta la premisa de nuestro libertador Simón Bolívar, la cual dice a continuación:

“...el que manda debe oír…, aunque sean las más duras verdades y después de oídas, debe aprovecharse de ellas para corregir los males que produzcan los errores...

Es por ello que desde la perspectiva que manejamos a través del colectivo que integramos la Prensa Alternativa y Comunitaria Escrita e Impresa EL NEGRERO, y a partir de la revisión bibliográfica que siempre hacemos y la consulta de todos aquellos amigos del mundo que están interesado en el tema (que son muchísimos), que nos mandan diariamente una cantidad considerable de correos con recomendaciones , aportes y con quienes mantenemos una relación proactiva, porque el tema es de interés para los diferentes imaginarios que integran el mundo…, es que hemos llegado a la conclusión, que debemos fortalecer nuestra visibilidad en la estructura población, cultural y política que vino a conformar la venezolanidad, partiendo que…,
“…De África salieron simplemente negros, no salieron africanos, sino una mercancía humana que vino a fortalecer las haciendas que producían materia prima para el capitalismo europeo. La patria de esos negros es Nuestra América, no el Congo, Dahomey, Guinea...Esa patria la hicieron los negros con su sangre y su sudor. En el caso venezolano, esos negros son barloventeños, guaireños, tuyeros, sur del Lago, Carupaneros, Cumaneses. Monaguenses, guayaneses, etc., cuya cultura y cuya herencia genética se encuentra representada directamente en el 80% de la actual población venezolana”1


En vista que lo afro en Venezuela se presenta como una propuesta que no tienen cabida en la realidad venezolana, en vista que la población mayoritaria se considera negra y morena y eso lo demostró el Censo de habita y Vivienda realizado por el Instituto de Estadística Nacional (INE) en el 2011, donde solo el 0.7 del total de la población venezolana se reconoció como afro descendiente..., y el 54.4 se reconoció como negra/ morena, además como creadores de una cultura diferente a la africana y europea…, en el que difícil olvidar (…), como los negreros africanos se olvidaron de nuestra herencia histórica y hoy bailamos a San Juan Bautista los 23 de junio en Venezuela, como una oportunidad y como una cultura de resistencia (o de sobrevivencia), que se fundió con otras cultura como la europea, donde vemos a un santo católico (europeo) como núcleo central de sentido (no a una deidad africana) y como periferia de sentido, todo lo que acompaña al ritual y es lo que nos lleva a reconocer que tal patrimonio cultural y religioso, se ha convertido en una manifestación cultural que pertenece a la cultura negra y que dicho patrimonio inmaterial religioso no posee vestigio que la una a la de los africanos, porque son totalmente diferentes.

Es por ello que nosotras y nosotros, expresiones de los diferentes pueblo negros/ negras y morenos/morenas que integramos la venezolanidad, ubicados en la parroquia San Agustín del Sur (Región Capital de Caracas, Venezuela) y miembros del Colectivo que integra la Prensa Comunitaria EL NEGRERO, como del equipo que conforma el Programa Radial “MALEMBE NEGRO”2, reunidos en asamblea de ciudadanos y ciudadanas, los días 04 de de Mayo 2013, llegamos a la conclusión…, de que es interesante que nuestro Presidente Nicolás Maduro Moro se haya abocado abrir las puertas de la participación, nombrando una Comisión Presidencial que se encargara del Proceso Constituyente, como única vía de mantener la paz, donde la presencia del Dr. Hermann Escarrá, Adán Chávez, Aristóbulo Isturiz y otros, le dan una connotación diferente de muy alto cuño y de prestigio, por lo elevado de quienes la integran y es por ello que pedimos ante tan prestigio panel, que sea tomado en cuenta la inclusión en el debate a las poblaciones negras y morenas que se caracterizan por poseer una piel oscura, puesto que representan el cincuenta y cuatro punto cuatro por (54.4) por ciento del total de la población venezolana, en el que solamente los morenos/morenas representan el cincuenta y uno punto seis por ciento (51.6%), siendo la población mayoritaria y los negros y negras representan el dos punto nueve por ciento (2.9), mientras los afros solamente representan el 0.7 por ciento3.

Conscientes de su significación histórica y del momento que estamos viviendo actualmente en Venezuela, respetando la alta investidura de quienes conforman tal Comisión Presidencial…, es que acudimos ante ustedes para que se abra las puertas de la visibilización, puesto que con el llamado se nos presenta una oportunidad histórica para que sean incluidos las poblaciones que se caracterizan por poseer una piel oscura; las cuales deben gozar de esta prerrogativa constitucional, tan igual que las otras culturas que conforman la venezolanidad, puesto que no fueron en la Constituyente de 1999 de forma transparente y escrita, a pesar de representar la población mayoritaria, demostrado por el órgano encargado de llevar a cabo tales estadísticas y de sistematizar la estratificación de las diferentes poblaciones en Venezuela, dejándo que estos escollos o vacios, deambularan dentro de los diferentes tipos constitucionales que conformaron la Constitución de 1999 y que creemos que deben ser incluidos en este momento dentro de la discusión que se está dando a través del proceso constituyente a nivel nacional y del debate que se está dando a través de los diferentes medios de comunicación. Es por ello que celebramos con apremio y con profundo interés la convocatoria a incluirnos dentro y nos alegramos por tal iniciativa (o llamado) que vienen a fortalecer la inclusión, participación, protagonismo y visibilización de las diferentes expresiones de los movimientos negros (o de piel oscura) que integran la venezolanidad, donde se hace predomínate que se tome en cuenta, la presencia de su sentido de pertinencia cultural, núcleo central de sentido, periferia de sentido, sus expresiones de organización colectiva, idiosincrasias, formas elementales de la vida religiosa, aspectos culinarios, etc., encaminadas a definir sus mecanismos de interlocución, conjuntamente con el gobierno nacional y la sociedad venezolana, en el que se debe resaltar el interés por crear la definición de rutas e instancias organizativas, así como procesos de concertación de agendas y actuaciones movilizadoras, en el que reclamamos nuestro legítimo derecho a la autodeterminación, a poseer autogobierno en los estados donde somos mayoría, a gozar de una representación legislativa adecuada y la necesidad de constituir libremente, instituciones y entidades autonómicas propias dotadas de la suficiente potestad administrativa, presupuestal, financiera, territorial y política nacida del reconocimiento como pueblo venezolanos que poseen una piel oscura y porque han venido a constituir un aporte significativo que vienen a fortalecer la construcción de espacios autónomos, caracterizados porque son construidos por sujetos colectivos que vinieron a enriquecer la venezolanidad y americanidad…, las cuales se fortalecieron con los aportes de las culturas blanca criolla, la mantuanos y la europea, así como de los originarios (mal llamados indígena), puesto que tal proceso de creación y conservación ha permitido preservar la vida comunitaria y reconfigurar la distribución de nuestro pueblo en nuevos territorios poblados y ciudades en los que hoy vive el mayor porcentaje de estos imaginarios (Estadio Miranda, Vargas, Aragua, Zulia, Sucre, etc.).

Esto quiere decir que en este dialogo nacional deben estar incluidos todos los venezolanos y venezolanas que hacen parte de la venezolanidad y sería un grave error que no seamos incluidos y se siga vulnerando nuestra condición de venezolano y venezolana, puesto que sería seguir alimentando este tipo de postura que sigue viéndola, a partir de postura afro centrista y mono centrista europea, en donde prevalece una sola visión o una visión cegada…, en el que la participación se vienen a convertir en un tratado parecido a quienes en Venezuela manejaban la 4ta, República y es por ello que tal participación la seguimos viendo como una oportunidad que debemos aprovechar, puesto que ella nos va a permitir visibilizar…, ¡Cómo se dio la participación del Sistema Tribual Africano y quienes en el participaron?, puesto que sin esta acción desarrollada por las culturas africanas…., jamás hubiera nacido el capitalismo en el mundo; en el que hay que rescatar, que al momento de que los europeos pisaron sus suelos…, África era un territorio inhóspito, lleno de animales desconocidos, compuesto de múltiples enfermedades tropicales, etc., y los que llegaron se encontraban físicamente desgastados, en estado deplorable, producto de los vaivenes producidos por el desconocimiento de adentrase a un mar desconocido y por la tenencia de una incipiente tecnología marítima.

La lógica nos dice…, que sin la participación del Sistema Religioso Tribual Africano, dicha expansión no se fuera dado, donde el jefe tribual jugó una parte importante en este proceso de desarraigo que vivió África, puesto que tenía la potestad sobre su territorio (llamado en el derecho contemporáneo jurisdicción natural o primitiva), así como con sus súbditos. Por ello hemos venido sosteniendo que ya basta de que la historia siga siendo vista desde una postura centrista y excluyente, que nos presenta a los europeos solamente como los buenos y a los negros/negras, como los malos y eso se debe a los sesgo históricos y personales que han influido y jugado un papel importante en nuestro desarrollo y manera de ver las cosas, lo cual ha traído como consecuencia que continuemos viendo la historia de nuestros países desde la óptica africana y no desde la conformación de los distintos bloques que sirvieron de referencia para la conformación de la venezolanidad. Es por ello que hay que desmitificar los diferentes campos del saber y empezar a crear nuevas postura para poder entender la influencia que tuvieron las diferentes dinámicas que interactuaron en ese proceso que llevó a que los negros/negras, se convirtieran en sujetos creadores de cultura o en sujetos históricos…, en el que pudiéramos decir, que a pesar que los europeos eran los que poseían el mayor poder de fuego simbólico, lograron crear una nueva cultura y ello es lo que nos ha permitido ir desmitificando los diferentes sistemas de representaciones que el hombre ha hecho del mundo y de sí mismo, porque en la medida que se van haciendo transparente, las iremos percibiendo de manera crítica, esclareciéndolos y desechándolos, a través de un vasto sistema de interpretación que las ha deforman y que trabajó como una especie de mecanismo subliminar que tienen como propósito que no se conozcan sus diferentes entramados y por ello, ese mecanismo que impusieron los europeos con unos contenidos perversos, caracterizados por su etnocentrismo, es lo que no nos ha permitido entender el papel que juega en el pensamiento y en el desarrollo de la personalidad, por la manera como se impone, más…, cuando este es inoculado e internalizado y se fija en el inconsciente. Es por ello, que hay que aceptar que su debate se hace indispensable y no se puede obviar, porque la historia está allí, puesto que el tema no ha tenido el tratamiento adecuado y creemos que el espacio que nos brinda el proceso constituyente, es el más adecuado, puesto que nos permite desmitificar esa premisa comunicacional y simbólica que los afro descendiente quieren imponer y que los lleva a discriminar a los negros y negras de manera descarada con la siguiente matriz de opinión que ellos siempre se encargan de hacer público:

“Negro es un Color…, afrodescendiente es una identidad”…,
En el que se ha querido obviar que la caza de seres humanos en África era común, la cual se había transformado en una institución, en un oficio, donde se cazaban a blancos, negros, indígenas, etc., lo que quiere decir que eran sociedades hibridas, donde estaba muy arraigado ese mecanismo…, gobernadas por un sistemas de formas elementales de la vida religiosa, caracterizadas por culturas mecánicas, donde prevalecía la imposición del tótem, en base a un sistema de creencia impuesto y donde los jefes eran dueños de la vida de quienes estaban en sus predios por voluntad divina.

Esto representa que los emporios que formamos parte de la venezolanidad, poco a poco hemos venido entendiendo el momento histórico que vivieron, donde la imposición de sus formas culturales por parte del europeo (...) fue relevante y conllevó a crear una propuesta de acción donde el impactos de estos hechos históricos debe servir de principios y estar ligados a un propósito político que debe comprender el fortalecimiento de nuestro autoestima, con la finalidad de instaurar la convicción de que los esfuerzos colectivos y la participación organizada, se conviertan en la base para la materialización de la república que está naciendo y allí la cultura juega un papel fundamental, ya que es el lugar donde se recrea la unidad simbólica del pueblo, considerada como un valor universal de mucho calibre…, compendio de las actividades espirituales y materiales de la sociedad, puesto que es el vehículo más eficaz y legitimo para estimular y enaltecer las posibilidades de expresión del pensamiento y las aspiraciones del hombre en sociedad (por ello, no podemos olvidar que hay que visibilizar la dinámica histórica que trajo como consecuencia el sanguinario e inhumano Sistema de la Trata Negrera, como no podemos seguir invisibilizando, que sin la presencia o participación de los pueblos o culturas aristocráticas africanas, dicho sistema no se fuera dado, porque es imposible creer que un grupo de aventureros buscadores de oro y de piedras preciosas que cruzaron mares, en galeras construida con una incipiente tecnología, físicamente agotados y demacrados por la trayectoria, pudieron apropiarse de todo un continente y adueñarse de su patrimonio material y espiritual..., o cual permite deducir que el conquistador supo comprender la ingenuidad del contrario, puesto que ello los llevó a considerarlas como incipiente cultura y por ellos, comprendieron que eran culturas diferentes en el que se le daba poca importancia a la vida, a los estratos más pobres y que se caracterizaban por su carácter inhumano), etc., permitiéndoles ganar tiempo, dividirlos, percibir su diferentes sistema de representaciones, las cuales consideraron extrañas a toda idea de divinidad que el europeo concebía, a las cuales miraron como especulación, maltrato y desprecio, manejándolas a su antojo, porque no se puede negar que hubo una tendencia por parte de las culturas africanas aceptar el nuevo estilo de dominación, como del componente idiosincrático, jurídico e ideológico que esto implicaba, en el que no predominó una dinámica cultural en el cual prevaleciera un libre intercambio de sus elementos interno, ni una lucha que les permitieran crear un bloque histórico como respuesta ante la presión aculturadora en el que estaba implícito imponer la cultura de la aceptación4.

Por ello sostenemos que el problema de la invisibilización, no debe partir desde el momento que se empezaron a dar los cambios que conllevaron a crear una constitución nueva o diferente, en el que tácitamente no fuimos visibilizado y es por ello que una de la pretensiones que buscamos es que se debe…,
Incorporar en el debate constituyente, la expresión “desarraigados negros y negras” en el nuevo Preámbulo, quedando de la siguiente manera “El pueblo de Venezuela, en ejercicio de sus poderes creadores e invocando la protección de Dios, el ejemplo histórico de nuestro Libertador Simón Bolívar y el heroísmo y sacrificio de nuestros antepasados aborígenes, y de los precursores y forjadores de una patria libre y soberana que se caracterizaron por poseer una piel negra…”.

Por ello, la deuda social no es solo es con los negros/negras venezolanos, sino también con las otras culturas que engrandecieron la cuna de Bolívar.

Pero en el caso de la cultura negra, la realidad, es diferente, al de los otros emporios humanos (es una situación especial, que no se ha podido superar, puesto que el impacto que tuvo el ser cazados, intercambiados, desarraigados y traicionados por su propia naturales -los negreros africanos-, no ha sido superado y viene a corroborar lo que algunos investigadores en el área mantienen, donde a pesar que fueron visibles las crueldades impuestas por el sistema tribual africano, se siguió intensificando la caza de vida humanas, hasta posteriores del siglo XIX) y que hoy, se quiere oscurecer, para imponer de manera ladina (maliciosa) el término “afro descendiente”, con la intención de invisibilizar o oscurecer, tales hechos históricos, sin reconocer la capacidad y el aporte que le ha permitido convertirse a esos desarraigados convertidos en negros y negras, en creadores de una cultura propia, innovadora de categorías y argumentos paradigmáticos, que no se pueden ver aislados del resto del país…, que tiene que verse integrada dentro del aporte que permitió la conformación de la venezolanidad, en condiciones de igualdad, en la nueva Constitución que se piensa reformar, en el que se debe asumir su aporte como una condición especial, en vista que debe comprenderse que debemos percibirla, dependiendo de la perpetuidad de su existencia y reconocimiento en el tiempo, en vista que fueron dejado a la deriva, sin ningún tipo de apoyo, ni representación que lo protegiera, porque eran negros y negras, seres humanos sin identidad, porque no eran reconocidos como africanos, sino como piezas de ébanos, animales para el trabajo duro.

Esto representa que a África nunca le interesó reclamar el trato inhumano que se le dio a nuestra ascendencia biológica (no cultural, en vista de la perdida de la geografía espacial y de la creación de una nueva por la intervención de otros factores que consideramos que son exógenos, en el que no se puede hablar de la presencia de una herencia africana, porque no existen rasgos de ella y porque se perdió, se fundió y se creó otra originaria que tienen que ver con la venezolanidad), porque de un sólo golpe aceptaron el sistema impuesto por el extranjero que conllevaba a entregar y convertir a sus originarios en productos que podían ser adquirido por cualquier ciudadano europeo, en cualquiera de las vitrinas de sus poblaciones de origen o en sus provincias), porque no les importaban su situación y es por ello que se pusieron al lado de quienes detentaron el poder, porque eran parte del sistema de acumulación que se estaba gestando en el mundo y de la forma tan descarada, como éste fue ganando espacios (véase el papel que jugó la nueva División Internacional del Trabajo) y para ello se necesitaban de insumos que se convirtiera en mercancías o en mano de obra barata que se consolidó a través del Sistema de la Trata Negrera (donde millones de humanos fueron convertidos en piezas para fortalecer una realidad que no era la suya, a los cuales no se les reconoció su inteligencia, como sus diferentes capacidades, porque eran cosa sin valor, no eran reconocidos por la institucionalidad africana y europea como humanos y ahora no quieren ser reconocidos por los afro descendiente en Venezuela, porque los consideran un color, no una identidad, negándose aceptar que su cultura se fundió durante mas quinientos años, mientras la de los afros, nació en el 2001, en Durban/Sudáfrica), lo cual debe explicarse por el carácter que tuvo su expansión y el papel que jugó, la heterogeneidad histórica y sociocultural que se constituyó a través de un constructo ideológico (en el sentido de la falsa conciencia), cuya finalidad sirvió para enmascarar dicha realidad y desentrañar sus condiciones estructurales de explotación, dominación y agresión simbólica de quienes en África se convirtieron en minorías, en el que se menoscabó el reconocimiento, goce o ejercicio en condiciones de igualdad de sus derechos y libertades.

Por ello, siempre hemos dicho que somos venezolanos/venezolanas creadores de la cultura negra y que los únicos discriminados y vulnerado, hemos sido lo que no caracterizamos por poseer una piel oscura (no los africanos, porque ellos nunca hicieron presencia en el país y eso lo sabe muy bien el Profesor Aristóbulo Isturiz y el Dr Hermann Escarrá), ya que por encima de nuestras cadenas y carimbas (impuesto por el Sistema Tribual Afro europeo), nuestra ascendencia de piel oscura, fue capaz de entender lo que les estaba pasando, puesto que tenían conciencia de la dinámica histórica que estaban viviendo, como de la necesidad de su apropiación, porque se presentaba una oportunidad para ser reconocidos y la supieron aprovechar..., dentro de esa estructura de contradicciones, de explotación, dominación y agresión simbólica que permitió que los constructos para la dominación y la dependencia se impusiera como tipos ideales, los cuales fueron utilizados para la imposición del logo centrismo, etnocentrismo europeo y el afro centrismo, que los conllevó a negar su estética, construyendo hegemonía frente a colectivos de menor impacto.

Por lo tanto, no fue fácil nuestra aceptación como poblaciones que nos habíamos convertido en originarios de los incipientes estados nación que estaban emergiendo en un ambiente donde no se reconocía que éramos el producto de los cambios que se dieron en el mundo y que vinieron a influir en la nueva estructura social venezolana (aunque se siguió manteniendo los mismos paradigmas que mantenían al estado social europeo), lo cual conllevó a una serie de conflictos que trajeron como consecuencia que la esclavitud se remozara (Véase el Caso de Venezuela y como se conformó la Democracia Representativa) y adquiriera otro carácter, donde las ventajas fueron a favor de los caudillos y de los hacendados (Se abolió la esclavitud, con grandes pérdidas para el estado venezolano y un gran negocio para los caudillos y dueños de haciendas, en vista que los negros quedaron desprovisto de tierra y dineros para su sustento y sobrevivencia…, lo cual conllevó a que el vínculo con los hacendados se acentuara, profundizándose el conuco como un sistema de explotación y de neocolonialismo, ya que se impulsó la figura jurídica del arrendamiento, donde la convención no fue a título oneroso para los negros venezolanos), aunque tardíamente se comprendió la importancia estratégica para que se incorporaran a las luchas de independencia que se venían gestando en nuestro país y por ello se promulgó una serie de decretos, leyes en pro la abolición de la esclavitudy fue en 1854 (con la llegada al poder del General José Gregorio Monagas, el cual no estaba de acuerdo, porque sostenía que tal medida perjudicaba a sus propietarios) que se tuvo garantía de una acción jurídica que puso en vigencia su liberación con la puesta en marcha de una justa indemnización que contribuyó acrecentar las arcas de los hacendados.

Es por ello que venimos sosteniendo desde hace mucho tiempo que el término "afro descendiente", es antijurídico, intrascendente, anti histórico que irrumpe en contra de las fuentes que sirvieron para crear la República (1811), donde no se explica que se utilice en este momento, en el que la Revolución Bolivariana (1999 al 2017) está propiciando un nuevo sistema de participación centrado en la cohesión y corresponsabilidad que incluye el relanzamiento de nuevos paradigmas que favorezcan una generación de alternativas que auspicien un sistema que fomente procesos que transfieran su efectividad dentro del contexto local y para ello se hace necesario adecuarlos dentro de una serie de principios y valores consustanciados con el proceso histórico que estamos viviendo, en donde la participación conlleve a la cimentación de una visión compartida que genere un pensamiento holístico en función de concebir un ciudadano que tenga una capacidad de comunicación proactiva que a la vez posea un esquema conceptual actualizado y socializado, con el propósito de que se pueda discernir en cuando al uso agudo de herramientas que confieran su formación particular, lo cual implicaría compartir una imagen de futuro que permita el desarrollo de la energía generativa de lo humano, con la finalidad de afirmar la nacionalidad venezolana y reconstruir un país más justo y ético que tome en cuenta la importancia que tienen los principios y valores para el desenvolvimiento de sus potencialidades, la imaginación productivas, la sensibilidad de percepción y la comprensión del espíritu (por ello... la lucha por su memoria no se puede separar de su nueva geografía espacial, ya que la ancestral se perdió, no existe, se transformó y nació otra, puesto que la cultura negra no es producto de lo africano solamente, sino también de lo blanco y lo indígena, en el que ninguna de estas culturas se puede adjudicar su origen, aunque fenotípicamente la pigmentación sea parecida a la africana, en algunos casos, pero en otros responden a colores matizados que deja entrever aspectos fenotípicos diferentes.

Creemos que el proceso constituyente por vivir, debe propiciar la visibilización de la historia negra en Venezuela, principalmente ¿Cómo esta se conformó? Y como estos imaginarios tuvieron que aceptar las culturas de los países donde los impusieron…, por ello, no nos podemos quedar en lo superficial para no tocar fondo, porque la cultura negra se originó a través del proceso de desarraigo llevado a cabo en el continente africano y se originó gracias a la presencia de los negreros africanos, donde se les impuso, el termino negro o negra para diferenciarlos de ellos y en el que hay que comprender que los únicos que han sido esclavizados, vulnerados sus derechos, discriminados, etc., han sido los venezolanos y venezolanas que poseen una piel oscura, puesto que en el segmento de tiempo que se consolidó la venezolanidad no existía la presencia de los africanos, menos de los hoy se reconocen afrodescendientes y no entendemos porque están pidiendo una inclusión, cuando nunca participaron en la realidad venezolana, porque la historia que se originó tienen que ver con las culturas negras.

Por ello es difícil que los americanos caribeños que poseen una piel oscura, nos auto reconozcamos, como afro descendiente o poseedores de cultura africana, lo cual está muy alejado de nuestra realidad y más…, cuando uno puede darse cuenta de los últimos acontecimientos que ha venido pasado en el cuerno de África, donde al parecer, la vida tiene poca importancia y nos da tristeza ver como hoy se condena de por vida a los homosexuales, simplemente por ser diversos, donde Nigeria y Uganda se sitúan al frente de la persecución contra la homosexualidad con dos leyes que incluyen penas de cárcel, en el que la religión está entre los acicates de la homofobia y donde la ablación, se ha convertido en una arma cruel, contra niñas y adolescentes, la cual niega su derecho a sentir y a que se les respete su integridad física, porque se enseña a los africanos a ser duros y a no sentir…, y para ser emancipadas, nos encontramos que todavía son intercambiadas por cualquier cantidad de ganado o por especies suntuarias5.
Casualmente, por ello notamos que muchos americanos/americanas que se caracterizan por poseer una piel oscura no tocan estos temas que perviven dentro de la realidad de los países donde predominó la esclavitud, para presentarnos una imágenes de áfrica que no son, porque es difícil que los negros americanos aceptamos dicho termino, porque es otro sentir, otra manera de ver la realidad, en el que no se puede negar que se convirtieron en una cultura distinta.

Creemos que se pierde el tiempo en enarbolar las culturas africanas y no las de los Americanos que se caracterizan por poseer una tez oscura y menos cuando CONADECAFRO, institución creada por el Gobierno Bolivariano, nos discrimina cuando impone la matriz comunicacional “Negro es un color y afro descendiente una identidad” y nadie le dice nada o le advierte que está cometiendo un delito que se encuentra tipificado en la Ley Organica Contra la Discriminación Racial (LOCDR), porque no se han dado cuenta que están vulnerando la ley que ellos mismo impulsaron (Eso se llama endorracismo) y esto se debe a que nos hemos olvidado y no queremos reconocer que hoy gozamos de la categoría de ciudadanos/ciudadana, porque nuestra herencia histórica negra, se convirtio en sujetos creadores de Cultura (Algo distinto a la africanidad que nos quitó nuestra identidad y nos convirtieron en desarraigado o en piezas de ébanos) y tal reconocimiento no fue gratis, producto de que nuestra participación se hizo relevante y notoria en todos los procesos independistas y libertarios que se dieron en el mundo (a pesar que ha sido oscurecida y que hoy tratamos de hacerla transparente), y por otro lado, porque fueron tan, pero tan inteligente y bellos, que las europeas no aguataron ver aquellos seres humanos con aquellos colores, físicamente fornidos, con una estética potencialmente diferentes a la que poseían ellos, tratados como animales, lo cual alimentó su tentación por fundirse con esos seres inteligentes que poseían tanta estética.6

Por ello da tristeza ver como a través de la moda y belleza, se quiere imitar a la africanidad…, olvidándose de su pasado histórico, como del proceso de desarraigo vivido en África, donde hemos visto que se quiere seguir imponiendo el racismo como forma de coerción, cuya base es lo físico, el color y no se preocupan por otro tipo de problema que son más importante, lo cual ha conllevado a que los negros/negras se niegan a sí mismo y no entiendan que somos diferentes, bellos, únicos y que no nos parecemos en nada a los africanos y mucho menos a los europeos…, más cuando no se entiende lo diverso dentro de lo diverso y la fuerza que tienen el poder mediático para destruir culturas originales, creencias, etc.…, porque seguimos en la imposición de premisa religiosa que argumentan (Ahora reforzada por los blanqueados), que solamente nacimos para servirle al blanco (en el que está inmerso, negar nuestra existencia, color y formas de ser) y por ello vemos como se manejan los diferentes medios de comunicación visuales, escritos, gráficos, digitales y redes sociales en Venezuela, como estos se dedican a profundiza el racismo y a imponernos sus patrones culturales que dejan claro su origen euro descendiente, lo cual nos ha llevado profundizar nuestra posturas y comprender la importancia que este momento tiene el proceso constituyente para nuestra inclusión, el cual se presenta como propuesta de muy alto cuño, en el que debemos dejar claro nuestra visibilización y lo orgullosos que no sentimos por ser parte de esta historia que nos dio esta patria libre y soberana, puesto que ello nos permite borrar ese figurado, que ve el término negro como el mal, el sin alma, lo triste, lo siniestro, las tinieblas, lo malo o lo feo.

Por tales razones, tenemos que decirle al mundo que los negros somos más que tambor. somos más que fumar y leer el tabaco para ver la suerte, porque somos..., conocimiento, somos una identidad que posee una carga histórica que no posee el término Afro-descendiente que nació en la Conferencia Mundial Contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia, en Durban (Sudáfrica), del 31 de agosto al 8 de septiembre de 2001, en donde se originó la tendencia endorracista, discriminatoria, negrofóbica y xenofóbica, porque ellos ya habían sentido el peso de su connotación histórica y por ello aprovecharon tal ese escenario para imponer tal postura discriminatoria que permitía oscurecer la participación de los africanos en el Sistema de la Trata Negrera y venderse a través como buenos bailadores, buenos ejecutantes de cualquier instrumento de percusión o de madera, buenos en la cama para satisfacer a cualquier mujer, bueno en el trabajo fuerte, buenos para la brujería y hechicería (porque eso es lo que han vendido en Venezuela, en donde los vemos que no salen de seguir alimentando tal matriz y lo hacen siempre, cada vez que están ante cualquier medio de comunicación publico o cuando se reúnen con el Presidente Nicolás Maduro, donde ya es característico de parte de ello, llevarle una fiesta y no una propuesta creativa, proactiva y protagónica, construida en consenso que ayude a consolidar la revolución bolivariana dentro de las poblaciones que se caracterizan por poseer una piel oscura), y de esta manera, se intentan ocultar, la acción anti humana, cruel e impía…, llevada a cabo por los negreros africanos contra su propia gente, a los cuales les quitaron su identidad original y les impusieron el término negro y negra…, para de esta manera, diferenciarlos de ellos, convirtiéndose tal acción, en un acto cruel e inhumano, o en un delito de lesa humanidad, en el que se ha querido obviar y ocultar que los negreros africanos se dieron a desarrollar el oficio impío de cazar a su propia gente, como animales, depositarlos en factorías controladas por ellos mismos (Ver Isla de Goreé. Senegal. Isla sin retorno. África), para después de ser intercambiados a los barcos negreros europeos por licor, ropa nauseabunda, pedazos de sal o de vidrio o cualquier objeto suntuario. Por ello hay que vindicar que después de la eliminación de la esclavitud y que los pueblos americanos lograron su independencia, los negros se convirtieron en sujetos creadores de cultura, puesto que hicieron un gran aporte en el campo de la ciencia (sociales y naturales), los cuales se ha ocultado…, porque hoy se intenta oscurecer con la imposición del término afro-descendiente (que se ha convertido en su antítesis) que no tenemos un origen americanos, sino africano y nos olvidamos que de África salimos desarraigados, convertidos en negros, sin identidad y América fue que nos dio nacionalidad y ciudadanía y por lo tanto, se convirtió en el espacio donde tenemos que buscar nuestra realidad histórica.

Por ello, el proceso de desarraigo y de esclavitud, en tierras europeas y americana, no se puede comparar con la que sufrieron los distintos seres humanos y culturas de otros continentes o del globo terráqueo, porque después del encuentro con el continente americano (s. XVI al XIX), esta se convirtió en más inhumana, cruel e impía…, así que no se puede ver como un asunto de africanos solamente, a pesar que se quiere tomar en cuenta su magnitud e impacto, el cual tuvo una gran trascendencia, en vista que permitió el levantamiento de la economía transatlántica y que Europa saliera de la crisis feudal producida por las solemnidades y los privilegios de la época en que la imbuyó las solemnidades producidas por el sistema feudal europeo; lo cual no sucedía en todos los continentes y menos…, llegar al extremo de convertir a seres humanos en piezas de ébano o en objetos para el trabajo duro…, o en mercancía a ser cambiada por productos inverosímiles (por ejemplo vidas humanas prendas mal olientes) que no tenían ningún tipo de valor, en el momento que los europeos pisaron tierra africanas y fueron visto por los africanos…, los cuales se percataron de la impresión causada por su presencia, producto de la manera como estaban vestido, las armas, loa arcabuces, etc., ya que según sus creencias, creían que el Dios les iba a llegar por el mar…, pero tampoco queremos contribuir a incentivar una matriz de odio a seres que dejaron una herencia muy cuestionada por la humanidad, pero lo que no se puede aceptar, es que los movimientos endoafros (RAV, ROA, INCONDIR, CONADECAFRO, etc.) en Venezuela no quieren aceptar, el rechazo que le tiene el pueblo venezolano al término afro descendiente, el cual se dejó sentir en el Censo de Vivienda y Habita llevado a cabo en el 2011 por el Instituto Nacional de Estadística (realizado en Venezuela), siendo muy evidente y contundente…, convirtiéndose en un hecho notorio y comunicacional que los llevó (después de encuentro internacional que hicieron en el Hotel Alba Caracas), a convertirse en un partido político, porque no han podido asmilar la presión, ni organizar, a los venezolanos que se auto reconoce como afro descendiente (aproximadamente, son, como 181.157 de una población total de venezolanos de 27.227.930. Ver Censo 2011.) y es por ello que están utilizando su participación política para imponer el termino, por encima de la opinión de los venezolanos. Por otro lado, notamos que muchos americanos, no tocan estos temas que perviven dentro de nuestra realidad y los dejan pasar (como decimos en Venezuela ), por debajo de la mesa, para presentarnos unas imágenes de áfrica que en nada se relaciones con los que lograron tener una identidad distinta a la de los africanos…, porque es difícil que los negros americanos las aceptamos, porque es otro sentir, otra manera de ver la realidad, en el que no se puede negar que los negros y negras se convirtieron en una realidad distinta a la de los africanos y decir que somos iguales a ellos, es una falacia7.

La pregunta que debemos hacernos es si necesitamos seguir presos dentro de los marcos intelectuales del siglo XIX…., si es correcto imaginar la solidaridad entre negros/negras y sus descendientes como algo natural y fruto de una atribución de rasgos y valores morales construidos por estos mismos estratos sociales que hoy vienen a conformar el mundo…, porque uno nace negro, pero es educado violentamente para no serlo, porque nuestro origen, casualmente es producto de ese proceso que se consolidó a través del proceso de desarraigo que los africanos liderizaron para diferenciarnos de ello, porque casualmente, nuestros mayores conflictos ocurren cuando decidimos que no queremos ser y existir en los términos del opresor o cuando no deseamos ponernos las gafas cargadas de estereotipos que nos oprimen y llevan nuestras poblaciones muchas veces a la muerte o a la locura.
Comprendemos, la posición de líderes como Marcus Garvey, W.E.B Du Bois o Kwame Nkruma y de venezolanos como Juan Veroes, Chua Espinoza; los cuales han apropiado del término raza para construir un discurso capaz de enfrentar el racismo y el colonialismo, y ese discursos fue construido a través de las herramientas conceptuales disponibles en su tiempo, las cuales contaron con una gran capacidad de movilización.

Sin embargo, en este siglo, los pueblos del sur del mundo no necesitamos de los mismos instrumentos pues ya hemos aprendido que traen dentro de sí la reificación de nuestra propia opresión. Por esta razón, muchas personas de los estratos negros americanos y caribeños, han elegido reivindicar el término negro/negra, porque fue el término que nos permitió tener identidad y por otro lado…, porque nos dio ciudadanía para vivir una pluralidad de modos y maneras de ser y estar en un mundo…, que lleva en común, un origen que no es africano y que se dio, después que fueron convertidos en esclavos o en dueño de un europeo en tierra americanas8.

Queremos que nuestra vida y muerte no sean definidos por nuestro nacimiento…, como tienen la costumbre de afirmar los historiadores, puesto que estamos en uno de esos momentos de la historia de la humanidad en que uno mira al pasado en diálogo con su presente, y lucha por las herencias que quiere dejar para el futuro. En nuestro caso, se presenta como un entrelazamiento de lo cual todos, negro y no negro deben comprometerse.

Por ello, nos pareces irresponsable asumir tal postura y más aún, cuando sigue sosteniendo que los africanos son ingenuos y que llegaron unos cuanto europeos, navegando años, muertos de hambre y se adueñaron del Continente Africano, para echar a un lado…, que era un continente inhóspito, poseedor de enfermedades tropicales y que representaba un peligro para los desnutridos europeos que se embarcaron en esa expedición trasatlántica y que su complejidad ambiental ponía en peligro tal expedición, además que para la época África contaba con culturas muy avanzada en lo científico y cultural que estaban por encima de las europeas …, pero lo más ingenuo, es que nos quiere vender su postura…, como que si nosotros, no pensáramos y tuviera capacidad para entender lo que fue el Proceso de Desarraigo que se originó en África, de lo cual no se hace mención y solamente se pone el énfasis en que los europeos son solamente los culpables del negocio de seres inteligentes, para echar a un lado, que no fueron los africanos, los que les impusieron el término de negros y negras a su propia gente, a los cuales dejaron sin ninguna identidad y lo más triste de todo este proceso, es que quienes controlaban los asientos y se daban a la tarea de intercambiarlos, eran los propios negreros africanos, porque no los consideraban africanos y el usufructo de lo intercambiado le permitía subsanar la dote tribual …, en el que hay que reconocer que mientras África le quitó la identidad original a nuestra herencia histórica y los convirtió en negros y negras, América nos la dio y nos convirtió en ciudadanos americanos, con una identidad original (a pesar de la esclavitud).

Por tal razón, creemos que lo negro es más que una construcción colonial y es el producto de la relación que se dio entre los africanos y europeos, donde ellos llevaron la peor parte que trajo como consecuencia que una parte de la población se convirtieran en esclavos, en tierras americanas y europea…, que se le deshumanizaran y se convirtieran en objeto para el trabajo duro; lo cual permitió a los europeos consolidar su saqueo, hegemonía y estabilización en las nuevas naciones consideradas como sus periferias o patio trasero, estableciendo un sistema de producción a punta del látigo, donde murieron millones de seres humanos, catalogados como negros/negras, piezas de ébano, e indígenas, habitantes y protectores originarios de estas tierras, lo cual cambió la vida de estos seres inteligentes, traídos como animales.

Por ello, comprendemos que entender la historia no es tarea fácil, y por tal razón, debemos empaparnos de nuestro legado que se consolidad y originó en América, como un aporte muy importante para consolidar la venezolanidad y es lo que nos permite asumir posición ante el proceso constituyente que estamos viviendo en Venezuela, en el que exigimos que debemos ser incluidos…, no para escondernos en un términos construidos por intelectuales ajenos a la realidad americana (puesto que el término “afro descendiente” niega la venezolanidad, americanidad, caribeñidad, puesto que solamente reconoce descendencia africana y lo más triste, es que se ha venido convirtiendo en una especie de dispositivo sublimar o comodín para contrarrestar la existencia de las poblaciones negras), sino para hacer visible nuestro aporte a la venezolanidad y de esta manera consolidar un debate nacional, porque casualmente, el apelativo de negro o negra, posee una carga histórica de más quinientos años y se encuentra enraizado en quienes nos caracterizamos por ser venezolanos y venezolanas que poseemos una piel oscura.

Es por ello que en base al art. 51 Constitucional y después de analizar los escollos semánticos e históricos que hacen parte de la realidad venezolana, es que acudimos ante ustedes para hacerle llegar el siguiente petitorio, con la finalidad de que se estudie la posibilidad de que nuestro aporte sea incluido como un nuevo CAPITULO dentro de los cambios que se le piensa introducir a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), en el que se enarbole, se haga trasparente y se visibilice la presencia de los estratos venezolanos que poseen una piel oscura (negros y morenos, como está establecido en la Pregunta que tienen que ver con el Autoreconocimiento en el Censo de Habita y Vivienda, llevado a cabo por el Instituto Nacional de Estadística de Venezuela en el 2.011) y que a la vez…, sean discutidos con las diferentes expresiones que conforman la venezolanidad, puesto que su aporte remite un carácter de importancia para todos los venezolanos y venezolanas que hace parte de esta patria libre y soberana y es lo que nos motiva a fortalecer el llamado que hizo el Presidente Maduro Moro, porque representamos el 54.4 por ciento del total de la población venezolana y no es posible que no seamos incluidos de forma expresa, transparente, escrita, visible y de forma notoria, en el nuevo ordenamiento constitucional que se piensa crear, en el que se debe resaltar este pequeño aporte como una agenda para la discusión y que les hacemos llegar, confiados que vamos a ser parte del debate que se piensa dar en todos los rincones del país:

Que el término Negro se perciba como una cultura de resistencia que le ha hecho aportes importantes a la diversidad venezolana y que no se vea como un Perfil Fenotípico Racial Discriminatorio, o como una distinción, eufemismo o apelativo que conlleve a su prohibición dentro de la idiosincrasia venezolana, como lo vienen haciendo los afro descendientes en Venezuela, con la matriz “Negro es un color…, afro descendiente es una cultura” y donde se olvidan que la historia negra americana tienen aproximadamente más de 500 años de su consolidación y ha creado rasgos que no le hemos visto en quienes se auto reconocen como descendentes de africanos.

Que no se vea el término negro, como una expresión peyorativa o como lo conceptualizó el Subcomité de Estadística de poblaciones “Afro descendientes” (del Instituto Nacional de Estadística): “Es toda persona de piel fuertemente pigmentada, pelo muy rizado, nariz achatada, y labios gruesos. Puede tener prácticas culturales de origen africano, aun cuando no la identifique como tales”. Distinción y Perfil Fenotípico Racial Discriminatorio que no tiene cabida en la realidad venezolana que se ha convertido en una herramienta discriminatoria en contra del aporte que han hecho los sujetos de la acción que poseen una melanina negra y otras culturas a la diversidad venezolanas (ver el patrón Censal y dentro de él, la pregunta que tiene que ver con el auto reconocimiento utilizado por el INE en el 2011, cuando se llevó a cabo el Censo de Habita y Vivienda).

Si las culturas populares constitutivas de la venezolanidad gozan de atención especial en el Venezuela, se debe reconocer y respetar la interculturalidad bajo el principio de igualdad de las culturas, así el aporte hecho por la cultura negra a la venezolanidad, en las diferentes leyes que el estado venezolano ha creado y que se plasme de forma escrita y expresa que el Negro/Negra es: “Toda Persona nacidas en el territorio venezolano que se caracterizan por poseer uno rasgos culturales producto del desarraigo llevado a cabo por los negreros africanos que conllevó a que se le quitara su identidad africana (Proceso de Desarraigo), estereotipados como piezas de ébano.., que se reconoce venezolano por poseer raíces europeas e indígenas, sobre la base de su percepción, valoración y ponderación de los componentes históricos, generacionales, territoriales, culturales…, teniendo como característica principal una identidad que en su núcleo central de sentido y periferia de sentido, sus estereotipos se identifican con el ejemplo, heroísmo y sacrificio de los precursores y forjadores de esta patria libre y soberana que dieron origen al Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia Venezolano, que tiene como designio regirse por los principios de integridad territorial, cooperación, solidaridad, concurrencia y corresponsabilidad”
incluir los aportes morales, políticos, culturales y sociales de las y los estratos negros venezolanos en la Ley Orgánica de Cultura, como en la Ley Orgánica de Educación, en sus diferentes niveles y modalidades, como su difusión a través de la producción de libros de texto, que conlleven a la transparencia de enfoques que permita eliminar la discriminación y xenofobia en los diferentes estratos que conforman la población venezolana, con el propósito de seguir desarrollando su identidad, saberes, testimonios que permitan la recuperación y construcción colectiva de nuestra sentido de pertinencia cultural.

En vista que la Ley Orgánica Contra la Discriminación Racial, reconoce el sentido de pertinencia que tiene en la idiosincrasia venezolana, la cultura negra venezolana, la cual juega un papel importante en la idiosincrasia venezolana, asumiéndose en la siguiente cita: “…las insurrecciones del “Negro Miguel” (1552); la impulsada por los negros en Margarita y costas de Cumaná (1525-1555, 1603)…”, se hace necesario revisar el concepto de descendencia y ascendencia dentro del marco jurídico venezolano.

El Estado democrático y social de Derecho y de Justicia que impera en Venezuela, debe reconocer y garantizar a las comunidades negras el derecho a un proceso educativo acorde con sus necesidades y aspiraciones etnoculturales y por ello la autoridad competente debe adoptar las medidas necesarias para que en cada uno de los niveles educativos, los currículos se adapten a esta disposición.

El Estado sancionará y evitará todo acto de intimidación, segregación, discriminación o racismo contra las comunidades negras en los distintos espacios sociales que son parte de la administración pública, en sus altos niveles decisorios y en especial.., en los medios masivos de comunicación y velará para que se ejerzan los principios de igualdad y respeto de la diversidad étnica y cultural.

Para estos propósitos, las autoridades competentes aplicarán las sanciones que le corresponden de conformidad con lo establecido en los diferentes ordenamientos que hacen parte de nuestro sistema de imputación, como en las disposiciones que regulen los medios masivos de comunicación, el sistema educativo, y en las demás normas que le sean aplicables.

La educación para las comunidades negras debe tener en cuenta el medio ambiente, el proceso productivo y toda la vida social y cultural de estas comunidades. En consecuencia, los programas curriculares asegurarán y reflejarán el respeto y el fomento de su patrimonio económico, natural, cultural y social, sus valores artísticos, sus medios de expresión y sus creencias religiosas.

Los programas y los servicios de educación destinados por el Estado a las comunidades negras deben desarrollarse y aplicarse en cooperación con ellas, a fin de responder a sus necesidades particulares y deben abarcar su historia, sus conocimientos y técnicas, sus sistemas de valores, sus formas lingüísticas y dialectales y todas sus demás aspiraciones sociales, económicas y culturales.

El Estado debe reconocer y garantizar el derecho de las comunidades negras venezolanas a crear sus propias instituciones de educación y comunicación, siempre que tales instituciones satisfagan las normas establecidas por la autoridad competente.

La educación para las comunidades negras venezolanas deben desarrollar conocimientos generales y aptitudes que les ayuden a participar plenamente y en condiciones de igualdad en la vida de su propia comunidad y en la de la comunidad nacional.

El Estado debe adoptar medidas que permitan a las comunidades negras venezolanas conocer sus derechos y obligaciones, especialmente en lo que atañe al trabajo, a las posibilidades económicas, al a la educación y la salud, a los servicios sociales y a los derechos que surjan de la Constitución y las leyes venezolanas.
A tal fin, se recurrirá, si fuere necesario, a traducciones escritas y a la utilización de los medios de comunicación en las lenguas de las comunidades negras venezolanas.

Los miembros de las comunidades negras venezolanas deben disponer de medios de formación técnica, tecnológica y profesional que los ubiquen en condiciones de igualdad con los demás ciudadanos.
El Estado debe tomar medidas para permitir el acceso y promover la participación de las comunidades negras venezolanas en programas de formación técnica, tecnológica y profesional de aplicación general.

Estos programas especiales de formación deberán basarse en el entorno económico, las condiciones sociales y culturales y las necesidades concretas de las comunidades negras. Todo estudio a este respecto deberá realizarse en cooperación y en consenso con las comunidades negras venezolanas, las cuales serán consultadas sobre la organización y funcionamiento de tales programas. Estas comunidades asumirán progresivamente la responsabilidad de la organización y el funcionamiento de tales programas especiales de formación.
El Estado velará para que en el sistema nacional educativo se conozca y se difunda el conocimiento de las prácticas culturales propias de las comunidades negras y sus aportes a la historia y a la cultura venezolana, a fin de que ofrezcan una información equitativa y formativa de las sociedades y culturas de estas comunidades.
El Gobierno destinará las partidas presupuestales para garantizar mayores oportunidades de acceso a la educación superior a los miembros de las comunidades negras venezolanas.

Así mismo, diseñará mecanismos de fomento para la capacitación técnica, tecnológica y superior, con destino a las comunidades negras en los distintos niveles de capacitación. Para este efecto, se creará, entre otros, un fondo especial de becas para educación superior, destinado a estudiantes en las comunidades negras de escasos recursos y que se destaquen por su desempeño académico.

El Estado apoyará mediante la destinación de los recursos necesarios, los procesos organizativos de las comunidades negras con el fin de recuperar, preservar y desarrollar su identidad cultural.
Como un mecanismo de protección de la identidad cultural, las comunidades negras participarán en el diseño, elaboración y evaluación de los estudios de impacto ambiental, socioeconómico y cultural, que se realicen sobre los proyectos que se pretendan adelantar en las áreas a que se refiere esta ley.
Agradeciéndoles de antemano por el interés que le puede presta a este petitorio y convencidos de la receptividad que le dispensará a esta correspondencia en mención, sin olvidarnos del sentimiento de alta estima y consideración a la Institución que representa y a este proceso bolivariano que ha elevado el estima y la mayor suma de felicidad del pueblo venezolano (Bolívar), quedamos de Uds., en espera de su respuesta, en la ciudad de Caracas, a los diez y siete (17) día del mes de mayo de dos mil diez y siente (2017).

Por la PRENSA ALTERNATIVA, COMUNITARIA, POPULAR
Y PEDAGÓGICA ELNEGRERO de San Agustín del Sur:9


Ed. Brunilde Isabel Palacios Rivas Soc. Antonio José Guevara
C.I.: V- 5. 146.245 C.I: V-3892.136


ipantonino@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1388 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Afrodescendientes

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Afrodescendientes


Otros artículos sobre el tema Asamblea Constituyente 2017

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Asamblea Constituyente 2017



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a246208.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO