Mija, no le paras a negros, porque te van a salir los hijos como unos monos

El Racismo, la Discriminación en Venezuela (IV)

Ese fue el consejo más importante que le transfirió la india María Lope a su hija Carmen Dionisia y a su nieta Lorgia. Eso se lo dijo mi abuela a mi madre y a mi hermana mayor a principios del siglo pasado y hoy el 80% de mi familia parecen que fueran europeosdescendientes. Se blanqueó la raza Negra. Se mejoró dicen ellos.

En ese primer párrafo está sintetizado el tema del origen del Racismo y la discriminación racial que todavía pervive en Venezuela y posiblemente en toda la llamada América hispánica. Lo primero que encontramos es que todo el mundo niega su existencia y en eso coinciden Negros y Blancos.: "Aquí no hay racismo, te espetan en la cara, tú lo que eres es un acomplejado" Y se acabó la discusión. Y si insistes, seguro te ganas una enemistad.

En sector de la clase baja donde abundan los negr@s) y en la clase media-baja, lo primero que hacen, cuando nace un niño o niña, quienes van a visitar a la recién parida, es revisarle al recién nacido, el cómo le salió la nariz, para asegurar si va ser blanco o negro; pues si es perfilada y va ser negro, por lo menos felicitan a la madre, porque va a ser un " negro fino". Si nació con nariz chata, todos aconsejan a la madre que le dé masajes en la nariz para perfilársela.

Viendo antier un programa en VTV sobre la discriminación racial en Venezuela, donde como invitadas estaban dos mujeres jóvenes bellas y bastante morenas, hablaban del tema y todas coincidían que había que educar a los niños blancos en las escuelas para que estos no les dijeran o le hicieran bulling a los niños Negros que estudiaban con ellos. Lo que medió fue risa esa recomendación. Me recordé que cuando yo estudié, la única cosa que consideramos un insulto y que nos hacía agarrarnos a golpe a la salida, era que alguien nos tratara de "marica o marico". O que nos mentaran la madre.

Sin conocer el origen de un problema, es muy difícil encontrarle solución, es por eso que tendremos que remontarnos al modo de vida de hace 200 años, para poder encontrarle explicación y solución a ese problema que todavía pervive en nuestra sociedad. Todas esas leyes que se están aprobando contra la discriminación y todos esos programas ministeriales que tratan ese problema son pañitos de agua tibia que no curan esas heridas que llevamos en el alma colectiva del Ser Venezolano.

El Racismo nuestro tiene raíces más profundas insertadas desde el periodo esclavista, cuando los Negros no eran considerados ni como animales, sino como combustible, tal como hoy lo es el petróleo. Es en las haciendas cacaoteras ubicadas en nuestras costas marinas donde más se acentuó la explotación de la fuerza bruta de nuestra población negra, Es allí donde podemos encontrar el todavía régimen de discriminación racial que hoy pervive en nuestra sociedad, el cual se percibe de modo solapado y se trata de ocultar con la afrodescendencia.

Si usted, amigo lector, le pregunta a un Negro o Negra barloventeña, donde nació Simón Bolívar, le contestará que el niño Simón nació en Barlovento, en una de las haciendas que era propiedad de la familia Bolívar en esa época.

Después de 100 años de exterminio de la población indígena y cuando el Papa del Catolicismo, reconoce que los indios eran seres humanos y que tenían alma, es cuando comienzan a llegar mujeres de origen europeo acompañando a sus maridos para instalarse en el nuevo continente. Ese proceso de colonización fue lento y duro 400 años. Saquen las cuentas; Colon llega en 1492-, La provincia de Venezuela la crean en 1777- Bolívar nace en 1783 y muere en 1830- La esclavitud es abolida legalmente en 1854 y se prolonga mimetizada hasta 1947. Apenas llevamos 76 años de soberanía, luchando por liberarnos de las cadenas que nos atan desde hace 531 años.

Los Negros fuimos traídos del África por ser Negros, nos trataron como Negros durante 500 años y ahora pretenden que dejemos de ser Negros y nos convirtamos en Afros, porque según ellos, los descendientes de europeos, el Negro es un color y la Africanidad, una Identidad y todo esto porque a los Afroamericanos del norte no les gusta que le digan Negros o Negras para identificarlos. Váyanse a lavar ese paltó, todos los que quieran ahora convertirme en Afro. Yo soy Negro y me siento orgulloso de serlo. Continuamos en la próxima entrega….y no se arreche por lo que hasta aquí ha leído, que es ahora cuando le falta.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1329 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas