Las dichosas primarias del PSUV

Nuestro movimiento está plagado de traidores que muy disfrazados con franelas y boinas rojas están infiltrados hasta en la sopa. Esos traidores presagian, y estimulan además la posibilidad de que perdamos Alcaldías porque a nuestros candidatos "no los elegimos nosotros". Yo pregunto ¿ cómo nos ha ido con los alcaldes y concejales que en unas celebres "primarias" elegimos nosotros?, peor no nos ha podido ir. Resultaron corruptos, ladrones y hasta mafiosos y asesinos. Creo que si el 5% de ellos se salva es mucho. Entonces, que importa quien los elige pues no es ninguna garantía de probidad, inteligencia, creatividad, sentido común, etc. etc.

Estos traidores lo que lamentan es que algún aliado de ellos no haya llegado a candidato para estar en la "buena", robando de lo lindo, extorsionando y haciendo negocios.

Las Alcaldías y los Consejos Municipales deberían ser eliminados pues sólo son un nido de serpientes que mucho daño nos hacen y no sirven para nada, salvo honrosas excepciones de las cuales sólo conozco a Jorge Rodriguez. Pero ya que insistimos en tener estos parapetos pues hagamos un propósito de vida el controlarlos y supervisarlos.

Que se comparon un carro pues denunciémoslo en prensa, en TV, en la radio, en Aporrea, en cartas al Presidente, en solicitudes a la Contraloría General de la República (que hasta ahra es uno de los organismos cómplices de su corrupción) para que les abra su investigación, no les demos cuartel, que se compraron una casa, que viajaron, que no asisten a su trabajo, que no lo cumplen, pues allí debemos estar nosotros organizados, no en Consejo Comunales sólo queriendo que les den real, no, como equipos de personas que de manera gratuita los vigilamos y no los dejamos ni respirar sin averiguar que están haciendo.

Esa es la única manera de que medio funcionen, de lo contrario no importa quien elija los candidatos, igual se van a corromper ante tanta desidia de nosotros que mucho nos quejamos pero nada hacemos.

Que esto es una utopía, a lo mejor, pero, ¿podiamos imaginar un Papa como Francisco por ejemplo?, esa también era una utopía (ojalá no se nos caiga), pero ahora Francisco, salvando las diferencias, va camino a Chavizisarse ante los ojos admirados de los millones de católicos olvidados y ante los ojos disgustados de los miles de católicos del estatus quo. Es decir, la vida nos da sorpresas, y si no proponemos hasta las más imposibles utopías pueden hacerse realidad.

Inventamos o erramos,


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1999 veces.



Victoria Elena Otero de Chacín


Visite el perfil de Victoria Elena Otero de Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas