Ingenuidad política opositora o legitimación de Nicolás Maduro

Para quienes piensan y dicen que la abstención consciente es un error de quienes la proponemos como una opción valida y nos acusan de favorecer a Nicolás Maduro, les decimos que los errados son ustedes porque votando lo legitiman para que se atornille en el poder por 6 años más, nos parece que la simplicidad política de ésa apreciación argumentativa es ligera y umbilical que no le permite a ésa porción de la oposición variopinta ver más que un solo arbol sin la complejidad montañosa del bosque y menos reconocer la realidad del contexto político actual en el que se desarrolla dicho proceso electoral en el cual ni Chávez ni el pueblo tienen candidato por quién votar, habida cuenta de las limitaciones a la participación democrática de otras candidaturas  con liderazgos referentes, sanos y progresistas que por razones obvias no contaron con la aceptación política del gobierno madurista y ante lo cual los candidatos participantes guardaron un silencio complice sabiendo que ésta elecciones presidenciales del 28J no són limpias. 
 
Como salida amplia, democrática y participativa a la gran crisis socioeconómica insostenible, el alto grado de descomposición y desmoralización institucional del estado, la escandaloza corrupción sumadas a las múltiples equivocaciones y torpezas cometidas por la oposición venezolana de aceptar unas condiciones indígnas impuestas por el gobierno que la obligaron a caer desesperadamente en la estratagema del "plan madurista de relegitimación presidencial", y aunque equivocarse es de humanos, la historia no perdonará ésas decisiones obligadas de la oposición colaboracionista a quienes les vendrá luego la doble facturación por las fallas políticas cometidas.
 
Si bien es cierto que la solución eficaz y definitiva a la grave crisis multifactorial que afecta al país pasa por producir un cambio orgánico en la sustitución del gobierno madurista, la equivocacion de la oposición participante en la fiesta electoral montada por el gobierno fue pensar que éstas elecciones serían normales y creer que se darían en un contexto político aceptable de respeto a los principios democráticos, a la normativa constitucional y electoral vigentes, hablamos de un proceso donde no hay garantías de nada excepto el cumplimiento del CNE y el Plan República para mantener a Maduro en el poder por las malas de ser necesario y donde el voto ciudadano poco o nada cuenta como ejercicio democrático legitimo y determinante. 
 
Preguntamos quien garantizará que se respete el voto contra Maduro?, sería otra  ingenuidad política de la oposición pensar que las ubch del psuv, los operadores del CNE y los efectivos militares del Plan República cuidarán los votos de la oposición en las mesas, tomando en cuenta su enorme debilidad estructural y organizativa por falta de testigos electorales en las mesas, claro la mayoría de los candidatos opositores son apoyados por partidos ($) de maletín sin militantes.
 
Es bueno precisar y hacer constar que todos, absolutamente todos los candidatos participantes de éste festín electorero son de la derecha neoliberal incluído Nicolás Maduro, es decir que por decisión autoritaria de la tiranía madurista por primera vez en la historia democrática del país la izquierda progresista no participa en una contienda electoral ni tiene candidato/a, por lo tanto en ésta ocasión no votaremos por ésa derecha oportunista pro-gringa porque aunque difieran de Maduro lo van a legitimar ante el país y el mundo, pero además sus programas de gobierno en ambos factores son similares, o sea que son distintos musiues con el mismo cachimbo contra el pueblo trabajador. 
 
En la actual coyuntura el problema de venezuela y los venezolanos no se resuelve poniendo candidatos a granel para dividir la votación en favor del gobierno o simplemente sustituir a Maduro por otro igual, menos malo o peor, NO porque al final el resultado político será el mismo (catastrófico), si no se resuelve el principal problema de fondo el cual consiste en el cambio del modelo económico neoliberal y rentistico por un modelo productivo y social participativo como lo establece las líneas programáticas constitucional aprobada por el pueblo venezolano y eso está allí en la letra de la carta magna y en el plan de la patria original, no hay que inventar nada nuevo, solo habría que aplicarlo, ejecutarlo con determinacion y voluntad política, pero ninguno de los candidatos "bates quebraos" participantes estan comprometido con el proyecto histórico nacional para el pueblo salir de abajo.
 
La fantasía electoral de la derecha opositora por cierto muy desprestigiada en su decadencia política y buscadora de "tesoros perdidos", que por colaboracionista y el compromiso de acatar las condiciones impuestas se ganó la inscripción de sus candidaturas electorales para el 28J a partir de su confianza y empatía con el gobierno madurista, y aunque varias facciones de la plataforma de la ultraderecha hayan utilizado artificios de aparente formalismo "unitario" igualmente están limitados por la mancha fascistoide y delictiva, de odio y venganza que transpira la señora Machado. 
 
Pues no terminan de ponerse a tomo con la realidad emergente del país que reclama un cambio sustantivo con una verdadera unidad programatica de todos en un solo candidato/a que represente al país y no a la clase política actuante, porque siguen viendo la política a través de gringolas pensando solo en el interes de la pequeñez parcelaria sin la grandeza que exige un desafío como el que se disputa por el poder político nacional, actuando como si lo que está en juego fuese la presidencia de una junta de condominio, se equivocan nuevamente al pensar que la tiranía madurista va a arriesgarse a perder y entregar por las buenas su poder ejemonico, el cuál les será de vital importancia para sobrevivir a su propio desastre y hasta para eventualmente negociar su salida con garantías de ser necesario.
 
(*) Necesario es, puntualizar en el caso hipotético del destino que tendría la "monarquía" madurista y su entorno político comprometido con la tragedia nacional que nos afecta a los venezolanos que aquí vivimos y aquí nos quedamos, Nicolás Maduro y la dirección del psuv saben claramente lo qué les espera si entregan el poder por las buenas o por las malas a la  ultraderecha neofacista y carnicera, del "capitalismo popular" con su "tribunal de alzada" activado para con la venganza del odio psicopatico ajustar las cuentas pendientes; Maduro y su "burguesía revolucionaria" en ése escenario de entregar el poder al "capitalismo popular" saben perfectamente que no tendrían garantía de ningún tipo, ni siquiera el derecho fundamental a la vida, y lo saben muy bien, es decir que lo que está en juego no es cualquier cosa y éstos tipos se la van a jugar pase lo que pase y éso no es bueno para el país. 
 
De allí la ingenuidad política de ésta derecha opositora que todavía festeja con alegría de tisico la efímera y orgásmica unidad parcial obtenida recientemente (sin primarias) con el "nuevo rostro" por fuera pero que por dentro representa los mismos intereses neoliberales sobre los recursos naturales y la opresion de los trabajadores. Ésa es la cruda e incontestable realidad política del momento en nuestra resistente venezuela y tengan presente el pueblo venezolano, el gobierno madurista y la derecha opositora, que nosotros quienes integramos el movimiento popular revolucionario de izquierda "trasnochada e infantil", crítica y excecrada del proceso electoral, sepan que somos el único factor político venezolano (modestia aparte) que en un hipotético escenario como el anteriormente descrito puede por principios, valores éticos y respeto a los derechos humanos garantizar los derechos fundamentales y específicamente la vida de cualquier adversario político y el de todos los venezolanos.
 
Finalmente, con el respeto político que nos merecen los compañeros que dicen ser militantes de izquierda pero que apoyan a la derecha, entrampados en su autoengaño del teatrillo electoral y su falsa polarización, les invitamos responsablemente a tomar el camino de la reflexión política crítica y autocrítica sin ambigüedades emocionales con respecto a la descalificación simplista y sin argumentos políticos de peso a nuestra propuesta de la abtension consciente como opción política para aislar al madurismo, tomando en cuenta que todos los candidatos participantes a las presidenciales del 28J al igual que Nicolas Maduro representan la derecha neoliberal. 
 
Defensora de la economía de mercado, el control capitalista de los medios de producción y la opresión de la clase obrera venezolana, son globalistas, privatizadores y entreguistas progringos, es decir que su línea programatica es similar a la de Maduro y su burguesía revolucionaria. Es preocupante saber que éstos compas que creemos de izquierda tengan que apoyar, defender y llamar a votar por las tarjetas y los candidatos de la derecha colaboracionista, confesamos que nos preocupa que la derecha les haya impuesto sus candidatos a unos cuantos militantes de izquierda y no queremos pensar que cambiaron la lucha revolucionaria en favor del pueblo trabajador por una transición ideológica hacia el neocolonialismo opresivo en la presente huida hacia delante, amanecerá y veremos.-


Esta nota ha sido leída aproximadamente 796 veces.



Aguedo Alcalá Machiz


Visite el perfil de Aguedo Alcalá Machiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: