Búsquese una escalera para que baje de la torta, si no consigue el caos anunciado para enero

Aunque muchos no lo crean existimos una enorme cantidad de venezolanos patriotas que creímos y creemos en la revolución socialista que planteó Hugo Chávez, que realmente el chavismo establecía con la teoría del Socialismo del Siglo XXI, un gran cambio en el manejo económico del país, que tendería a disminuir las diferencias sociales y aumentar el equilibrio que a nivel de toda la población se podría alcanzar con un manejo honesto y adecuado de las finanzas públicas y el presupuesto, en beneficio de todos los niveles económicos que hacen vida en Venezuela, para construir un país potencia, basado en la equidad entre los diversos niveles de la sociedad.

En numerosos artículos he escrito sobre la absoluta incapacidad del Gobierno para manejar por mano propia o a través de organizaciones comunales hasta con fracciones locales del PSUV, el problema de los inalcanzables precios de la pequeña economía, la del ama de casa que increpa al bachaquero por explotador, del obrero que el viernes en la tarde trata de congratularse con su pareja apareciendo con un buen bastimento para la semana y que infortunadamente todo queda en un intento, porque los precios superan todo lo que se pueda decir al respecto, con aquello de que aunque parezca mentira la realidad supera a la ficción.

Viendo y oyendo a Mario Silva en su Hojilla, me percato de que la situación es aun peor de lo que pensaba ya que según parece con la información que tiene ese comunicador a quien Ud., cita como quien tiene más credibilidad y audiencia, ratificando: "Que no es que lo diga lo dicen los números" es un gladiador"…debemos pensar que está cerca de la verdad y que según manifestó la situación para el 10 de enero será de una caos total tanto interno como en lo internacional, ambos en repudio a su elección, basado en la situación presente de escaseces, especulación y la consecuente hambre a nivel de las clases menos favorecidas de nuestra sociedad, la base, el corazón y el motor del chavismo y como ya he manifestado: amor con hambre no dura y menos pelea por algo que no sea comida.

Presidente, la torta por no decir otra cosa, como diría mi respetado Roberto Malaver en su coloquial bajo español que, agudamente usa en sus artículos, a ponerlos al alcance de todas las capacidades, es monumental, alguien diría que para bajarse no bastaría una simple escalera, que se necesitarían de cuerdas y grampones para deslizarse a la base, En mi último artículo y no es que pretenda tener razón, simplemente me presenté como portavoz de gran parte del pueblo y que observaba que no hay oídos para el clamor popular por la imposibilidad de afrontar los gastos familiares con los ingresos que se reciben. Pareciera que, quienes le presentan el resumen de la prensa nacional que, supongo lee como el desayuno informativo que, revisan todos los presidentes para estar al tanto de lo que ocurre, hacen caso omiso de las quejas generalizadas por los precios de alimentos y medicinas y Ud. y su gabinete, parecen no percatarse de que el andamiaje revolucionario se está derrumbando, que quienes acusan al gobierno de estar acabando con el sueño venezolano sembrado por Hugo Chávez están en lo cierto, que la marcada incapacidad de los sopotocientos Ministros y Vicepresidentes no alcanza para mejorar las condiciones de vida del bravo pueblo, el que brega a diario para conseguir el sustento familiar y nota que a pesar de su empeño se queda corto, mientras la verborrea inunda los canales de televisión con cadenas intrascendentes y ni así consigue dar una leve esperanza; al pueblo solo le queda un rescoldo de esperanza en un gobierno que, sabemos está asediado internamente y desde afuera incitados por "venezolanos" antipatria , pero que su trabajo y obligación es vencer el asedio y que debió reducir a simples amenazas muchas de las realidades que hoy por hoy estamos confrontando, y que debieron ser vencidas antes de que hicieran el daño que nos han infringido y continúan aplicando.

Nos defrauda y acongoja el hecho de que, ante la andanada de ataques de todo tipo: mediático, especulativo, financiero, vemos con tristeza que las medidas que se toman no producen efecto importante, que el aumento de sueldos y los múltiples bonos a manera de paños calientes con cualquier nombre sobre algún hecho resaltante digamos: Reyes, Carnaval, día de la Madre, del Padres, Victoria de Carabobo et,, se puede decir que no han tenido un buen resultado que redunde en beneficios trascendentes, porque su efecto generalmente se ha consumido antes de que se efectúe el pago y se termina de desmoronar a los días de cobrado, quedando en peores condiciones, por el alza que se derivó de la especulación incontrolada para consumir lo más rápido posible el bono acordado por el Ejecutivo, dejando al pueblo con los ojos claros pero sin vista.

Los nubarrones del fracaso se acrecientan en abundancia y obscuridad amenazantes al punto de que, las venideras elecciones que seguramente ganara el Gobierno no son de ninguna manera síntoma de solidez, pero servirá para demostrar aunque se grite que, ganamos en cientos de municipios que, por la incapacidad manifiesta para las cosas pequeñas siguió presente como ya lo he reseñado e indican que el nuevo período del Presidente Maduro estará en graves dificultades desde el principio, si a pesar de todo logra consolidarse, por una oposición afortunadamente hasta el momento buque sin piloto, pero en busca de un faro que pudiera ser el movimiento encabezado por Héctor Navarro y más a la distancia, con poca base y menos carisma a la par de que sospechosamente tránsfuga, Rodrigo Cabezas.

Es creencia bastante generalizada que el pueblo no quiere votar a favor del Gobierno porque considera que lo ha abandonado a su suerte y a pesar de numerosas ofertas incumplidas, por una vez más apoyara pero tibiamente, es decir sin mucho convencimiento, pero afortunadamente para el Chavismo y el gobierno, también los seguidores de Chávez se mantendrán apoyando porque, lo que sí tienen muy claro es que, no es solamente la incapacidad gubernamental la causante de la debacle sino que, la Oposición entiéndase MUD, con sus empeños en tumbar a un gobierno, sólo ha incurrido en el grave error de manifestarse francamente antivenezolanos al solicitar sanciones económicas que, unidas a la incapacidad para enfrentarlas tanto a lo externo, pero especialmente a lo interno por el inmenso descontrol de los precios, han logrado un gran deterioro de la economía y especialmente el estándar de vida de los venezolanos, que por ende se le atribuyen en gran parte a la dirigencia opositora, agrandado con el empeño en que nos invadan militarmente, y en esa tarea no pueden conseguir apoyo popular de todos aquellos que, nos sentimos orgullosamente venezolanos que somos mayoría.

Me sumo a lo manifestado por Llanfrancis Colina en el Programa Zurdakonducta, donde con claros conceptos y gran valor personal arremetió contra la incapacidad manifiesta del gobierno para controlar la economía pequeña lo que, tantas veces he manifestado y en lo cual no he estado solo, porque la mayoría de los "opinadores" políticos del chavismo, unos con más vehemencia que otros, pero todos en tono crítico severo y constructivo, hemos de mil formas diferentes advertido al alto Ejecutivo que era y si todavía hay tiempo cosa que comienzo a dudar, inaplazable corregir y no dejar que unos pocos por lucro personal, nos dirijan hacia un caos de resultados impredecibles a partir del próximo mes de enero y se ha puesto a pensar Ciudadano Presidente, luchador de toda la vida, miembro de la Liga Socialista con lo que solamente esto significa que, en sus manos y sin poder responsabilizar a nadie más, se pierda lo que para Ud., debió ser su sueño más preciado, el conducir a Venezuela en la ruta del Socialismo del Siglo XXI, diseñado por quien Ud., dice que es su Padre, y que muchos venezolanos lo aceptamos como Hijo de Chávez, cuando lo designo su sucesor para las elecciones en caso de que desapareciera, como de hecho ocurrió, aceptamos sin chistar la sugerencia con carácter de orden del Comandante Supremo, y ahora resulta que, pareciera que no podrá con la tarea encomendada. Piense en la Historia y que, podría pasar a formar parte de los prohombres que la forjaron, pero que si falla, irá con pena pero sin gloria al "basurero de la historia" y posiblemente en la ruta a la debacle, caminemos por un camino lleno de vicisitudes, contratiempos, violencia, destrucción y muerte, atribuibles a su administración incoherente resultante de un estado de inestabilidad derivada del caos en las pequeñas cosas que, no logró realizar a cabalidad y que condujeran al pueblo al hambre, la miseria, la desesperación y por consiguiente el repudio a su gestión.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1242 veces.



Edgar Valero Díaz

Ingeniero Agrónomo.

 edgarvalerodiaz@gmail.com

Visite el perfil de Edgar Valero Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Edgar Valero Díaz

Edgar Valero Díaz

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a272024.htmlCd0NV CAC = Y co = US