¡Basta ya, paren esto!

Ya finalizó el enésimo evento electoral en nuestro país. Ya se eligieron los gobernantes regionales. Ya el gobierno pinto de rojo la mayor parte de nuestra división político-territorial con el apoyo de unos y el desencanto de otros, pero que votaron. Ya le demostramos al mundo, que los venezolano vivimos en un régimen democrático y que arreglamos nuestras diferencias a votos, no a balas. Ya, ya y ya. Pero ahora nos preguntamos varias cosas a las que aun, no le encontramos respuesta:

· ¿Hasta cuando convocamos al pueblo a defender en las calles y en las urnas electorales y no sepulcrales, el resguardo no solo de la democracia, sino del gobierno que nos gobierna sin que poco haya cambiado en cuanto a la situación de la crisis de alimentación, salud e inseguridad?

· ¿Cuántos llamados de lealtad se le pide al pueblo y necesita el gobierno para que de una vez y por todas, combata esta anarquía que agobia a la gente?

· ¿Qué necesita el estado para que de una vez y por todas, frene lo que de manera evidente pasa en nuestras fronteras con ese desangre de toneladas de alimentos, medicinas, combustible y miles de millones de bolívares en bultos de billetes?

· ¿Qué hacen el estamento de seguridad y resguardo territorial en la frontera, que no frena este brutal contrabando?

· ¿Cuándo las autoridades de manera responsables van acabar con los santuarios de las mafias bachaqueras que existen en los llamados mercados populares como el de los Teques, Las Pulgas en Maracaibo, Quinta Crespo en Caracas y sus similares alrededor del país?

· ¿Cuándo van ha entrompar a las cadenas agroalimentarias a las cuales se le entregaron créditos y dólares preferenciales y venden pollos engordados con hielo, carne carísima de pésima calidad, aceites contaminados, harinas con precios de locura, leche y quesos con precios liberados y a los que esconden los medicamentos para la reventa?

· ¿Por qué no hay un responsable que responda por la quema de los artefactos eléctricos esenciales de nuestras familias y que son impagables de adquirir, causados por los cortes de luz y quien maneja a su antojo las líneas blancas, marrones, azules y de cualquier color de "Mi casa bien equipada" que solo llega a privilegiados y se comercializa en mercados virtuales en la web?

· ¿Quién "maneja" los carros del convenio China -Venezuela, los cauchos, las baterías y los repuestos que solo llega a "contados revolucionarios" y sus acólitos descaradamente?

· ¿De que sirven los números telefónicos, las paginas web, el Twitter, el Facebook para hacer denuncias ante el SUNDDE, si el irascible de William Contreras no tiene suficiente tiempo para leer las denuncias, pero si para salir en las cámaras de televisión en Caracas, cuando el resto del país la acción de este organismo es casi nula?

· ¿Por qué no hay un aumento razonable de los servicios de luz, telefonía, gasolina y agua para que estas empresas se puedan capitalizar y con ello obtener recursos para mejorar su funcionamiento hacia el pueblo al que se deben?

· ¿Por qué la ANC no legisla para reactivar la economía y sancionar el comercio de la usura, de los brutales precios y del contrabando, que son los que "regulan" realmente los artículos de primera necesidad, ya que está fue la prioridad por la que el pueblo la eligió?

· ¿Por qué no hay relevo dirigencial en lo político y en lo gubernamental con camaradas que aporten con su labor rectificando y reimpulsando lo que aun queda de lo que el Comandante Chávez llamó El Proceso Revolucionario y sentar algunos llamados "cuadros" que se descuadraron y que por años han demostrado que reciclarlos, no genera buena gestión, sino estancamiento y desidia en su actuar hacia el pueblo?

Los resultados del domingo 15-O no deben mirarse como un triunfo desmedido, sino como un preaviso. Porque, si vemos que 7.046.108 (38.97%) de la población se abstuvo de votar, si observamos que en los estados fronterizos de mayor relevancia estratégica geopolítica como lo es Táchira hubo gran diferencia entre quien ganó y quien perdió y que en el Zulia donde casi la mitad no votó y en definitiva, que se tuvo que ganar en 18 estados con 5.814.903 votantes (52,69%) para superar la 4.983.626 (45.76%) personas que votaron por la MUD, en solo cinco entidades regionales; la cosa no pinta como se ve ni como se dice. Si sumamos los descontentos que no votaron (sin saber la proporción de a favor o en contra de quien) con los descontentos que si lo hicieron a favor de la oposición, ¿que resultado habría hoy?

Por eso, ¿Hasta cuando? ¡Basta ya! Paren esto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1362 veces.



Carlos Contreras


Visite el perfil de Carlos Contreras para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos Contreras

Carlos Contreras

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US Y ab = '0' /contraloria/a254015.htmlCd0NV CAC = Y co = US