La guerra de Lorenzo Mendoza no es económica, es guerra axiológica

Este artículo busca contextualizar desde la filosofía la verdad de la situación venezolana. Es un enfoque filosófico, porque lo que vivimos hoy no es un problema de economía, ni siquiera de política, es un tema de axiología.

Sin duda, los problemas que más afectan a los venezolanos actualmente son la inflación y la inseguridad. La inflación tiene sus causas en la búsqueda de dinero fácil por la especulación, y la inseguridad en la búsqueda de dinero fácil a través de la violencia. Las causas de ambos males coinciden con la pérdida de valores morales, en estricto sentido, el quebranto de las buenas costumbres. Lógicamente este es un problema de tipo axiológico, por lo que se deduce que la llamada guerra económica es una guerra de valores. No valores monetarios ni bienes, ni capital.

La guerra de Lorenzo Mendoza no es económica, además, su poder económico es tan poderoso que no se puede enfrentar con medidas económicas. La familia Mendoza y sus empresas Polar fabricaron sus riquezas a costas de las crisis que ha vivido Venezuela, se han beneficiado y viven de las guerras axiológicas contra el pueblo. En el ámbito de la economía siempre ganan, porque están en su campo. Los Mendoza se benefician por igual de un paquete neoliberal como de las mafias de bachaqueros y especuladores. En realidad Lorenzo Mendoza es tan pobre que lo único que tiene es dinero.

El comandante eterno Hugo Chávez, siempre fue temido por Mendoza, porque no lo enfrentó con armas de guerra económica, su artillería fue, como él mismo lo dijo: "la dignidad de soldado patriota y el pueblo", en su habilidad de gran estratega de guerras sabía que los valores son las armas propias de esta que es una guerra axiológica.

Cuando se va a una guerra se debe ir equipado con las armas más eficaces para el tipo de guerra y contra el tipo específico de enemigo, en el caso de Venezuela para enfrentar la llamada guerra económica se están utilizando, como diría José Martí "las armas amelladas del capitalismo", muchas medidas tomadas en estos últimos años han creado más burocracia y menos eficiencia, por ello es un compromiso urgente de todo patriota y revolucionario luchar para desmontar el Estado burgués, aun presente en la Quinta República, el cual es hijo del capitalismo y nieto del imperialismo causante de guerras, violencia, hambre y miseria, aunque con nuevas armas pero siempre con la única intención de debilitar los valores y derrocar gobiernos.

El pueblo de Cuba ha enfrentado un bloqueo económico por más de cinco décadas y su victoria ha sido en base a las armas de la dignidad y una revolución basada en la educación de valores socialistas.

Si se quiere ganar la guerra axiológica, como la que vive Venezuela, no podemos ir con las armas de la economía, sino con las armas de la educación y los valores. Está muy claro que Venezuela enfrenta una guerra de cuarta generación con estrategias psicológicas no convencionales de combate que incluyen la propaganda manipuladora y el engaño para debilitar los valores del pueblo, de tal manera que se facilite el derrocamiento del gobierno.

En realidad el acaparamiento, la especulación y todos los problemas económicos no son la guerra en sí, son simples armas de la guerra axiológica.

La guerra axiológica contra la revolución bolivariana enfrenta los valores y los antivalores, a los venezolanos honestos y los corruptos, sin distingo de clases sociales, tendencia política ni credo. Con la guerra axiológica se busca derrocar el gobierno bolivariano, por ello los más interesados son los oligarcas y líderes opositores proimperialistas. Pero existen funcionarios públicos, incluidos algunos militares y policías, especialmente los de la redes de comercios oficiales y fiscales de precios justos, que forman parte de las mafias de la guerra axiológica, y es en ellos que se debe hacer el énfasis para contraatacar, con educación y formación de valores. Si no se tiene un funcionario de control y seguimiento que con fuertes valores morales incomprable e incorruptible, no habrá eficiencia en las medidas económicas, leyes y decretos, sólo se quedarán en buenas intenciones.

Pero la formación de valores no puede seguir creyéndose que se hará por inversión económica. Venezuela cuenta hoy con ciencia y tecnología que antes no podíamos imaginar tener en las décadas de los 80 y 90. Como ejemplo, en lo educativo, nuestros niños y niñas tienen computadoras portátiles y señal de internet satelital, pero la inversión económica no garantiza la formación de valores, ni garantiza la calidad de la educación hacer escuelas y dotarlas, es importante hacerlo, pero la pedagogía como ciencia de la educación no se sustenta en los recursos tecnológicos ni económicos. Se necesitan estrategias pedagógicas, que involucren a las comunidades y las familias, en dialéctica de teoría y acción. Este es un tema para ampliarlo en otro artículo,

Como la guerra que se tiene en Venezuela es axiológica las armas que se deben utilizar son la moral y la dignidad, entre otros valores como la responsabilidad, la honestidad, el trabajo, la unidad, sólo así se obtendrá la victoria perfecta el 6 de diciembre.

Ontológicamente el origen de los problemas de la sociedad venezolana actual no está en la economía, sino en los valores tergiversados y aculturizados. La solución a los problemas del contexto electoral actual no se encontrará en la economía como ciencia, sino en la axiología como conciencia moral.

Camarada Presidente Nicolás Maduro, Camaradas Ministros de Educación, la guerra axiológica hay que ganarla con pedagogía de valores, pero si reflexionamos, con mucho cariño les digo, la estrategia de regalar materiales y tecnología no es suficiente, es más a veces en contraproducente, una espada de doble filo, que a mediano plazo es insostenible. Formar valores con estrategias pedagógicas reales es urgente para salvar el camino andado por la Revolución Bolivariana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3289 veces.



José Rafael León León

Dr. en Ciencias Pedagógicas (Convenio Cuba-Venezuela). Licenciado en Educación. Licenciado en Filosofía

 jrleon30@gmail.com

Visite el perfil de José Rafael León León para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social