Trump-Guaidó nos matan de hambre, porque Maduro no es

Parece que una de las falacias lógicas más comunes viene a ser la llamada "Petición de Principio", o "Petitio Principii", que es según una fuente electrónica un "Argumento Circular" que "… consiste en un argumento en el cual la conclusión que necesita ser probada ya está presente en alguna de las premisas". Por ejemplo, la oración que encabeza este texto entraría en semejante categoría.

Al respecto Wikipedia acota que:

"La petición de principio (del latín petitio principii, "suponiendo el punto inicial") es una falacia que se produce cuando la proposición por ser probada se incluye implícita o explícitamente entre las premisas.1 La primera definición conocida en Occidente de esta falacia fue acuñada por Aristóteles en su obra Primeros analíticos".

A continuación, la anterior fuente agrega que:

"Por ejemplo, el siguiente argumento es una petición de principio: Yo siempre digo la verdad. Por lo tanto, yo nunca miento. En este argumento, la conclusión está contenida en la premisa, pues decir la verdad es antónimo de mentir. Las peticiones de principio resultan más persuasivas cuando son lo suficientemente largas como para hacer olvidar al receptor que la conclusión ya fue admitida como premisa".

Más allá del lío anterior, más propio de las discusiones en círculos académicos reducidos, sostenemos que precisamente hablando de la academia universitaria en el caso de los docentes y comentando, encontramos que los muy distinguidos miembros del cuerpo directivo de la Asociación de Profesores de la Universidad de Carabobo, Venezuela, acota que "nos estamos muriendo de hambre" y pide, como ya se ha dicho en otras ocasiones que los salarios sean aumentados y dolarizados.

Dice así la nota del Diario El Carabobeño fecha 15 de mayo de 2020 en nota de Rosimar Sánchez que:

"Nos estamos muriendo de hambre": El clamor de los profesores universitarios

"La situación cada día es más crítica. Llevar el sustento a sus hogares es una tarea difícil de completar para los docentes universitarios, quienes desde hace más de dos meses esperan que el Ministerio de Educación Universitaria acepte la petición de dolarizar los salarios".

Inmediatamente argumenta la declaración anterior y uno a medida que va leyendo sabe de forma vivencial que lo que dice es cierto y, por eso hasta de forma automática, va asentando con movimientos de cabeza de arriba abajo el acuerdo con la misma y sólo al final puede mostrar alguna disensión muy desvaída, como se verá en esta nota, je je… Por eso dice:

"La situación cada día es más crítica. Llevar el sustento a sus hogares es una tarea difícil de completar para los docentes universitarios, quienes desde hace más de dos meses esperan que el Ministerio de Educación Universitaria acepte la petición de dolarizar los salarios. El presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad de Carabobo (APUC), Euclides Querales, indicó que en el documento enviado hace nueve semanas solicitaron ajustar la escala salarial de los profesionales de la educación, pero hasta la fecha no han recibido respuesta de parte del ministro César Trompiz. Querales precisó que la propuesta contempla que el profesor instructor perciba un sueldo de 425 dólares al mes, un asistente 531 dólares, un agregado 630 dólares, un asociado 932 dólares y un titular 1300 dólares" …

Además, la nota periodista señala lo que sigue:

"Querales agregó que en el documento solicitaron un bono de asistencia de carácter humanitario mientras se mantenga la cuarentena, pero el panorama es el mismo: no hay respuesta. La exigencia para el mes de marzo era una bonificación de 10 millones de bolívares mensuales equivalentes a 25% del precio de la canasta alimentaria familiar. De manera que semanalmente fuesen depositados 2 millones 500 mil bolívares para los docentes, pero una vez más la petición no fue cumplida. El profesor universitario afirmó que el aumento de 400 mil bolívares es insuficiente y no se ajusta a la realidad económica del país. "Un padre de familia para comprar un kilo de leche necesita más de 7 dólares, es decir, más de cuatro salarios mínimos", puntualizó. A juicio del presidente de la APUC el Gobierno nacional juega con el hambre y la desesperanza de los profesores universitarios".

¿Será que desde el Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, MPPEU, tendrán respuesta? ¿La propuesta no va a lugar porque el aumento se pide en moneda extranjera? ¿Podrán hacerlo más bien petros?

Sin embargo, de la citada declaración no se sigue que es el binomio Trump-Guaidó que nos están matando de hambre y de otros tantos males físicos o psicológicos con su bloqueo de las cuentas de la república, apropiación de activos como Monómeros, Citgo y otras cosas espantosas como parte de guerra multi-forme con que atacan a Venezuela; ergo, probablemente, la declaración del gremio de profesores pareciera faltarle algo en el análisis, aunque nadie puede estar en desacuerdo que haya un aumento salarial al docente universitario similar al dólar, dado que para nadie es un secreto que toda la economía venezolana está dolarizada.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1600 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: