Julián Conrado y Snowden

De guerrilleros y espías

COMENTARIO AL ARTÍCULO DE RAÚL BRACHO

Algo como el acuerdo de que habla el camarada Raúl Bracho en su artículo “El desacuerdo de Santa Marta y Julián Conrado”  http://www.aporrea.org/venezuelaexterior/a170009.html me temía en relación al trato injusto recibido por el cantautor Julián Conrado en nuestro país.

La confianza plena que me inspiró siempre el Comandante Chávez me llevó a pensar que por alguna razón favorable para todos nosotros, se podría hacer una concesión transitoria. Pero muchas cosas han ocurrido después de eso: El presidente de Colombia ha dicho públicamente, y lo ha firmado en un tratado, que se convierte en un sapo formal de la OTAN, enemigo natural de los pueblos del mundo; ha recibido a enemigos y traidores de la Patria e incluso les ha dado asilo. Continuar rompiendo los sagrados derechos humanos de los camaradas que están arriesgando la vida en Colombia por transformar la situación de miseria y crimen en que viven sería, más que una simple concesión diplomática, una verdadera traición a nuestros aliados naturales, que son los pueblos del mundo. El derecho de asilo ha salvado muchas vidas, y ha permitido respirar a muchos perseguidos en el mundo, y no puede ser que se le conceda a un espía yanqui, por mucho que haya saltado la talanquera, y se le niegue a un militante revolucionario que no ha hecho más que ofrendar su vida entera por la patria grande, por mucho que no estemos de acuerdo con todos los métodos que aplica las FARC ¿Es que sí “estamos” de acuerdo con los métodos del Estado colombiano, que, dirigido por su oligarquía, asesina, tortura y oprime a su pueblo con tal saña que se ven obligados a emigrar o alzarse en armas?

Los convenios internacionales deben ser respetados, dice nuestra Constitución, pero también dice que LOS CONVENIOS SOBRE DERECHOS HUMANOS TIENEN PRELACIÓN SOBRE CUALESQUIERA OTROS, y ese mandato constitucional también está siendo violado, porque el Derecho de Asilo es justamente para proteger los derechos humanos de los perseguidos políticos, como el yanqui “arrepentido” Snowden, y también como Julián Conrado, perseguido por el Estado torturador y asesino de Colombia, que es también base territorial para las fuerzas armadas imperiales y sapo al servicio de la OTAN.

DE GUERRILLEROS Y ESPÍAS.

SOBRE JULIAN CONRADO:

(No hay respuesta a la petición de asilo de Julián Conrado)

SOBRE EDWARD SNOWDEN: 

_“Es un héroe, tiene derechos humanos, es nuestro deber darle asilo” 

(SIC)

DE ASILOS, RADICALES, ESPIAS  Y “NUESTRA” ACTITUD ACERCA DE ESE DERECHO HUMANO

Ser guerrillero es ser radical, así se puede denominar a quien arriesga el pellejo por una causa que considera justa. De acuerdo con el discurso del actual canciller, los “radicales” son tipos peligrosos. Jaua odia a los radicales. ¿Pudiéramos pensar que en el fondo odiaba a Chávez, quien definió lo radical como “Ir a la raíz”? Él es chavista. ¿Es chavista?

¿Acaso el espía yanqui “arrepentido” no es radical, en el caso de que sea sincero y de verdad verdad esté en contra de la política de “gran hermano” del gobierno de su país? ¿Acaso Snowden no se ha puesto en la misma acera donde Julián Conrado ha estado hace décadas? ¿O no es así? ¿O hay algo que no nos están diciendo? ¡Acaso no tienen el mismo derecho humano, carajo?

¿Alguien me puede aclarar esta contradicción?

LA HIPOCRESÍA DE LA SOCIALDEMOCRACIA DISFRAZADA DE SOCIALISTA, SOBRE EL DERECHO DE ASILO

Socialistas de palabra, adecos en el hecho, los socialdemócratas en el poder han mantenido a Julián Conrado en la cárcel desde hace demasiado tiempo; pedir asilo en Venezuela y ser guerrillero colombiano implica ir a la cárcel, pero a los yanquis “arrepentidos” se les ofrece asilo públicamente aún cuando no lo hayan solicitado. Después ellos pueden darse el lujo de rechazarlo o aceptarlo.

¡Las ventajas de ser anglosajón, caucásico, rubio y yanqui...!

Por ese motivo, no me simpatiza la oferta de asilo al espía  “arrepentido”. El derecho de asilo debe dejar de ser una instancia farandulera y mediática, se debe eliminar la doble moral, el doble mensaje, el doble rasero, y debe aclararse si el gobierno venezolano considera que

JULIÁN CONRADO ES UN SER HUMANO, UN PRISIONERO POLÍTICO REVOLUCIONARIO, UN CIUDADANO DEL MUNDO QUE TIENE LOS MISMOS DERECHOS QUE LOS CATIRES Y LOS QUE TIENEN LOS OJOS AZULES.

Nuestro gobierno debe aclarar si existe alguna razón secreta por la cual ese camarada revolucionario perdió sus derechos humanos, así como nuestro compatriota “Carlos” (Illich Ramírez Sánchez) a quien  dejaron botado en Francia quitándole el respaldo diplomático que el mismo Chávez le había dado y el presidente electo le había ofrecido.

Pero nunca es tarde para hacer justicia, y nuestro gobierno debe retomar la senda humanista que Chávez legó.

Así sea.

¡Libertad y asilo humanitario para Julián Conrado!

¡Repatriación para el compatriota Illich Ramírez Sánchez!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2498 veces.



Andrea Coa


Visite el perfil de Andrea Coa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI