Pluma Contestataria

A 10 años de la Vaguada de Santa Cruz de Mora

“A la Memoria de aquellas personas que fallecieron en tan aciago día, nuestro eterno recuerdo y palabra de aliento para sus familiares y amigos”

Las Naciones viven en un permanente proceso de transformación y creación constante para dominar la naturaleza y ponerla al servicio y bienestar del ser humano, eso implica el cambio en el estudio de las Ciencias, en especial la Geografía y la Geología.

Fueron los Griegos con su inmensa sabiduría, quienes dieron el nombre a estas disciplinas (GEO= Tierra)  (Graheim = Describir) diríamos entonces que la geografía es la ciencia que describe la tierra, desde el punto de vista del suelo, el clima, temperatura, relieve, territorios, lenguas entre otros. De la geografía podemos determinar que el objetivo básico y primordial es fijar las relaciones entre el hombre y conjunto de características que presenta el medio - hábitat donde se desenvuelve su actividad. Por ende se puede deducir que el estudio de la ciencia geográfica, no solamente debe abarcar todo cuanto se refiere a la interrelación de los elementos físicos y el hombre mismo, sino que se debe interesar por comprender al elemento humano como ente social por excelencia. Los factores planetarios también influyen considerablemente en los acontecimientos de múltiples eventos naturales de enormes proporciones que ocurren con mucha frecuencia en nuestros países y, que causan estragos  de gran magnitud llevándose consigo innumerables pérdidas de vidas humanas y materiales difícilmente cuantificables.

Lo ocurrido el 11 de Febrero del 2005 en Santa Cruz de Mora, obedece fundamentalmente a 3 causas: una de orden natural, la segunda afirmaríamos inequívocamente a un elemento cultural disparador de ciertos desequilibrios y en tercer lugar la no menos importante un factor político - administrativo que ha jugado y jugara un papel determinante en los efectos y causas de desastres ambientales que ocurren periódicamente en un territorio determinado. Para comprender este punto es necesario hacer mención sobre el movimiento de las masas de aire y los vientos alisios predominantes, que hacen que en la totalidad de Venezuela haya un periodo lluvioso desde Abril hasta Octubre y un periodo de sequia desde Noviembre hasta Marzo, no obstante esta estacionalidad de lluvia tiene modificaciones en algunas partes de los Andes por efecto de la Altitud. Esta región constituye un sistema de alta vulnerabilidad geoambiental, donde la naturaleza ha demostrado su implacable fuerza con resultados verdaderamente impredecibles. El Valle del Mocoties no escapa a la situación general, donde los cursos naturales de agua en las cuencas, representan la principal fuente de abastecimiento para consumo humano, industrial y agrícola. La hidrología juega un rol preponderante cuando se analiza el comportamiento de los recursos hídricos y los daños que estos ocasionan sobre poblaciones enteras.

La combinación de los diversos factores que generan el fenómeno del recalentamiento global, entre los que podemos citar: los continuos incendios en USA, Europa y Asia, que han convertido en cenizas millones de hectáreas cubiertas de bosques, pueblos del África que se han quedado sin agua debido a la desertización progresiva; la disminución del caudal de muchos ríos y desaparición de otros, las emisiones de CO2 y otros gases que han ocasionado el llamado “Efecto invernadero” aunado a factores geomorfológicos a considerar como el corredor de la falla de Bocono que generan amplias zonas tectónicas y la deformación del relieve con topografías evidentemente muy accidentadas. Si delimitáramos y ubicamos la cuenca nos encontraríamos con un área que alcanza los 500 Km2. El rio Mocoties tiene su origen de la unión de la quebrada las tapias y el rio Zarzales en el paramo de Viriguaca en el Municipio Ribas Dávila en el Estado Mérida, posee un recorrido entre 75 a 80 Km y un desnivel desde su nacimiento (3.400 m.s.n.m) hasta la desembocadura en el sector Estanques a unos (320 m.s.n.m). El Mocoties constituye el afluente más importante del sistema fluvial del rio Chama. Sería importante acotar que en el Valle del Mocoties hay 2 comportamientos diferentes, tanto del rio como principal afluente, como sus quebradas laterales conocidas como torrentes, que se caracterizan mas por el aporte de sedimento y por la alta peligrosidad que le infringen, produciendo movimientos de gran material solido, deslizamientos y derrumbes que obstruyen el paso, provocando grandes tapizas de diques naturales y finalmente el desbordamiento del rio, empeorando más la situación de calamidad.

Los climatólogos hablan de una convergencia Intertropical conformada por una masa de aire  caliente cargada de humedad proveniente del océano atlántico que tiene contacto con vientos alisios que provienen de la zona sur del ecuador, lo que genero una gran depresión y fuertes lluvias al norte del Brasil y en las cercanías de la cordillera Andina, provocando “ lluvias anómalas y extremas” durante varios días, lo cual incidió directamente en la cuenca del rio Mocoties desplazando la tormenta hacia esa zona originando el evento natural que conocemos como la Vaguada del Mocoties. A este factor  se le suma el elemento cultural y/o educativo que como reflexión quiero dejar a mis coterráneos. Si nos referimos al gigantesco desastre que en líneas generales produjo la vaguada en su momento, diríamos que resulta imponderable, dado el impacto social que causo afectando seriamente varios sectores de la Sultana del Mocoties. Jamás se supo a ciencia cierta cuál fue la precipitación real durante esos días, producto de que no se dispone de datos  Pluviométricos; no se elaboraron ni previa ni posteriormente los mapas de gestión de riesgo ni de desastres, lo que a todas luces contribuye a reducir los efectos de este tipo de eventos; las medidas de contingencias fueron deficientes o casi nulas. Consideramos que el enfoque más adecuado para enfrentar la problemática del Valle del Mocoties, es por medio de la disciplina del manejo de su cuenca, con visión de desarrollo sustentable y con la participación entusiasta de sus habitantes; como necesario es levantar un plano cartográfico de la zona afectada que nos permita construir y tener a disposición los sistemas de información que hagan falta y tratar de sacar la mayor experiencia posible del evento ocurrido; hay que diseñar un estudio de vulnerabilidad social y otra física en la que podamos jerarquizar por niveles de riesgos la zona que vayamos a estudiar.

Y finalmente la adecuada ordenación del territorio como estrategia de prevención de riesgos ambientales es necesaria, cuyo conocimiento en profundidad entenderemos que la ordenación es la herramienta dentro de las políticas públicas del Estado para lograr objetivos precisos y el desarrollo integral, concibiendo el territorio como una totalidad o parte sustantiva del espacio geográfico nacional, estadal y municipal.

Quiero dejar para ustedes mis queridos lectores las cifras (aproximadas) que suministraron en su momento los Entes oficiales que tuvieron la responsabilidad de atender y manejar todo lo relacionado al evento natural denominado la Vaguada.

3.914 personas evacuadas

2.265 personas refugiadas en casa de familiares y amigos

3.170 personas damnificadas 

63  personas desaparecidas (algunas de ellas aparecieron posteriormente)

34 personas fallecidas e identificadas

7 personas fallecidas No identificadas

536 viviendas afectadas parcial o totalmente, siendo el sector el Aserradero, Puerto Rico, Romero, Tabacal y Carmania los más perjudicados en Santa Cruz de Mora.

 

Silversega19@hotmail.com  y Twitter: Silvergocho76



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4637 veces.



Silver Eliezer Gutierrez


Visite el perfil de Silver Eliezer Gutierrez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Silver Eliezer Gutierrez

Silver Eliezer Gutierrez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a202649.htmlCd0NV CAC = Y co = US