Bolivia, esa es su Jugada

Dado el avance de la contra reaccionaria, anti pueblo y servil oligarquía pro imperialista, el escenario de la lucha contra la libertad de los pueblos del sur, toma como escenario emblemático a esta sufrida y explotada nación del altiplano. Aquí se están ajustando los mecanismos de propaganda y de distorsión de la realidad, aplicados antes en Venezuela y, que condujo a la caída del gobierno legitimo por 48 horas. Dado el apoyo popular del gobierno Venezolano, su fortaleza en las relaciones internacionales y la actitud vigilante de los otros pueblos del mundo, para el imperio se le pone un poco pesada la cosa de intervenir militarmente. Como Bolivia es en parte consecuencia de las acciones de Venezuela - hablando de la decisión del pueblo por llevar a uno de su clase al poder político-, para el imperio, golpear a Bolivia significa golpear: Ecuador, Nicaragua, Venezuela, Argentina, Brasil, todos los pueblos que cifran sus esperanzas en el triunfo de las mayorías explotadas. Es decir golpear la esperanza de ser libres de la dominación extranjera empobrecedora y crimina.

El ensayo de la vieja practica de segmentar países, bajo nuevo formato, que se quiere imponer en Bolivia. Apunta a la destrucción definitiva de las nacionalidades y, el entierro de las soberanías de los países que históricamente han servido de proveedores de materia prima. La globalización así concebida, se traduce en la cesión de todo derecho de identidad regional autónoma. En beneficio del fortalecimiento de las fronteras y la nacionalidad imperial. Sus leyes serán supra fronteras, sus economías, sus modelos sociales depravados, serán convertidos en los modelos del mundo unipolar y subyugado. Ese es su deseo.

La resistencia del orgullo aborigen-afroamericano, inserto en los genes del pueblo sureño- caribeño, ha servido de contención hasta ahora. Pero debemos decir verdades: Esa resistencia no está provista en su gran mayoría de una conciencia e ideología, que predomine en las ideas de los pueblos. Las luchas hasta ahora, se han guiado en pro de la defensa y por el instinto natural de sobrevivencia. La situación de miseria y explotación que los imperios les han impuesto a nuestros habitantes, han provocado la reacción, pero aun no podemos decir que se ha adquirido o inducido un nivel de conciencia aunque sea medio. No podemos engañarnos. Si veo, las intenciones de tratar de implementar mecanismos para tal caso, pero hay muchas limitantes, dentro de ellas: La Educación. Si no se da la orientación y enseñanza de la historia, en la versión verdadera de los oprimidos, nuestros hijos , tendrán falsos valores que distorsionaran su propia esencia, por ende renegaran de su origen y defenderán el del opresor, querrán ser como aquellos, y no como ellos. Esta es una de las explicaciones de las traiciones y quintas columnas en nuestras luchas. La destrucción del falso concepto, que nuestro color de piel nos hace inferiores; que ha sido inducido por los colonizadores, nos desune y dispersa en la solidaridad de pueblo que debemos tener. No estoy inventando, es por ello que creo muy, pero muy profundamente que la decisión de darle un giro a la educación ha debido hacerse antes. Pero para bien ya se esta haciendo. Esto no debe ser solo en el país nuestro, tenemos que luchar para que sea en todos los países de la región y mas aun en todos los pueblos del mundo para que rescaten y cuenten por vez primera su verdadera historia. nuestros historiadores deben desarrollar sus temáticas en bases a las historias populares y dirigidas a engrandecer los valores propios de los pueblos.

La grande y gloriosa historia del pueblo boliviano, aun no la conocemos, los textos escritos al respecto, tiene un sabor a anti historia y anti pueblo, hieden a mentira y a calumnias ( con algunas excepciones). Para que esta historia se relate tal como es, con toda la crudeza del sometimiento bestial, es necesario reafirmar al pueblo Boliviano en el poder de decidir su destino, a partir de su verdad y su organización social. Desde allí su nivel de conciencia e identidad se reforzara y ya no habrá cadenas que lo aten, esto no quiere decir que no se puede concientizar estando sin el poder, pero es mas dura la batalla, aunque hay que darla diariamente

En todo caso, en Bolivia se juega hoy el destino del continente Sur. Hay que medir y sondear la reacción de Brasil, Argentina y Méjico – los pueblos -- todos nuestros destinos están indisolublemente unidos, no hay separación posible.

javiermonagasmaita@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1998 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad



Revise artículos similares en la sección:
Internacionales



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a54950.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO