Diario de una Cuarentena: Capítulo Cuatrocientos Cincuenta y Nueve

¿Qué es lo que está pasando en el Hospital Industrial Dr. Tulio Briceño Maaz de San Tomé, en Anzoátegui?

A 944 días del inicio de la contingencia en la República Bolivariana de Venezuela producto de la pandemia global de la Covid 19, en la finalización de la semana 135 de esta contingencia, y siendo el sábado 15 de octubre de 2022, quiero elevar de la manera más enérgica una denuncia que me han formulado, tal vez con la poca esperanza que la misma sea atendida, como la de muchos y muchas ciudadanas de este país.

Me refiero a la situación que se me ha hecho llegar, viene presentando el Hospital Industrial Dr. Tulio Briceño Maaz ubicado en la localidad de San Tomé, municipio Pedro María Freites del estado Anzoátegui, y que pertenece a Petróleos de Venezuela (PDVSA).

La denuncia es la siguiente: Llegó a mi conocimiento la situación de un paciente de nombre Amílcar Fernández (nombre ficticio por razones obvias para preservar tanto la identidad del paciente) quien fue hospitalizado por su avanzada edad y delicado estado de salud. Como jubilado de PDVSA, tiene derecho a gozar de los servicios de este hospital, por lo que fue trasladado hacia allá, esperando tener una atención digna, y acá, como señala el refrán popular: "Comenzó Cristo a padecer en la cruz".

Al llegar al hospital y por el estado de salud de "Amílcar" y los síntomas de su padecimiento, se requería hacerle una placa, pero la sorpresa es que en un Hospital de estas características, y que sirve a la principal industria petrolera del país, lo primero que hay que denunciar es que el tomógrafo de ese centro de salud se encuentra inoperativo desde hace bastante tiempo porque sencillamente se le dañó una pieza, y gracias al minimalismo y la indolencia, no se ha tomado ninguna iniciativa de buscar reparar tan importante equipo.

En ese sentido, había que proceder a realizar el traslado de "Amílcar" a otro centro de salud de la localidad, incluso privado, donde se le pudiera tomar la correspondiente placa para poder acertar en el diagnóstico del mal que lo aqueja y recibir el tratamiento correspondiente, pero resulta que las ambulancias de ese centro de salud se encuentran totalmente inoperativas porque tienen los cauchos desinflados, y no ha habido ni los recursos, ni la disposición, ni el personal que se avoque a refaccionar estos necesarios vehículos para un centro de salud ubicado dentro de una importante localidad petrolera del oriente del país.

Pero para más inri, como diría Alberto Nolia, el personal de salud que presta sus servicios en el referido Hospital, le señalé de manera tan "normal" y deshumanizada a los familiares de "Amílcar", que deben gestionar una ambulancia privada para el referido traslado, por el estado de las ambulancias que ya describí en el párrafo anterior.

Les cuento que los familiares de "Amílcar" se las ingeniaron y consiguieron la ambulancia privada para trasladarlo al centro privado de salud cercano para tomarle las placas que se requieren para proseguir con su tratamiento, pero el traslado ida y vuelta de "Amílcar les costó a sus familiares la cifra modesta de 60 dólares, sin contar el costo de la placa en la clínica donde se le tuvo que hacer.

Pero no conforme con ello, después de dos días que "Amílcar" y sus familiares tuvieron que dormir en una emergencia. Pasar y que les asignaran una habitación, ahora resulta que en el hospital no hay ningún médico residente que pueda ver por la salud de "Amílcar" ya con placa y diagnóstico, pero sin tratamiento que de manera oportuna, no sólo restablezca su salud sino hasta salvar su vida.

Y de acuerdo a informaciones de otros pacientes que han estado en una situación como la de "Amílcar", uno de ellos incluso ha tenido que ver como su abuelo ha fallecido por la indolencia y esa deshumanización de algunas y algunos.

Hago este llamado de atención a las autoridades de PDVSA, en primer término, porque pareciera que la mano peluda y nauseabunda de algunos de los que destrozaron y desfalcaron la empresa, estuviese intacta.

Pero más allá de eso, me permito hacer un llamado muy simple y sencillo de humanidad, a usted Ministra del Poder Popular para la Salud, Magaly Gutiérrez, al compañero gobernador del estado Anzoátegui, Luis José Marcano, al compañero Mervin Maldonado, Vicepresidente Sectorial del Socialismo Territorial, a la Vicepresidenta Ejecutiva Delcy Rodríguez, y en última instancia al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, para que en primer lugar metan la lupa y se informen muy bien qué es lo que está pasando en el Hospital Industrial Dr. Tulio Briceño Maaz de San Tomé, en Anzoátegui, no sólo para los mantenimientos necesarios que haya que hacer, sino para realizar las investigaciones correspondientes en caso de detectarse irregularidades y en caso de determinarse responsabilidades, castigar a los culpables con todo el peso de la ley.

Más allá del tema del bloqueo contra Venezuela, realidad que nadie racional niega, no puedo olvidar las propias palabras de Chávez quien en un ejercicio de una autocrítica, más que como político, como hombre sencillo y de pueblo, siempre hacía, de que nosotros somos gobiernos y debemos tener gestión, es decir, siempre buscar las formas, a pesar de las dificultades y recursos que puedan parecer limitados, a resolver los problemas de la gente. Y la salud es uno de ellos, y no admite mucha espera.

Por eso es que el propio Alí Primera, en su canto revolucionario impregnado de conciencias decía : "Ayúdenla, Ayúdenla, que sea humana la humanidad".

¡Bolívar y Chávez viven y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Independencia y patria socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1095 veces.



Juan Martorano

Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , jmartoranoster@gmail.com, j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: