Independencia política no es libertad ni autodeterminación económica

Lenin decía que: Los países sometidos al capital financiero, la independencia política por si sola no constituye ninguna garantía de libertad y autodeterminación por los monopolios extranjeros. 100 Años después le damos la razón.

Los revolucionarios latinos siempre han investigado las secuelas de las estructuras económicas y sociales manteniendo vivo el antiimperialismo, causante de la dependencia. Importa estudiar las leyes generales del proceso de dominación capitalista y su papel financiero en el atraso de las sociedades dependientes. Al mismo tiempo, se conoce las soluciones para terminar con esa dependencia. Análisis escritos cuando las ideologías económicas estaban relativamente a la par de las ideologías políticas y estas dividían al planeta en dos mundos, La globalización borro esa ideología. Hoy las similitudes económicas por las necesidades e intereses energéticos, están mas ligadas entre si, a pesar de las diferencias políticas.

Se consolido la dependencia económica en las naciones del sur, en base a la dependencia energética de las grandes potencias en la que se fundamenta el mundo. Monopolios industriales sostenidos por las oligarquías locales, trasnacionales ligadas a las corporaciones financieras y estas a los bancos y bolsas, economías burguesas continúan siendo en la mayoría de naciones un factor determinante. La supervivencia de la oligarquía ya no depende de factores de fuerza internos, dependen exclusivamente del imperialismo, aun debilitado tiene fuerza por los medios de información. Cadenas comunicacionales, potentes armas psicológicas para influenciar enormes masas de gente. Especialmente dominadas por las potencias del G7.

Con los medios como aliados, el gran capital, capitales nacionales, capitales extranjeros o mixtos, no permiten a los pueblos distinciones entre el gran capital en la sociedad. Es la gran y eterna contradicción. Aquí, la importancia política del sistema social a construir.

Parecería con Obama, todos quieren ser amigos. Su discurso de igualdad y respeto en la cumbre de las Américas le gano simpatías incluso con los más recalcitrantes opositores de Estados Unidos, se habla ya, “de una casi perfección por lo conseguido” Obama dice: Que respetara a los gobiernos democráticamente electos, aun cuando no este de acuerdo con ellos. El presidente Chávez sabe que eso no es verdad. El propósito de Washington en Europa y Latinoamérica esta cumplido. La CIA le comunico a Obama, días después de ser electo, que la crisis económica y el progreso de China, mas el tiempo disponible, son los enemigos mas peligrosos para la seguridad nacional de la nación, comunicaba el informe. Ganar tiempo es la estrategia, hasta consolidar el plan Afganistán, proyecto que le permitirá influir en toda Asia. Y, hasta, que los recursos económicos aprobados al FMI recuperen la estructura financiera privada. La estrategia de dependencia mutua con el G20 y America Latina, lleno las expectativas momentáneas con los nuevos amigos latinos sin ofrecer absolutamente nada, que otro demócrata como Bill Clinton no haya ofrecido ya.

El imperialismo económico es tan poderoso, tan decisivo para globalizar, que en efecto subordina, incluso a naciones con independencia política. La política exterior de EEUU esta tan firmemente unida al capital financiero de los otros países para sostener su influencia con el poderío militar que origina diversas formas para el reparto mundial, acuerdo de mucho tiempo atrás con el G7. El G20 amplia la lucha por ese reparto económico y político del mundo. Se amplia la geografía de la dependencia por las nuevas colonias. Las economías emergentes del G20, son colonias para el G7, por la interdependencia comercial global.

La crisis obliga a estas naciones con economías emergentes a una dependencia voluntaria, es una necesidad para sobrevivir. Obama, dejo esto muy claro en Londres y en Trinidad y Tobago, muy sutilmente por supuesto. Respeto por las políticas independientes porque están envueltas en las redes de la dependencia comercial, tecnológica, industrial, energética y diplomática, Este es el caso de México, Brasil, Argentina. Colombia, Chile, con ellos el resto.

Los sistemas nucleares y agrícolas transgénicos de Brasil y Argentina, las patentes utilizadas en la industria civil y militar, los hace dependientes de los estadounidenses por los acuerdos firmados, igual el resto de naciones de la tierra. Venezuela, Irán, Rusia, son los menos propensos a estar en la red de la dependencia, pero necesitan el apoyo diplomático de EEUU. China es un claro ejemplo de ello, potencia económica, no es suficiente para consolidarse en todos los aspectos, sin las relaciones comerciales y políticas con los norteamericanos.

Llegar a un acuerdo de respeto honesto con los EEUU permitirá a los países en revolución bolivariana mejorar radicalmente la gestión. Asunto que el gobierno de Washington lo pensara hasta diez veces, ya que atenta contra los principios de la política imperial de expansión. Básico sistema del departamento de estado.

Estados Unidos, no toca de manera frontal la economía latina basada en las exportaciones y sus trabas arancelarias, no dice nada sobre la legalización de los emigrantes y las remesas enviadas. No manifiesta claramente cuando levantara el embargo a Cuba o cuando otorgara la independencia a Puerto Rico o ¿por que no influye para que las Malvinas pasen a Argentina? ¿Por qué no pide a la OEA?, que promueva una campaña para que Bolivia tenga una salida al mar, o la solución de los eternos problemas fronterizos de centro y sur America. No lo hace escudándose en la autonomía de estas organizaciones, pretexto mas que razón, pues, todos sabemos que cuando quiere los pasa por alto, junto a la ONU, la OEA, no tiene valores morales como organización, nunca respeto a las naciones latinas que pretendieron cambiar de sistema político, al contrario, las criticas a los sistemas electorales tuvieron eco, siempre siguieron mandatos de EEUU. Potencia que le conviene la división de los países para que estos no se integren. Así, lograr más fácilmente la manipulación política y conservar la dependencia económica con ellos.

Las barreras tendenciosas, basadas en la capacidad económica de cada nación son utilizadas para la discriminación, ubicándolos en el grado de desarrollo respectivo según sus intereses. Individualmente, excepto Cuba, la vida económica o política siempre ha estado predeterminada por los gobiernos de Estados Unidos, independientemente de quien asuma la presidencia. ¿Será Obama la excepción? ¿Le permitirán un mayor acercamiento con los gobiernos revolucionarios?

Por lo pronto, después de la cumbre, Obama, ya es criticado de irresponsable por su conversación con Chávez, en una declaración manifestaba que el presupuesto de defensa de Venezuela, es apenas una fracción de los gastos de defensa de los estadounidenses…

Es casi imposible creerle al Sr. Obama por los intereses económicos que el no puede controlar. Presupuestos de defensa, gastos de investigación militar, consumo energético, relaciones con la OTAN y China. Diplomacia, que afectan a las naciones subdesarrolladas por acuerdos de antemano concebidos con el G7.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6741 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad