A Trump, las ratas peludas le abandonaron la barca antes del naufragio

A Donald Trump no solo  le dejaron el pelero sus más cercanos colaboradores; sino aquellos, que lo utilizaron y que de una u otra manera salieron favorecidos  de sus fatídicas políticas intervencionistas. En Brasil prácticamente la presidencia de Jair Bolsonaro se la debe a Trump; quien no tuvo empachos en contribuir en la persecución, acorralamiento y encarcelamiento de Lula Da Silva y de esta manera le dejara el camino libre para que llegara a la primera magistratura sin mayores obstáculos. A  horas de conocerse el triunfo de Joe Biden, es el primero que sale a rendirle pleitesía. Ante una pregunta de un periodista, respondió; que él no era el más importante del Brasil, ni Trump del mundo. Otro tanto ha hecho es Juan Guaido, padre y hechura de lo que es este bobolongo, cuando tuvo el tupé de convalidar su nombramiento como “presidente interino” de Venezuela, en un acto que vulnera la constitución y las leyes; donde Trump  en una acción irrita al margen de toda legalidad le traspasó el control de Citgo; empresa perteneciente a la filial PDVSA y, con ello le puso  todos sus recursos y de otros bienes a su entera disposición. Guaido una vez que conoce los resultados electorales salió corriendo a ponerse  a las órdenes del presidente electo Joe Biden.

Por otra parte Iván Duque el sub presidente de Colombia que llegó allí producto de una bajada de mula de individualidades del narcotráfico, el gobierno gringo y del ex presidente Álvaro Uribe. Recordemos que este gobierno se ha visto señalado por el incremento del cultivo, producción  y envió a los EEUU de la droga. Del asesinato y masacres de líderes sociales e individualidades de la FARC que se habían acogido a los convenios de paz con el gobierno. Además Trump lo ha utilizado como arma en el ataque, agresión, invasión, golpes de Estado contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro. Este fue otro que no lo pensó dos veces y salió a trote a ponérsele a las órdenes de Biden. Trump que se las jugó  con todos estos personajillos, que los oxigenó, poniendo en juego su propia reputación, que no aguantan una investigación seria por violación de los Derechos Humanos, sin ir con sus huesos a la cárcel. Otros de menor importancia y de la catadura de Julio Borges y Henri Ramos Allud, quienes han sido impulsores de las sanciones gringas,  mantienen un silencio sepulcral a la espera de una decisión definitiva del nombramiento de Jon Biden como presidente.

Hoy Trump el  supremacista gringo, el súper poderoso impulsor de  sanciones y bloqueos a naciones que le daba la gana, con un poder descomunal, hoy lo traicionan y lo dejan solo, con su berrinche de carajito que le hicieron fraude;  hasta sus más cercanos de su gabinete, que se supone que son sus más inmediatos colaboradores como Elliottrs Abrams y Mike Pompeo entre otros no dicen nada. Algunos miembros de su tolda política Republicana y hasta  Marcos Rubio, figura relevante del congreso que se rasgaba sus vestiduras por él;  salió también  corriendo a ponérsele  a las órdenes de Biden. Solo esperamos que Trump aparezca en cualquier plaza  autoproclamándose y auto juramentándose presidente  de nuevo de EEUU. Para concluir lo abandonan en su barca como ratas despavoridas ante el fragor de su derrota. 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1114 veces.



Luís Roa

Licenciado en Administración de Empresas (ULA). Luchador social. Jubilado de CVG Alcasa

 Luisroa519@gmail.com

Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Oposición