“El Casquillo”

Entramos  en la etapa de las aproximaciones  a las elecciones del 26 de septiembre  a la asamblea nacional, donde se van a elegir los y las diputadas de ese importante foro político, donde se implementan las leyes que rigen los destinos políticos del país, para la construcción del socialismo del siglo 21 y el poder popular, es decir el pueblo legislando, para este nuevo reto que nos convoca la patria que soñamos, necesario es tener la conciencia soberana a la hora tomar las decisiones más acertadas, es decir ejercer nuestra soberanía a través  del voto.

Ya que   producto de la inminente derrota que se le avecina a esta oposición rancia, apátrida, fascista, racista y escuálida,  entra en juego el denominado “Casquillo “.

Los  primeros en comer Casquillo  fueron los de  la conferencia episcopal en la vocería de sus obispos encabezados por el cardenal Urosa, porque según los grupos que hacen encuestas, es una de las instituciones  con mayor credibilidad en el país, de allí que se lanzaron a arremeter contra el gobierno y las  instituciones del estado tildándolas de ilegitimas, sobre todo a la asamblea nacional de hacer leyes inconstitucionales, debido al vacío de poder, el cual adolecen los partidos políticos.

Los otros que tienen tiempo comiendo Casquillo son los medios de comunicación que en pasados recientes eran conocidos  o se autodenominaban, como el cuarto poder de ahí su naturaleza a jugar también a ser opositores despiadados sin medir sus consecuencias, prácticamente son partidos de oposición lo que les falta son las siglas y el color, este sector se cree, que son los garantes y fieles defensores de la libertad de expresión, se creen intocables, creen que pueden decir los que les venga en gana en nombre de la vendita libertad de expresión y rápidamente se ponen al servicio de potencias extrajeras.

 También el otro grupo que viene comiendo Casquillo pero con avaricia desmedida es decir glotones  son los de fedecamaras , que se quedaron en el pasado con ese discurso de la cuarta república, de que ellos eran los que generaban fuentes de empleos y producían riquezas , claro esto fue después que se les acabo la teta de PDVSA, terminando con esas empresas de maletín, se les puso al descubierto, como los más grandes  especuladores, tracaleros , estafadores, acaparadores, ladrones y golpistas.

En la cola de los comedores de Casquillo se encuentran las ONG, o las organizaciones de la  sociedad civil como, más le gusta auto llamarse porque suena chic es decir con glamour, en su fiel expresión esta María Corina Machado aquella que les enseño las piernas a Bush y así mantener su financiamiento  porque según ellos trabajan y luchan en función de los derechos humanos de los ciudadanos, que este régimen no respeta, con estos argumentos canallas y ridículos el imperio con sus agencias de financiamientos le compran el alma y la conciencia a este grupo de fascistas y su vez se convierten en sus agentes en detrimento de el país en el cual nacieron.

A todos estos sectores, desde el imperio los animan, los azuzan con dólares por bojotes, a  montón, a comer Casquillo para traicionar su país, por un supuesto modelo de democracia, que ellos mismos no practican, por unos derechos humanos que ellos tampoco respetan.

Así pues  debemos de estar muy alerta de este lado del rio, para no dejarnos provocar y caer en la trampa a salir a comer Casquillo, porqué nuevamente la historia nos está marcando el camino y no es otro que profundizar el proceso revolucionario, camaradas juego ganado no se tranca y  agua caliente no quema rancho.

<jorgeguerreroveloz@hotmail.com>



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3332 veces.



Jorge Guerrero Veloz

Miembro de la Red de Organizaciones Afro-Venezolanas. Autor del libro La presencia africana en Venezuela

 jorgeguerreroveloz@hotmail.com      @guerrero_veloz

Visite el perfil de Jorge Guerrero Veloz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad