La garra medieval mediática

Con mucha tristeza y con gran dolor y compasión por estos nobles servidores venezolanos llamados Guardias Nacionales, seguí de cerca el despiadado ataque mediático que se originó por la aparición (manipulada) de una Gráfica en la cual se aprecia a un Sr. Guardia Nacional sosteniendo en su mano derecha, y apoyada al suelo con la cadena enrrollada, un instrumento llamado GARRAPIÑO y que los atacadores mediáticos han insistido en llamar GARRA DE HIERRO, utilizado para retirar (sin riego de sufrir heridas o quemaduras) de la vía o del sitio donde los niñitos manitas blancas esten manifestando "violentamente", los cauchos, los pupitres, las mesas, la basura, los colchones viejos, los palos, las ramas de los árboles, y hasta cocinas viejas, y asi dejar libre la vía para permitir que los ciudadanos a quienes estos niñitos de bien les están violando el derecho a circular con facilidad por las calles venezolanas. Me vino a la memoria la figura del queridísimo Guardia Nacional Sargento Morales, quien sentó cátedra de buen vivir en Sanare, y quien era el mejor boche completo en las jugadas que se hacian en el parque, y quien era amigo de todos los vecinos de Sanare, aunque fue llevado allí porque en Sanare y en sus montañas había guerrilleros a montón y me pregunté con dolor ¿Son merecedores de este trato los queridísimos Guardias Nacionales? ¿Por qué se ataca con tanta saña a quienes han respetado los derechos de estos "hijitos de papi y mami" , y les han protegido, y les han resguardado sus alocadas marchas reivindicativas a favor de RCTV, del Libertinaje de expresión, de las Bases Americanas, en fin, del Capitalismo Salvaje?

Para mí, el mensaje es claro: hay que tratar de desprestigiar a la fuerza armada Nacional y hay que tratar de "separar", de desunir, a la fuerza armada, y en especial a la Guardia Nacional, del pueblo; ponerlos a "pelear" entre ellos y destruir el amor que nació entre el pueblo y su fuerza armada con la llegada del Comandante Presidente e indiscutible líder Bolivariano del Pueblo, Hugo Rafael Chávez Frías, y eventualmente, lograr un pronunciamiento interno en la Fuerza, y el desprestigio Internacional por el uso de métodos no convencionales y prohibidos por la naciones, en contra de ciudadanos indefensos, y peor aún, de jóvenes adolescentes futuro del mercado, lo cual colocaría a Venezuela y su Gobierno Bolivariano al márgen de la Ley y de los Acuerdos y Pactos Internacionales; en una palabra, el Gobierno sería el MAS HORRIBLE VIOLADOR DE LOS DERECHOS HUMANOS, dado el uso de LA temible GARRA DE HIERRO.

Pensé con preocupación en el gran número de abnegados, humildes, y comprometidos Guardias Nacionales, masculinos y femeninos, quienes son padres y madres de familia, quienes salen a esas marchas con un gran profesionalismo a tratar de controlar los corazones apuñalados por la GARRA DE HIERRO MEDIÁTICA full de muuuchos anzuelos afilados, de esos muchachos, y así proteger al pueblo de sus arremetidas inclementes, desquiciadas, alocadas, sin sentido; pensé en la difícil tarea de estos queridos Guardias Nacionales quienes no dejan de sentir temor por la presencia de expertos francotiradores quienes podrían cerrar para siempre los ojos ilusionados de un joven o una joven militar, padre o madre, y dar al traste con una familia Venezolana, pero que sin embargo SALEN a cumplir con sus deber de SERVIR CON HONOR.

Al día siguiente, retando al gobierno, a los Guardias Nacionales, y burlándose de todos nosotros, el mismo señor, ahora en su editorial, llama a estos militares Bolivarianos "perros guardianes del régimen" y amenaza con liquidarlos al sugerir que sus días están contados. ¿Qué sentirá una joven Guardia Nacional es su corazón al ver cómo el odio producido por la envidia y la desesperación podría expandirse hasta muchos corazones al ser transmitido a diario, en prensa escrita y en televisión? ¿Cómo explicarle a muchos jóvenes desde ese puesto en las primeras filas del grupo que acude a resguardar esas marchas, que los guardias nacionales bolivarianos son profesionales de altura, que no hay riesgo de que un Sr., Sra. o Srta Guardia Nacional, sea "tentado" a utilizar el GARRAPIÑO en contra del pecho o la espalda, o la cabeza de un desquiciado manifestante, como lo sugirió un Guardia Nacional retirado inyectado de odio e inoculado de veneno? ¿Cómo convencer a Nitu Perez Osuna y al Sr editor del Diario El Nacional, Miguel E. Otero, que usen el código de ética y no manipulen la información obtenida de Internet, que den la información completa, que muestren el dibujo de "la garra de hierro" utilizada en tiempos medievales? ¿Cómo pedirles que rectifiquen y se disculpen si su trabajo es retar al Gobierno?

Desde Mérida digo que si hay una garra de hierro que se utiliza a diario para agredir al pueblo: la garra de hierro mediática. Esa garra es enterrada a diario a través de Globovisión en el corazón de muchos venezolanos, y no los amedrenta, sino que los enloquece. desde Mérida mi apoyo sincero para los y las señores, señoras y señoritas Guardias Nacionales Bolivarianos.

El amor entre la guardia Nacional y el pueblo, Nitu Perez Osuna, no es amor.... es frenesí. Y usted con sus manipulaciones y mentiras no lo acabará.

Patria Socialismo O Muerte. venceremos.


(*)Profesor Universitario
Fuerza Bolivariana Universitaria.
Ejido. Mérida


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4287 veces.



Oswaldo Adelis Abarca.

Profesor de la Universidad Politécnica Territorial de Mérida

 oswaldoabarcam@gmail.com

Visite el perfil de Oswaldo Abarca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Abarca

Oswaldo Abarca

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social