El saqueo del golpista Lorenzo Mendoza al pueblo

Nunca podemos perder de vista a los golpistas internos, como el ladrón de Lorenzo Mendoza que, con sus empresas Polar, participó en la permanente desestabilización en contra del gobierno del Gigante Chávez y ahora del conductor de victorias y presidente legítimo de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, en abierto apoyo al terrorista sueldo de los gringos, Juan Guaidó.

Mendoza, quien pertenece a ese grupo de empresarios parasitarios, que lamentablemente aun dominan el mercado de alimentos en la Patria de Bolívar, desde la asunción del presidente Maduro al poder, arreció su malvada estrategia restringiendo los productos básicos de la dieta diaria, para conspirar; es uno de los que más robó dólares preferenciales entregados por el gobierno revolucionario, uno de los que más incidió y provocó ese cáncer económico y social que hoy parece invencible el cual llamamos "bachaqueo", y el que actualmente sirve de marco de referencia para los altos precios. Todos los comerciantes están atentos a la nueva lista que entrega la Polar y, en esa medida, cobran lo que les indique esta empresa en función de seguir la demoledora especulación inducida en contra del pueblo.

Este gran atracador de los consumidores se ha hecho un cazador feroz de los incrementos salariales del Gobierno bolivariano. Y al intuir o recibir información de un aumento de sueldo, días antes comienza a preparar la criminal escalada de precios. Lo que hizo después del apagón fue algo atroz, inconcebible.

Antes del ataque terrorista que ejecutaron los gringos con su mercenario, Juan Guaidó, surgió un rumor, según la cual, el presidente Maduro iba a incrementar los salarios, y desde ese momento, arrancaron unos aumentos avasallantes de los precios de los productos, pero atacaron el sistema eléctrico y el alza se detuvo.

Reestablecido el servicio por el Gobierno nacional, los comerciantes continuaron el aumento, pero con las santamarías abajo, ninguno quería vender esperando abrir con los precios más altos posibles. Y enseguida empresas Polar repartió la lista que dio la estocada final, un verdadero saqueo a la población. Por ejemplo, llevaron el kilo de arroz Primor clásico a 6750 Bs., la margarina Mavesa de 500 gramos a 9.400 Bs., la harina Pan a 5750 Bs., el jabón azul panela de 250 gramos a 7940 Bs., el detergente de kilo a 28.400 Bs. A esto hay que añadirle que los minoristas a esos precios le adicionan un porcentaje argumentando que son detallistas. Lo peor es que esa lista circula como si fuera oficial, además de ser entregada en los diferentes establecimientos comerciales recorre las redes sociales, para que se cumpla al pie de la letra. Y se cumple. ¡Insólito!

Todo un plan, un ataque artero, orquestado para que la gente no puede comprar sus alimentos básicos y pase hambre, necesidades, se desespere y arremeta contra el presidente Nicolás Maduro. Eso si es un verdadero saqueo, pero la oposición terrorista y golpista lo calla. Un robo descarado, una acción brutal que la gente leal y consciente resiste, pero hay que buscar la manera de enfrentar a ese hampón de Lorenzo Mendoza, que se aprovecha del hambre del pueblo para desestabilizar.

Las acciones de ese bandolero deben ser denunciadas ante los organismos internacionales, allí se configura un ataque delictivo en contra la salud de la población, contra la vida de la gente que se ve afectada al no poder alimentarse.

Por supuesto, no valdría la pena denunciarlo ante personas como Michelle Bachelette, alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU, que llegó a Venezuela y solo se limitó a opinar basada en los informes que le presentó la oposición terrorista que siempre ha conspirado en Venezuela, capaz de quemar gente viva como hizo con Orlando Figuera.

La señora Bachelett no vio a Guaidó conspirando, no vio al psicópata Donald Trump y sus asesinos amenazando la Patria de Bolívar, no vio como nos bloquean los recursos de los alimentos y las medicinas, no vio como nos despojan de nuestros activos en el exterior, no vio el concierto artístico de Cúcuta con el que intentaron invadir a Venezuela, no vio como los gringos se burlan de la OEA, de la ONU, de las leyes internacionales en general.

Bachalette sólo tuvo vista y oído para ver y escuchar las órdenes que le impartió el imperio gringo, el imperio más destructivo y criminal del mundo, que lamentablemente y en las narices de ella misma, atenta contra los derechos humanos de los pueblos del planeta.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 10780 veces.



Gian Carlo Di Martino

Politólogo, profesor, abogado. Ex-Alcalde de Maracaibo. Cónsul de Venezuela en Milán - Italia.

 giancarlodimartino2017@gmail.com

Visite el perfil de Gian Carlo Di Martino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a277754.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO