Asamblea Nacional virtual y Guaidó virtual por si Trump impeached

Con la AN bajo la presidencia de Guaidó no hay quien pueda y menos los diputados chavistas que se fueron por abandono y han regresado sin que nadie se los pida, pero para estar de vagos, jugando al escondite, que mejor lugar estar en ella, para soltar unas canitas al aire sin hablar mucho y, como allí se gana poco al no pagar por intervención y, además, Guaidó no paga en dólares con la dolarización del país que es lo mejor que ha salido a flote con la subidera de esa divisa, que no tiene paranza, en su escalada día tras día y, desde todo punto de vista al presidente Guaidó le conviene reformarla a cómo sea, para buscar su nombramiento de presidente por segundo período, un retroceso más es oportuno y, convertirla en virtual, lo más refrescante a lo inmediato y, sin aviso ninguno, oh sorpresa: allá te va, proposición en puerta y aprobación después con los dos tercios reglamentarios, la reforma parcial de su reglamento y, a celebrar en grande, y que siga la fiesta que para eso son las sesiones extraordinarias, que lo del desacato es un decir, nada conveniente y, lo más democrático es, que diputado esté donde esté intervenga, y se acabó con las manos levantadas con la señal de costumbre.

Esa es la política que lo que conviene va y, lo democrático es mandar que para eso se es presidente, que no queda claro si es virtual y, Maduro cómo queda, si siempre como dictador nada virtual, y esas son las inconformidades por los que hay que echar adelante que, el poder es lo que vale y, sí hay más dólares mejor que en el presupuesto de los Estados Unidos para el año que viene, la suma va en ascenso que ya está en los 400 millones, que así es como tiene que ser para más visibilidad en el panorama de acción y por la virtualidad de la AN no es mal de morir en puerta, ni pena de penitencia, que eso más bien realza a una institución que hace años dejó de ser lo que era y, se ha convertido en lo más democrático del país con un presidente interino que se lleva por delante lo que le venga en ganas y las leyes, las leyes salían de allí, pero por ahora la importancia y lo único que ofrece es un camino recto sin declives en lo virtual, nada tormentoso que el quiera expresarse lo hará desde donde esté sin pepitas en la lengua y, lo más seguro le seamos de ejemplo al mundo que todavía no goza de esos privilegios tanto autónomos como democráticos de realidad política sin asomo.

Se imaginan que un día por la mañana que amanezca lloviendo y a Guaidó se le perdió el paraguas, el paraguas de su convicción que, antes tenga que desayunar antes de abrir la sesión con un derecho de palabras en puerta de Delsa solórzano desde Chichiriviche atascada de brumas y calenturienta de insolación y, él con toda su calma de presidente, ofrezca una acción dentro de lo doméstico hogareño y, de buenas a primera manifieste, no he desayunado y debe hacerlo y, lo primero que haré es hervir el agua y cuando esté en ebullición, tiro un par de huevos en ella por tres minutos y, a comer se ha dicho sin aceite que todos deben seguirme para que se desengrase y, en ese instante se cortó la señal, claro se fue la luz o, desde Miraflores la cortaron, y entonces qué ..., a esperar, y bueno para quién, no para Delsa que tiene las palabras que va a decir en su boca, pero cómo las dirá, tiene que esperar.

Y, Juan Gerardo Antonio Guaidó Márquez, con esa voluntad que lo caracteriza de inmediato, quizás mojándose tiene que coger calle a denunciar que le están quitando la luz a la AN y, que eso es terrorismo político dentro de una política del gobierno dictatorial que nadie entiende, y desde la Casa Blanca, Trump impeached tiene que decirle al mundo con soltura y con pruebas nada virtuales que, en Venezuela: el dictador Maduro quiere acabar con la AN y, ¿quien gana? Guaidó y, por eso y por lo que sea, tienen que darle la presidencia de nuevo, para que gobierne con más entendimiento su último año en el poder como todo un ecléctico presidente que trabaja para los pobres, aunque virtualmente está demostrado, aunque no se vea.

Por todas las anteriores, y las que vengan con el presidente Guaidó, no se mete nadie y con toda la razón de su imposición democrática dentro de la AN, lo virtual, se impondrá en lo adelante como un mal nada curable que, a Trump no dañará y al pueblo de Venezuela tampoco ni que se vaya la luz. Por lo que el 17 de diciembre de este año quedó sellado el compromiso virtual de la AN como una medida que, presagia a lo mejor con la siembra del Libertador en esa misma fecha de 1830, en pudiera haber sido, una salida más a lo constitucional de sus ideas de más fortalecimiento a la libertad de la Patria.¿Es posible? Posible es.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 737 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a285431.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO