Y si Julian Conrado se rapara la cabeza ¿Mencionaria Ud el nombre del cantautor una sola vez comandante Chávez?

(Yo, por Usted Comandante, no me cortaría sólo el pelo: también me cortaría ciertos tumores amistosos que, falsa y pérfidamente, se hacen llamar revolucionarios, acá en Canadá o allá en Caracas.)

Y SI JULIÁN CONRADO SE RAPARA LA CABEZA, ¿MENCIONARÍA USTED EL NOMBRE DEL CANTAUTOR UNA SOLA VEZ, COMANDANTE CHÁVEZ?

Diez dominicanos, nueve chavos y una chava, miembros todos de un organismo cristiano, deciden solidarizarse con la actual situación de salud del Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y se rapan la cabeza en la representación diplomática de Venezuela, allá en Santo Domingo.

Es una verdadera lástima que yo no tenga los suficientes huevos para, solidarizándome con la digna causa del cantautor Julián Conrado, ¡me auto mutilara yo la próstata! Esto, con la lejana esperanza de que, de una vez por todas, el Ejecutivo venezolano se pronunciase en el caso del secuestro, detención ilegal, cautiverio bochornoso y el literal amordazamiento del cantante de los humildes y los pobres de Colombia.

Luis Posada Carriles, terrorista confeso que, aunque baila mal, se pasea con ritmo de soberbia por las calles de Miami, libre, comiendo rico y gritando a diario a los cuatro vientos que está “muy tranquilo con lo que hizo”, de quien ya harto se conocen las cadenas de sus crímenes, y del que Caracas, valiéndose del derecho internacional y de los correspondientes tratados entre las dos naciones, hace ya años solicita la extradición a los Estados (ya muy pronto) Sumidos; terrorista que habiendo ingresado ilegalmente a territorio gringo en el año 2005, fue enjuiciado teatralmente por tal hecho y fue ABSUELTO TEATRALMENTE POR EL MISMO HECHO, pero nunca condenado ni absuelto por terrorismo contra Cuba revolucionaria.

Ese adefesio viviente, en connivencia con el ya doblemente gusano Orlando Bosch, mandó literalmente a volar en 1976, sobre las costas de la isla de Barbados, un avión de Cubana de Aviación en donde viajaban jóvenes deportistas cubanos : 73 personas fallecieron. El mismo adefesio ordenó y financió, con dólares de la C.I.A., numerosos atentados en hoteles turísticos de La Habana, en uno de los cuales pereció el joven italiano Fabio Di Celmo.


Julián Conrado lleva años cantando y soñando con la liberación del Pueblo colombiano, a quien la bota de la oligarquía santanderiana destripa secular y salvajemente. Julián Conrado le canta a la paz, al amor (personificado en Usted) y a los pajaritos, y, si alguna vez tuvo que dejar su guitarra a la orilla del camino a cambio de un fall o de un galil, es que seguramente las mismas hordas responsables de las fosas comunes más vastas del continente se hallaban a punto de pasar a motosierra su guitarra. Si alguna vez Julián tuvo que disparar es que no muy lejos se hallaban los autores de los falsos positivos, los más vergonzosos crímenes de Álvaro Uribe Vélez, narco #82.

Cuando en mi primer articulito sobre el caso de Pérez Becerra, yo escribí: “Y para terminar, una última y humilde pregunta: En mi próxima y primera visita a Venezuela, ¿deberé yo sentir miedo, pavor o desconfianza, querido Comandante, que, por el hecho de denunciar en mi poesía y mis canciones al Estado genocida de Israel, al nomás yo llegar al aeropuerto de Maiquetía, me deporte Usted hacia esa guarida de bandidos, psicópatas y hienas que es el Nido sionista?!”, yo lo hacía realmente con sólo el 9% de seriedad y con el 91% de humor mexicano.

Sin embargo, creo que ¡desgraciadamente no andaba yo muy equivocado! Pues resulta que ahora, según el siguiente párrafo de uno de los últimos comunicados de FUNDALATIN, su presidenta, la Hermana Eugenia Russián, está siendo objeto de amenazas: “Sabemos lo que suponen estas luchas, por lo que no debemos callar lo que está sucediendo, como tanto nos ha enseñado la vida y Alí Primera. La Hermana Eugenia Russián Solé, presidenta de FUNDALATIN, está recibiendo amenazas de muerte, vía telefónica. Nos informó, preocupada pero con coraje, que además, por las noches,  motorizados y vehículos sin las luces encendidas, rondan el local de FUNDALATIN en actitud de hostigamiento”.

¿FUNDALATIN tiene su sede en Bogotá o en Caracas? ¡Ah, en Caracas!... ¿Se halla la sede del DAS en Caracas o en Bogotá? ¡Ah, pues en Bogotá!... ¿Son miembros del DAS quienes amenazan de muerte y hostigan a la Hermana Eugenia? ¿Son pitiyanquis (yanquisitos)? o ¿Son acaso grupúsculos que, de día, son rojo rojitos, y de noche caricaturas de los Escuadrones de la muerte salvadoreños, como aquéllos viles desgraciados que asesinaron a Monseñor Romero y que violaron a monjas y a miles de otras inocentes mujeres?

Querido y respetado Comandante: si yo me hallase bajo sus órdenes, yo no me quitaría el sombrero ni el cabello ni las cejas, sino que me despojaría de la más mínima posibilidad de cobardía, y le pediría yo a Usted enviarme hasta la primera línea de fuego, que el enemigo fuese yanqui o pitiyanqui. Pero póngase Usted la mano en la cabeza y piense en la próstata de todos esos miles de hombres colombianos que llevan ya 60 años jugándose la vida y viviendo a puro huevo y arepas, en las dificilísimas condiciones que Usted no ignora. El espíritu del Che, la voz de Víctor Jara, la poesía de Facundo Cabral y la canción misil de Alí Primera le darán a Usted las gracias rapándose el alma de emoción.

A todo cantante y a todo mudo que no calle ante el martirio de Julián Conrado.

¡Amando y cantando, venceremos!

(labandadegaza.com, qibalam@hotmail.com)


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1811 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US Y ab = '0' /poderpopular/a128838.htmlCd0NV CAC = , co = US