El chavismo vuelve a la vía electoral

Otra matriz falsa es que "la oposición volvió a la vía electoral", cuando en Venezuela lo que se celebran son actos del Psuv denominados elecciones, sobre todo luego de 2015 cuando, posterior al resultado de las parlamentarias de ese año, el chavismo es quien impone partidos, sus directivas, candidatos, votantes y, según Smartmatic, resultados. Es decir, eliminó de raíz lo electoral.

Estamos conscientes que afirmar "el chavismo vuelve a la vía electoral" es una exageración, pues dista mucho de ser un proceso democrático sin institucionalidad, con registros Saime y electoral corruptos, un CNE descaradamente chavista y un sinfín de irregularidades más, sin embargo, el haber aceptado un candidato no alacrán, Edmundo González Urrutia, de la órbita de María Corina Machado, es sumamente relevante y podemos señalar es el chavismo quien (timoratamente) retoma la vía electoral, fue él quien se apartó de ella.

¡Ojo! El aire triunfalista hay que deshacerlo, sustituirlo por trabajo arduo y estrategia. El inmenso e irreparable rechazo al chavismo de seguro hará que el régimen complique el camino electoral cedido, la desembocada intención de voto a favor de Edmundo González enciende las alarmas y es muy probable intente sacarlo del juego.

¿Por qué hay vestigios de retoma de la vía electoral por parte del castrismo venezolano? (parece una contradicción) No solo por el candidato en cuestión, sino que Diosdado Cabello afirmó que González Urrutia cumplía con los requisitos para ser candidatos, además, un hecho inédito, al fin un candidato opositor real fue entrevistado por un canal nacional asfixiado por las instituciones escarlatas en términos de observación y vigilancia, por demás, autocensurado, ese canal fue Venevisión, un hecho sumamente llamativo.

Todo indica hay movimientos en la política oculta, la de las estrategias, esa que permanece inobservable a los ojos de los ciudadanos. Sea como sea, esa presión está dando muestras de existencia y causalidad, ahora, no sabemos hasta dónde podrá llegar, pues si algo tiene el chavismo es su cualidad de incumplir acuerdos y dilatar el tiempo mientras se radicaliza más y más.

Al respecto, no es de extrañar que faltando poco para las presidenciales el régimen dé su zarpazo final, saque ilegalmente a Edmundo González del juego a fin de desmoralizar a sus adversarios y perpetre así otra elección con sus aliados, los mercenarios del voto, quienes no protestarán procedimientos ni resultados y recargarán la culpa a la oposición que integra María Corina Machado.

¿Sanciones? En primer lugar, el régimen ya sabe vivir con ellas, al menos puede sustentar el andamiaje interno que le permite mantener el poder, pese a las nefastas consecuencias que genera a la población. En segundo lugar, también es probable que los actos punitivos internacionales no impliquen al sector petrolero, al menos hasta que la crisis Rusia-Ucrania y en el medio oriente cesen o, lo dicho, hasta que Guyana pueda abastecer Estados Unidos, así sea usando e invadiendo nuestro territorio y recursos… ¡Triste pero cierto! La retención ilegal del poder puede hacernos perder definitivamente El Esequibo.

Así las cosas, el triunfalismo sería el peor error, aún si Edmundo González llegase a un 90% de apoyo, no hay que olvidar el chavismo controla absolutistamente armas, recursos e instituciones de Estado, por eso la inteligencia, las estrategias son las que determinarán nuestro destino y estamos en las mejores manos posibles.

@leandrotango



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1210 veces.



Leandro Rodríguez Linárez

Politólogo / Analista político / Articulista de opinión, con más de 1.200 artículos publicados nacional e internacionalmente.

 leandrotango@gmail.com      @leandrotango

Visite el perfil de Leandro Rodríguez Linárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Leandro Rodríguez Linárez

Leandro Rodríguez Linárez

Más artículos de este autor