Perú

Tírala...tírala...que se va la lapa...tírala...tírala

  • Con la Renuncia reciente del Ministro de Defensa en Perú, José Luis Gavidia, investigado por la Fiscalía, por presunto peculado de uso, son once los ministros que han renunciado al Gabinete del Presidente, Pedro Castillo, en catorce meses de gobierno, en una ofensiva de la ultra derecha, que pretende aislarlo, debilitarlo, paralizarlo, para en definitiva sacarlo de la presidencia de la república.

Y La lapa, se va, se esconde y la vuelven a tirar. Tíratala, Tírala , Pues. Así es el escenario político del Perú actual, muy parecido a este golpe tocuyano, donde el Presidente, Pedro Castillo, asediado por la Ultra Derecha, que domina el Parlamento, mientras es el utiliza el Sombrero Bombarquino, como un escudo para defenderse de los guáimaros que le disparan y amenazan con sacarlo de la presidencia.

No ha sido fácil para Pedro Castillo, primero vencer todos los obstáculos que se le montaron en la campaña electoral hasta llegar a la presidencia y lograrla, pero sin tener mayoría parlamentaria, hoy liderizada para una verdadera banda corrupta de fujimoristas y una administración pública penetrada por esas mismas fuerzas que dominan el parlamento.

Once ministros le han renunciado, la mayoría impugnados por la ultra derecha parlamentaria que se trazó como estrategia, aislarlo, dándole votos de censura a sus ministros de confianza, para debilitarlo y obligarlos a la renuncia.

Allí guapeo, Castillo, apagando candelitas, ministro que renunciaba, ministro sustituido. Pero la ultra derecha cambio de táctica y arremetió contra el Propio mandatario. Más de cinco acusaciones fiscales han introducido, utilizando para ello, al propio Fiscal de la República, que se presta a las maniobras.

Han hurgado en todos los escenarios, porque a la Ultra Derecho no le importas la crisis política que pueda tener Perú, manteniendo un gobierno prácticamente paralizado con las severas consecuencias que esto trae para toda la población. Así acuden también al expediente de la corrupción, para lanzársela al rosto del mandatario y hasta con la Tesis de Maestría, obtenida en la Universidad César Vallejo, que según ellos, es un plagio. Agotadas es maniobra, están llegando al extremo, algunos medios y dirigentes de ultra derecha incitan públicamente al magnicidio y no hay un Fiscal ni órgano judicial que investigue tan grave precedente.

Para ponerla guinda al pastel político peruano, el Partido que le sirvió de instrumento para llegar al gobierno, le pide la renuncia y el la acepta, porque aparentemente está conduciendo al país por un "camino liberal, perdedor", según, las propias palabras de los dirigentes de esa tolda política.

Pareciera que poco a poco la ultra derecha peruana va acorralando al Presidente Castillo, pero lo más alarmante de este cuadro de ingobernabilidad, es que el pueblo, parece un convidado de piedra.

Yo me pregunto, ¿será que Pedro Castillo, permitirá que lo arrinconen de tal manera, sin llamar al pueblo que voto por él para que de alguna manera contrarreste esta ofensiva que hoy lo aísla, los debilita y que amenaza con sacarlo del gobierno?

¿Dónde está el pueblo peruano, que con sus luchas ha llevado a la justicia a seis ex presidentes, acusados de corrupción? Fujimori, Alan García, Toledo, Kuczynski, Vizcarra, Humala, forman parte de la Galería delincuencial, que asoló al pueblo peruano, algunos de ellos en los Estados Unidos, protegidos por ese país, al que le prestaron servicio como gobernantes.

La verdad es que visto desde aquí, el panorama político peruano es patético. Un Presidente haciendo lo posible por mantenerse en el gobierno y una ultra derecha corrupta, haciendo lo imposible por derrocarlo. Un pueblo, paralizado, como un jarrón chino, observando desde la barrera los acontecimientos y los demás gobiernos latinoamericanos, viendo de soslayo, como si el asunto no fuera con ellos.

Si es grave, que el pueblo presencia la casería de la Lapa, sin participar, mucho más grave es lo que observamos nosotros, en el panorama regional. La OEA, por supuesto, no se involucrará, el zorro de Almagro, medrará, esperando el colapso de Castillo, porque la ultra derecha corrupta es su aliado, el se dedicará como estamos viendo, a defender los curas conspiradores que hoy tratan de desestabilizar a Daniel Ortega en Nicaragua.

¿Pero qué papel juega el nuevo liderazgo progresista latinoamericano? Al parecer ninguno, porque no se pronuncia al respecto y también, ven desde la barrera los acontecimientos como si no fuera con ellos.

¿Nos preguntamos si Castillo, cae, acorralado por la ultra derecha apoyada por la OEA y los Estados Unidos, no tendrá un repercusión regional?

Bueno amigo, estamos mal, no es posible que dejen hundir un gobierno de la región de signo progresista sin ni siquiera inmutarse. Parecen olvidarse, que el imperialismo, ve las debilidades de cada uno, por esos sumideros se filtra y así como pueden arremeter contra Pedro Castillo, pueden hacerlo con cualquier otro, que logren aislar. Uno a uno, pueden caer, de no haber unión y se pierdan de nuevo las esperanzas de hacer un Bloque Único de países Latinoamericanos que nos represente en el concierto mundial. Lo de Perú es grave y la no participación del pueblo peruano y de los demás gobiernos regionales, es peor aún y llama a pensar sobre el futuro político que nos tocará afrontar.

A pesar de que el pueblo sopla para que el viento favorezca nuevos cambios políticos en América Latina, pareciera que la miopía de algunos líderes de la región, empaña su visión y prefieren sumirse en los estrechos muros de su localía, esconderse como la lapa, pensando que así evadirán los guáimaros imperiales. ¡Cuán equivocados están!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 606 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Sotillo Bolívar

Jesús Sotillo Bolívar

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI