Invitación a disertar sobre la Venezuela que deseamos. Articulistas/Intelectuales: Aporten sus ideas

"Los jóvenes entendemos que en el siglo 21 es inaceptable que familias enteras tengan que resignarse a vivir en la miseria extrema, gracias a la mala administración y sus malos administradores." Rafael Olivero

"El progreso y el desarrollo son imposibles si uno sigue haciendo las cosas tal como siempre las ha hecho." WAYNE DYER

EL TÍTULO DE ESTE ARTÍCULO ES UN LLAMADO SINCERO A TODOS/TODAS LAS PERSONAS QUE ESCRIBEN EN PERIÓDICOS Y PORTALES PARA QUE APORTEN SU TALENTO A DISCERNIR SOBRE DOS ASPECTOS QUE CONSIDERO FUNDAMENTALES Y, SIN DUDA, NOS ATAÑEN A TODOS LOS VENEZOLANOS.

  1. ¿Cuáles consideran ustedes han sido las causas por las que Venezuela no haya podido llegar a ser lo que comúnmente denominan "país desarrollado"?

Entendiendo que ese término tiene varias interpretaciones, según lo que cada quien considere por "desarrollo".

  1. Una vez planteadas sus hipótesis sobre las posibles causas de nuestra situación y subdesarrollo, el segundo tema que les propongo es:

¿Qué acciones sustantivas deberíamos integrar en la definición de un plan de acción que nos permita optar a un desarrollo integral y equitativo de nuestro querido país?

Es decir, cuáles son sus ideas sobre las preguntas indicadas, las cuales nos conducirían a enfocarnos en cambiar de raíz la dinámica fracasada ensayada, digamos, en estos últimos 62 años.

Probablemente, cualesquiera sean nuestras respuestas siempre podrán ser cuestionadas o rebatidas por quienes no las compartan. Lo mismo puede suceder con las soluciones a llevar a cabo para poder alcanzar un país moderno, responsable, honesto, transparente, ético y equitativo.

Habrá personas que no acepten mi cordial y sincera invitación a debatir sobre estos dos temas, lo cual entiendo. Sin embargo, al menos plantearíamos un tema crucial para todos los venezolanos que pudiera conducirnos a la integración de una plataforma política, radicalmente distinta a las que hemos sufrido hasta el presente.

Observen que con mi afirmación al afirmar que estos 62 años han sido un fracaso para lograr un país desarrollado, estoy aplicando lo que en organizaciones privadas denominamos como "gerencia por objetivos". En el caso de Venezuela, si los diferentes gobiernos establecieron objetivos de desarrollo, irremediablemente, debemos concluir que han fracasado en su intento de lograrlos.

CAUSAS DE NUESTRO SUBDESARROLLO (1ra. pregunta)

  1. Las focalizo en:

  2. ANTROPOLÓGICAS e HISTORICAS

La causa principal de nuestro fracaso político-económico-social-moral la ubico en la elección de líderes políticos con una falta de visión país, poca preparación formal; algunos, sin títulos universitarios, por lo menos, a nivel de pregrado. Aunque sería muy deseable con algún postgrado.

Adicionalmente, la sociedad civil que los ha elegido no ha demostrado poseer la claridad política suficiente para, al menos, seleccionar para dirigir al país personas con demostrada honestidad, patriotas, realistas, transparentes, justos y comprometidos con un claro y completo plan de transformación del país, previamente discutido con todos los interesados, es decir, los ciudadanos venezolanos.

Las carencias de nuestros líderes han sido garrafales. Cuando alguno de ellos brilló y sembró alguna esperanza, el poder dominante en América se encargó de silenciarlo. Siempre han sido de alguna manera manipulados y sometidos por el poder del norte.

En el aspecto antropológico, sabemos que el ser humano es imperfecto, no es un producto de la inteligencia artificial ni de un ente sobrenatural. Simplemente somos el resultado del azar, de la evolución, materia altamente organizada a través de los años. Estamos compuestos por varios de los elementos de la Tabla Periódica (60 elementos), billones de células y bacterias, enzimas, hormonas, entre otros.

Conductualmente, los hispanos y los latinoamericanos nos comportamos de manera bastante diferente a otros grupos étnicos. Los líderes latinoamericanos parecieran tener una composición genómica y conductual que los llama a la confrontación fútil, descalificación, personalismo, tal vez como consecuencia de nuestra historia y ancestros. Hasta el presente, han sido incapaces de dirigir sus naciones en aras de una unión civilizada y provechosa para sus pueblos. Golpes de estado, invasiones, confrontación, descalificación, han caracterizado la conducta de los responsables de dirigir a la mayoría de estas naciones.

  • VENEZUELA Y SU INDEPENDENCIA

En el caso de Venezuela, la conquista por los españoles y la posterior guerra por la independencia fueron cruentas. Los valores y culturas primitivas fueron barridos por los conquistadores, los esclavos negros coadyuvaron a generar un mestizaje típico latinoamericano. Surgimos de la confrontación para tratar de existir libremente. Esta característica, antropológica-evolutiva, no hemos logrado superarla a más de dos siglos de nuestra independencia. Nacimos de la confrontación y del odio de las clases bajas al predominio de los mantuanos.

La guerra de la independencia de Venezuela fue muy larga y penosa. Tras 13 años de guerra, el país se encontraba arrasado, se calcula que al menos 200.000 personas murieron a consecuencia de las batallas, las enfermedades, el hambre o las represalias de la guerra a muerte. Según los historiadores, el comienzo de los golpes de estado en Venezuela lo ubican en 1845.

Lamentablemente no hemos podido conseguir una unión armoniosa y fructífera entre todos nosotros. Muchos de nuestros líderes se han desgastado en confrontaciones estériles e inútiles, olvidándose de su país y su gente, teniendo como objetivo primario el dinero, amiguismo, incumplimientos y la corrupción generalizada.

En los últimos 62 años hemos carecido de líderes políticos con conciencia plena sobre lo que debe ser el país. Han sido incapaces de acordar un plan integral del país que queremos y podemos lograr. Alguno lo ha intentado pero fracasó (1) (ver ¡62 años esperándolo! ¿Lograremos el desarrollo de Venezuela en el siglo XXI?). Nunca se plantearon la real unión de los venezolanos, proponiendo un desarrollo equitativo e integral.

Prefirieron la vía fácil: vivir de la renta petrolera, enriquecerse ellos y un grupo de empresarios. Así mismo, han fallado en reconocer y cambiar la conducta descalificadora, intolerante y confrontacional por una de convivencia y unión entre todos los ciudadanos.

Lo vivido en estos últimos 22 años nos tiene que llamar a una reflexión profunda de la conducta de nuestros líderes políticos o aspirantes a representarnos, grupos económicos, mediáticos y el clero. Esta forma de hacer política está condenada a mantenernos como país dependiente y subdesarrollado.

Agrego a las causas descritas arriba las siguientes:

  1. Una constitución violada a discreción; además, muy sobrecargada con demasiados artículos y condiciones. La constitución debería ser precisa y completa con el menor número posible de artículos. Tal vez así pudiera ser cumplida.

  2. Una clase económica carente del patriotismo y la visión para invertir su capital y habilidades en la industrialización y desarrollo integral del país.

  3. Líderes que siempre se ha dedicado a confrontarse como si fuesen enemigos en vez de políticos civilizados. La confrontación fútil lo que ha generado ha sido muertes, desunión y fracaso económico-moral.

  4. Salvo contadísimas excepciones, políticos demagogos sin intenciones de cumplir sus promesas, pura demagogia y opacidad en sus gestiones.

  5. Incumplimiento de las leyes promulgadas. Sistema judicial parcializado e inaccesible al hombre de a pie: la mayoría de los venezolanos.

  6. Una conducta poco inteligente en las relaciones diplomáticas, particularmente, con el poder del norte. Alguno intentó la confrontación con sus gobiernos y, aun sin razón alguna, el imperio nos tiene sancionados y bloqueados.

  7. Falta de una visión de una verdadera política de integración con los estados latinoamericanos y del caribe. La unión hace la fuerza pero las rivalidades entre los gobiernos del Sur y Centro América, manipulados por los distintos gobiernos del hegemón del norte, han frustrado cualquier tipo de organización efectiva entre estos países. La tan necesaria Unión de Países del Sur y Centro América nunca ha sido posible. Ha habido intentos pero, a la fecha, fallidos.

  8. Las grandes diferencias sociales existentes en Venezuela ha sido uno de los impedimentos para un mayor y mejor desarrollo. Un porcentaje alto de nuestros hermanos no tiene la preparación formal idónea, ni viven en un hábitat que les facilite obtener ese inapreciable bien.

¿CUALES ACCIONES EMPRENDER PARA LOGRAR NUESTRO DESARROLLO? (2da. pregunta)

La segunda gran cuestión, planteada en este escrito, es muchísimo más difícil de abordar y, desde luego, de resolver...de lograrlo… nos tomaría años o décadas. Sin embargo, considero nuestro deber plantearla.

Les presento para la discusión las siguientes acciones:

  1. El grupo de personas que avalen esta iniciativa, definiríamos un mínimo y estratégico plan de acción. Por supuesto, este plan incluiría la conformación de una organización política, distinta a todas las existentes, en la cual pudieran participar todas las personas de buena fe, sin deseos de negocio alguno y cuya motivación fuese el logro del desarrollo integral de Venezuela. Observen que el llamado es totalmente abierto y transparente.

  2. La organización establecida se dedicaría, inicialmente, a concientizar a los venezolanos pero con objetivos muy claros sobre la posibilidad de alcanzar el poder o al menos convertirse en unos años en una fuerza política que pudiera ejercer la debida presión para los cambios que propondríamos y, eventualmente, alcanzar el poder.

  3. Los líderes de esta hipotética organización tendrían que ser ciudadanos preparados, honestos a carta cabal, moral y políticamente intachables. Responderían de sus acciones ante su grupo y el pueblo venezolano, informando oportunamente de las actividades y logros de la organización que representan. Su conducta tendría que ser un modelo para los demás políticos.

  4. Estos líderes responderían a un programa específico aprobado por los miembros de la organización. Este programa sería explicado a los venezolanos con total transparencia, de acuerdo con los principios acordados por los miembros de la organización que representan. Tan solo mencionaré tres condiciones de esta organización: 1) totalmente democrática, 2) radicalmente diferente a las organizaciones políticas en vigencia en Venezuela y 3) intachablemente honesta y no demagógica. Sería la responsable de dirigir y coordinar las acciones conducentes a ejecutar un plan realista y factible para la transformación del país y su gente.

Estimados amigos, les reitero mi cordial invitación a unirnos para que juntos nos esforcemos en precisar nuestras visiones y análisis sobre las razones históricas, en particular de los últimos 62 años, por las cuales nuestro país está en esta deplorable situación.

¿Alguien pudiera negar el estado deplorable en el cual nos encontramos en este momento? Destacaremos algunas de las carencias más notables que nos afectan a la gran mayoría de nosotros:

  1. Ausencia de un Sistema Sanitario (SS) eficiente y eficaz, representado por hospitales con estructuras totalmente dañadas y muy antiguas, falta de equipos, medicinas y cuerpo médico suficiente. Si uno necesita hacerse un electrocardiograma de urgencia, no tiene a donde ir; si logra llegar al sitio, el aparato está dañado o no hay quien lo haga. Este es un comentario sucinto, explicar las condiciones a cumplir por un SS completo y eficaz requeriría la ejecución de todo un complejo proyecto.

  2. Ausencia de un Sistema Educativo (SE) que logre preparar a los venezolanos para la vida. El SE actual de Venezuela está en pésimas condiciones. Este vital sistema no ha sido abordado con seriedad por ninguno de los gobiernos de los últimos 62 años. Tal cual está es imposible que pueda lograr sus objetivos básicos (2) (ver "Diagnóstico de los sistemas educativos de Venezuela").

  3. El sistema hidrológico es una falla constante a nivel nacional. Llevamos décadas sin recibir agua diariamente.

  4. En Venezuela es un lujo disponer diariamente de un servicio básico como los es la electricidad. Sus fallas las sufrimos todos.

  5. El servicio de Internet y telefónico está desfasado en décadas. El actual es costoso y muy deficiente. El atraso en este principalísimo servicio no ha recibido la debida atención e inversión de gobierno alguno. Los artículos quejándose del servicio de la CANTV no sirven de nada, esa no es la solución.

  6. El sistema vial es una calamidad, el proyecto del sistema ferroviario fue paralizado y lo que podemos ver son algunas estructuras incompletas: los conocidos "elefantes blancos".

  7. El fracaso de los gobiernos que hemos tenido está dramáticamente representado por los ranchos alrededor de las ciudades venezolanas. Como se puede vivir y criar los venezolanos del futuro en esos hábitats.

  8. Caracas, la capital, no dispone de uno o más mercados públicos con instalaciones y equipos idóneos para cumplir cabalmente con sus funciones. Visiten ustedes el de Quinta Crespo o el Guaicaipuro.

A la fecha, en Venezuela, los gobiernos de los últimos 62 años no pueden afirmar que hay resuelto ni uno de los problemas de los venezolanos. No hay sistema que se salve de su irresponsabilidad.

Concluyo, VENEZUELA, sin una transformación profunda de la concepción que tenemos los venezolanos sobre nosotros mismos, nuestros políticos y sobre nuestras instituciones, cualquier intento de cambio en las estructuras económicas o políticas quedará como un falso arranque, tales como los fallidos intentos que hemos sufrido desde hace más de 62 años.

La tarea es retadora y estimulante. Los animo a escribir sobre lo planteado en este escrito, Venezuela nos pertenece a todos y esta convocatoria va dirigida a todos ustedes. Dejen de lado su posición política, ideológica y piensen solamente en Venezuela. Atrevámonos a razonar sobre las causas de nuestro subdesarrollo y pensemos un sistema político-económico venezolano que nos conduzca al tan deseado desarrollo armónico e integral.

El estímulo de escribir sobre lo aquí planteado es un trabajo altamente loable y gratificante. No lo motiva "don dinero"; sería un aporte para intentar delinear un proyecto de país moderno, responsable, honesto, ético…desarrollado! Donde todos nos respetemos y comportemos como hermanos e hijos de nuestra tierra. En el cual las instituciones cumplan de manera efectiva con sus responsabilidades, los distintos sistemas respondan con eficiencia y eficacia con los objetivos de su existencia, ofreciendo servicios idóneos y costeables, un sistema judicial ágil, moderno y asequible, sin la impune corrupción existente.

En lo personal, no me cabe duda alguna que Venezuela necesita hoy una verdadera "revolución cultural" para transformar los sustentos más arraigados de su identidad contemporánea y de su formación actual como pueblo, sin los cuales no podremos como nación enfrentar un mundo presente y futuro cada vez más difícil, conflictivo y competitivo.

Confío en que este llamado resuene favorablemente en sus conciencias y decidan pronunciarse favorablemente en sus escritos a lo solicitado en estas páginas.

 

  1. 10 - ¡62 años esperándolo! ¿Lograremos el desarrollo de Venezuela en el siglo XXI? - Por: Higinio Jesús Esparis

  2. 5 - Diagnóstico de los sistemas educativos de Venezuela - Por: Higinio J. Esparis

  3. 7 - Venezuela país potencia: Realidad o utopía - Por: Higinio Jesús Esparis



Esta nota ha sido leída aproximadamente 508 veces.



Higinio Jesús Esparis

Ing. Mecánico UCV

 higiniojesus@gmail.com

Visite el perfil de Higinio Jesús Esparis para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: