Los desafíos de los gobiernos progresistas ante las recetas repetitivas del FMI

Las recetas se repite en ALyC, aparte de desmantelar el Estado nación, de control de los recursos naturales, la eliminación de subsidios de los alimentos y fármacos, la disminución del gasto social, de los servicios públicos de educación, salud, viviendas, además de todo eso, incluyen la "privatización de organismos públicos, despidos de funcionarios, subida de precios de servicios públicos, eliminación de ayudas, congelación de salarios, reformas laborales … son las típicas medidas que impone …el FMI para supuestamente, resolver los problemas que provoca la subordinación a la economía mundial -teoría de la dependencia- como son el extractivismo, privatización, importaciones, regresión industrial, la impagable e ilegítima deuda … que buscan menguar la capacidad del Estado como tal, traspasar ese poder a las cada vez más omnipotentes transnacionales y doblegar a la población" (Riego, Javier, 2019) nativa del país y allanar el camino a las corporaciones transnacionales.

Al respecto queremos analizar "los desafíos planteados para Ecuador y Argentina en la relación con Estados Unidos, tras el fracaso del ajuste impuesto a través del FMI", según la interrogante del prof. Leandro Morgenfeld, en el seminario sobre geopolítica en el año 2019. Sabemos que después de la bancarrota de Bush en Mar de la Plata, es decir de la bancarrota del ALCA en el 2005, pues bien no había que cantar victoria, los gobiernos de Estados Unidos contraatacaron con tratados bilaterales entre los países de la región de ALyC, logrando un enfoque comercialista y mercantil en inversiones y comercio, su enfoque estaba centrado en "recuperar la región de los gobiernos progresistas", el contraataque, vale decir la contrarevolución neoliberal a través de una serie de iniciativas regionales unas pacíficas por la vía legal donde le era mas favorable y otras por la vía violentas, e ilegales donde la correlación no les era favorable.

De allí el arribo al poder de gobiernos tales como de Lenin Moreno en Ecuador, de Macri en Argentina, de Temer en Brasil, luego de Bolsonaro, Duque en Colombia, Piñeira en Chile, signifila punta de lanza en el desplome de los gobiernos progresistas de izquierda, la asunción al poder de la ultraderecha, los representantes del neoliberalismo y la contrarevolución neoconservadora liberal, (la contrarevolución neoliberal). Ellos de manera conjunta estaban llamados a revertir los logros de la revolución ciudadana en Ecuador,(2007), los logros de Lula, de los Kirschner en Argentina, (2003) así como de profundizar y reproducir los esquemas neoliberales, repetir de nueva "la receta neoliberal", una especie de acomodamiento espacial y temporal a los dictados hegemónicos del imperialísmo.

Así pues; vemos acciones como dice, Estheiman Amaya Solano (Foro, Clacso 2019): "El gobierno títere de Lenin Moreno, de recortar derechos laborales, reducir la capacidad adquisitiva de los ecuatorianos y limitar el crecimiento económico. Detrás de todo ello, el intento de Estados Unidos de "recuperar", un país, que, en el marco de la era "correista", logró priorizar en el gasto social, renegociando los contratos con la multinacionales y destinando más presupuesto a educación y salud, y en lograr una efectiva redistribución de la riqueza". Ahora bien; no solo recuperó "un país", también lo hizo la derecha en importantes países como en Brasil, Colombia, Perú y Argentina sosteniendo un modelo de países tutoriado y monitoriado por el FMI, atrapados y encadenados subordinados mediante la deuda externa y "el control del flujo de dinero".

Por otra parte considero que "las políticas redistribucionistas de la renta" no era suficientes, era necesario profundizar una revolución cultural a la par con el ascenso del cambio material de vida, con "los logros sociales", acompañar a esto con un cambio de consciencia, con los estilos de consumo, modo de vida, un mayor conocimiento de la sociedad, de la historia, de profundizar la cultura del nuevo ciudadano, del nuevo hombre, profundizar los cambios en "las constituciones", refundar en profundidad el Estado, estamos hablando de "reeducar ideológicamente y políticamente" a los ciudadanos, ajustarlos a los nuevos tiempos de cambio, de revivir los valores patrios. Por eso, Argentina la época progresista no pudo sustentarse, como dice Barreto, A. (Foro, Clacso, 2019): "Contrariamente, a pesar de todos los avances que pudo haber tenido Argentina con los Kirchner, no parece haber ocurrido un cambio profundo en la estructura cognitiva de la ciudadanía. En buena medida, los argentinos no se armaron con una nueva constitución hecha desde la soberanía popular y que fuera capaz de educar al pueblo mismo en el acto directo determinar su destino, a la vez que el Grupo Clarín sigue dominando el espectro informativo (ideológico)".

A diferencia de la revolución bolivariana, que ha logrado sostenerse en el poder, por la unión civica-militar, por la sistemática labor ideológica y política de Hugo Chávez mediante el uso de la TV, la radio, de educar constantemente a la población asi como la s fuerzas armadas, sin embargo aún hay ciertas debilidades, se expresan en el nivel de conciencia de los resabios del estilo rentista de consumo, el modo de vida rentista del Estado, de resistencia al socialismo, del miedo infundado a la revolución bolivariana por el aparato de los medios privados de comunicación e reforzar como dice Morgenfeld, "la estructura cognitiva colonial" que refuerza la dominación y la subordinación "más con el engaño que con la fuerza", como decía Bolívar.

La reacción a las políticas neoliberales en Ecuador y Argentina no parten de "diferencias políticas", (como asi lo creen, Oscar Puertolas Rubio, (Clacso, Foro, 2019) ambas tiene en común el neoliberalismo y sus consecuencias sociales desastrosas; por un lado, "el pueblo ecuatoriano, que ha salido a la calle para protestar y rechazar los decretos (neoliberales, la nota es propia) del gobierno de Lenin Moreno y por el otro, el gobierno de Mauricio Macri ha implementado con gusto todas las recetas y exigencias del Fondo Monetario Internacional, llevando al país a lo que suele suceder cuando es el FMI el que dicta las políticas económicas". Ambas han desencadenado respuestas sociales de protestas de mayor a menor intensidad, pero han sacudido la conciencia social en estos países, de allí que culmine estos episodios en Argentina eligiendo a los Fernández al Poder, (2019), mientras Moreno espera su salida de la presidencia.

El porque se repite "la receta neoliberal", el porque se renueva el neoliberalismo frente al fracaso de los años 80 y 90 del siglo XX, se explica tal vez, a nuestro modo de ver, por la profunda crisis del 2008 en los Estados Unidos, por la crisis de la economía occidental, vale decir con palabras Malfred Gerig, (Clacso Foro, 2019), al mismo tiempo, por la "restauración conservadora (que, la nota es mía) se aprovechó de los límites del crecimiento que los proyectos desarrollistas y distribucionistas poseían intrínsecamente en tanto no se cruzó la barrera hacia una nueva inserción de la región en la división internacional del trabajo capaz de recuperar el terreno que se ha perdido en términos de productividad al menos desde la década de 1970".

Queremos decir como arriba mencionamos, que las revoluciones en Ecuador propulsada por Correa, la reforma por los Kirschner en Argentina, (incluso podemos agregar, la reformas en Bolivia de Evo, la revolución bolivariana de Chávez, entre otras), podemos ver en común las "limitaciones de los modelos desarrollistas y rentistas (redistribucionistas de la renta), eso es lo que marca además el agotamiento del modelo de cambio social, no trascendieron los limites del capitalísmo, siguen predominando las lógicas en las dinámicas estructurales del capitalísmo, su metabolismo sigue intacto, el modelo más reprimatizado, (extractivista), con tendencia a liberación del dólar en la región, a liberar los regímenes cambiarios, fuertes impactos de la deuda en la balanza de pagos, y a su vez sobre los niveles de consumo, su restricción.

Por todo lo anterior comparto la tesis de Malfred Gerig: "Igualmente, en cuanto al programa mínimo de la izquierda regional, la crisis argentina, brasileña, venezolana y ecuatoriana pone sobre la mesa la necesidad de que las fuerzas sociales regionales se planteen un programa para ir más allá de la redistribución de la riqueza y mediante la integración regional producir un nuevo tipo de inserción en la división internacional del trabajo al tiempo que una nuevo tipo de relación con las grandes potencias". Gerig, (Clacso, 2019).

Pero volvamos, porque se repite, y repite la pesadilla, la reproducción del neoliberalismo, simplemente los pueblos aún no del todo están consciente, aquí está debilidad, en recuperar la memoria histórica, educar esa memoria, la de la conciencia histórica, no es suficiente con las reacciones populares en Ecuador a las tarifas, en Bolívia al golpe de estado, en Argentina a las medidas neoliberales de Macri, en Brasi a las medidas neoliberales de Temer y luego de Bolsonaro, la experiencias del paquetazo neoliberal en Venezuela, que pasa entonces, porque cuando llegan los gobiernos progresistas, el factor subjetivo queda de lado, se hace más hincapié en los logros materiales como si automáticamente fuese un apoyo seguro a los cambios, como si bastase "el bienestar material" logrado por los gobiernos progresistas fue suficiente para automáticamente recibir el apoyo solidario del elector.

Porque se estrellan los pueblos, porque chocan una y otra vez contra esas políticas, que han demostrados que son inviables, económicamente, políticamente y socialmente, además en el aspecto cultural e histórico, está demostrado que a nivel integracionista, de acuerdo con la división internacional del trabajo, los países exportadores de materias primas, (modelo extractivistas) reciben cada vez menos ingresos en divisas, lo cual termina endeudándose el país con los países manufactureros, de allí que no quieren los países desarrollados, las potencias capitalistas, que cambiemos el modelo extractivista y rentista, por cuanto no solo estrangula la dinámica económica, asfixia al país con la dependencia.

Mas aún porque quienes se han beneficiado de las políticas de izquierda progresista, no son capaces de reconocer las inclusión social de estos gobiernos, no ven en le neoliberalismo la perdida d ela soberanía, la eficacia social de las políticas del Estado, porque hace hincapié en lo económico, en los errores de la política económica, la improductividad del estado, la burocracia, la falta de voluntad de integración regional, nos enfrentamos a grandes desafíos políticos, pero el principal es de la conciencia política de los pueblos, no podemos tirar a la basura, "los logros y sacrificios" de las revoluciones, de las reformas, de las políticas progresistas.

Asi pues no solo es el agotamiento de la propuesta neoliberal sino también de las propuestas de la izquierda progresista, del reformismo, del rentismo, no es suficiente con asegurar un mínimo de subsistencia, de "gasto social", de "neopopulismo como dice el discurso antiprogresista de la derecha, progreso asociado a la calidad de vida, al modo material de vida, a la satisfacción de las necesidades materiales quedando pendiente, el cuestionamiento del modo de vida capitalista, de su estilo de vida y consumo, de sus niveles de vida, hay necesidad de cuestionar con mas profundidad todos estos aspectos que lo engloba desde la cotidianidad, de la vida social, superar el estilo de vida dependiente y consumista capitalista.

Concordamos con Sira, S., (Clacso, foro, 2019): "ya no bastará solo con una redistribución de la riqueza a través de la ampliación de los derechos y garantías sociales, se hace necesario en esta nueva etapa para el progresismo regional …, superar estos límites de los que no habla la teoría de la dependencia. Superar el extractivismo y la reprimarización, apostar por la reindustrialización y fundamentalmente replantear el relacionamiento con los Estados Unidos, con el mundo y con la región. Estos, a mi modo de ver, desafíos que las opciones progresistas deben asumir como banderas para viabilizar de nuevo los gobiernos populares de largo aliento".

Al mismo tiempo también coincido en que hay que revisar "la estructura social", ella también contribuye a reproducir el neoliberalismo, , "las facilidades" que se dan a los sujetos del capital, a los importadores, "el chantaje" como dice Sira que hacen al Estado, las demandas y presiones del "sector privado" con las divisas, del mismo modo el de la población con la redistribución rentista, vale decir superar "el horizonte político" del progresismo del pasado recién, sus limitaciones, contradicciones, en especial el Estado improductivo, ineficaz y ineficiente, la preguntar es como traspasar competencia al poder popular, como descentralizar las funciones de Estado en el poder popular, como el poder Popular adquiere una nueva conciencia política a la altura de los retos de la globalización e integración. Como el poder popular asume la democratización de la economía, de la riqueza, como se hace productivo, alternativo al capitalísmo y sus sanciones y bloqueos, creando un escudo económico y una espada frente al Estado, ante cualquier eventualidad política o económica que ocurra.

Por lo anteriormente dicho hay que superar "el entrampamiento de la deuda externa", "los auxilios financieros", en inmovilizar al Estado, entrampándolo políticamente, crear acciones de resistencias colectivas, un nuevo horizonte político, de conciencia y trabajo, de comunidades solidarias, de proyectos económicos colectivos, de proyectos colectivos ancestrales e indigenistas, de participación de nuevas ciudadanías en proyectos políticos, de construcción de proyectos cívicos-militares en todos los ordenes de la seguridad y defensa nacional, desde lo económico hasta lo militar, por todo, concuedro con el profesor Mongerfeld, de acuerdo con mi punto de vista de la geopolítica de la humanidad para el siglo XXI, debemos asumir: "El gran desafío para las izquierdas, los movimientos populares y las fuerzas progresistas es articular las luchas globales, regionales y nacionales –"pensar global y actual local"–, y ofrecer una alternativa favorable a nuestros pueblos y a la preservación de los bienes comunes de la Tierra".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 462 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /economia/a286532.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO