¿Aumento de sueldos? Antes que la carnada, pongamos jaulas a los estafadores comerciantes

Desde hace tiempo los llamados aumentos de sueldos más que beneficiar a los trabajadores, han servido para que los especuladores aumenten sus ganancias en detrimento del nivel adquisitivo de los supuestos beneficiados, los  trabajadores.  En la calle, no es secreto que apenas el gobierno anuncia alguna medida de beneficio para los obreros o empleados. No transcurren muchos días, cuando el comercio estafador, en componenda programada sube todos los artículos de uso cotidiano y no tan cotidianos de esos sectores humildes. Es la expresión económica más depurada de la lucha de clases en pleno sistema capitalista explotador. A la larga, el estado termina erogando inmensas cantidades de dinero, que al final después de la depravada estafa de los maulas empresarios y comerciantes, termina engrosando el caudal de los ladrones de la clase expoliadora capitalista y lo trabajadores más arruinados que antes. Tienen más dinero, pero pagan productos, bienes y servicios más caros, lo que al final es merma del sueldo. Es un círculo vicioso que no se rompe a menos que se acabe con el capitalismo y sus expositores estafadores. Por otro lado, si se les aumentan los impuestos, los desgraciados se los traspasan a los trabajadores que como siempre terminan pagando los deberes del empresario o comerciante avaro.

     Mientras no se rompa el sistema inhumano del capitalismo, lo único procedente es implementar sanciones severas a los ladrones donde más les duele: en el bolsillo. Dado que el capital ha de convertirse en instrumento de servicio socio comunitario;  empresario que sea agarrado robando o estafando, (que es lo mismo) se le deben expropiar los capitales y bienes empresariales y conducirlos a cumplir función social, educativa, salud, vivienda etc. Para el pueblo en colectivo. Nada se hace con apresar a un delincuente de cuello blanco, que se ha robado millones de bolívares y pegarles una multa insignificante relativamente y una sanción penal suspendida por el poco tiempo de pena contemplado en la ley. Ley que elaboraron para su beneficio de clase, que permanecen inalterables hoy.

    Lo ideal es la colectivización de los medios de producción. Pero para que eso sea efectivo, hay que preparar las conciencias de los trabajadores en general. Una tarea que debió haberse iniciado seriamente hace tiempo, pero los intereses de los que quieren cambiar sin cambio, o cambiar de posición burocrática a su favor, esquivan. Lo mismo pasa con los aumentos de sueldos.  Si no se prepara a la población para su autodefensa colectiva, no habrá efectividad en la medida.

    La cosa no pasa tan solo por el aumento de sueldo y las otras implicaciones mencionadas, también pasa por libertar la psiquis del pueblo del poder distorsionador de los medios al servicio del consumismo enfermizo.  Se han escrito cientos y cientos de tesis, del poder de disociación de la publicidad mal concebida y transmitida por los medios de comunicación masivas.  Mas las leyes y controles que se implementan no son aplicados debidamente o no son efectivos por la presión misma que esos medios ejercen. Si ellos (los medios), no temen al infringir las leyes y normas elementales de la sociedad, ¿Por qué el estado debe temer en aplicar las sanciones legales? A cada rato se escucha a los duchos en la materia, respecto a que estamos en medio de una guerra de 4ta generación. El estado mismo y la población lo aceptan como una verdad ¿entonces por que no se ataca al enemigo y sus armas? ¿Por qué siempre se está a la defensiva? ¿O es que en verdad no se quiere hacer revolución y acabar las estructuras injustas y criminales?

    Me permito recordar que se está hablando de revolución socialista, para suplantar al capitalismo. Eso de transición es algo relativo. Tiene que haber sincerización en la meta. ¿Cómo es que hablamos de posiciones y objetivos socialistas y nos permitimos disfrutar de unos sueldos groseros y vulgares en altos funcionarios que deberían dar ejemplo de austeridad, que ofenden al pueblo productivo del campo y de las fábricas? Aun al nivel más bajo de la llamada representación popular – concejales, diputados legislativos y alcaldes – con privilegios denigrantes y actuaciones que dejan mucho que desear. Por ejemplo los legislativos regionales, se asignan cantidades millonarias para ayuda, entregan una parte ínfima y se apropian del grueso sobrante. Así cuando terminan la gestión quedan “multimillonarios socialistas” (no hablo aquí de las escorias opositoras, por que ya es conocida su aberrante conducta) de igual forma los concejales y alcaldes, se reparten las comisiones cobradas por las obras asignadas ¿y el pueblo? ¿Y la revolución? ¿Y el socialismo? Bueno después la hacemos, mientras tanto a estabilizarse y resolverse, lo importante ahora es un carro de paquete y una casa a todo dar.  Del socialismo ya tendremos tiempo de hablar y hacer cuando llegue el momento, lo mejor es seguir en la transición, que no se sabe cuanto durará. Pero algo si es importante: repartir la cuota de poder socialista en las listas del partido para las elecciones venideras. Hay que establecer los lineamientos del partido en base a los toletes. Quien no lo acate, si es empleado de la alcaldía, gobernación, consejo o asamblea legislativa regional o nacional, “está botao por indisciplinado”

  Esos aumentos de sueldo, cámara presidente, son una trampa caza bobo y solo fortalecen al capitalismo, sigue favoreciendo al fuerte de la contienda de la lucha de clases. ¿Por qué seguimos atados al dólar yanqui inorgánico? ¿Por qué seguimos pagando una deuda de los empresarios y los politiqueros del pasado y algunos del presente? ¿Por que no empezamos a diseñar y hacer  nosotros mismos los tornos que nos servirán para construir las maquinas que nos darán la independencia tecnológica? ¿Por qué no se crean escuelas técnicas altamente especializadas en las ramas básicas para construir autos, aviones, tractores  etc., con impulso de energía diferente a la fósil? Esa debió ser una de las primeras misiones. Aun estamos a tiempo. Pidamos a los funcionarios revolucionarios una demostra ción de fe y voluntad para construir el socialismo realmente. No se trata que vivan de mengua, solo se trata de disponer solo de lo necesario para vivir bien y decentemente, sin derroche ni jactancias. Eso serviría de ejemplo para los que más hacemos sacrificios en el pueblo. VAMOS A HACER REVOLUCION SOCIALISTA DE VERDAD, NO REFORZAMIENTO DE CAPITALISMO O REFORMISMO.  Hasta el planeta lo exige y con premura.


javiermonagasmaita@yahoo.es






Esta nota ha sido leída aproximadamente 3694 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a93443.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO