Estudiantes estadounidenses se movilizan en favor de trabajadores hondureños

Los estudiantes del Comité de Solidaridad de Georgetow pertenecen a la red nacional United Students Againsty Sweatshops, la cual vela por los derechos de los trabajadores.

Los estudiantes del Comité de Solidaridad de Georgetow pertenecen a la red nacional United Students Againsty Sweatshops, la cual vela por los derechos de los trabajadores.

Washington.- Estudiantes de la Universidad de Georgetown en EE.UU. protestaron hoy por el despido de 1.800 empleados de una planta en Honduras de la empresa Russel Corporation, marca que fabrica la ropa deportiva con el logotipo del centro educativo.

Una veintena de estudiantes del comité de solidaridad de Georgetown se manifestaron en el Campus de la Universidad junto con dos de los trabajadores que han sido despedidos.  Moisés Montoya y Norma Mejía, presidente y vicepresidenta del sindicato de la empresa, respectivamente, denunciaron que el despido se produjo meses después de que formaran la unión, a la que pertenecían 740 empleados

"Estamos peleando por un empleo digno, no queremos salarios como los que ganan los gerentes, nosotros queremos un salario digno, estamos muy indignados porque es una injusticia", dijo Mejía, quien trabajaba como costurera.

Además, lamentó que la empresa está enfrentando a los trabajadores. "Nos están poniendo como los malos de la película, los trabajadores se vienen contra nosotros porque por nuestra culpa se han quedado sin empleo, esto no es justo".

Los trabajadores están en Washington para denunciar el caso ante distintas instituciones como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA y comenzarán un recorrido por varias Universidades, cuya ropa corporativa produce Russel, para que conozcan la situación laboral de quienes fabrican las sudaderas y camisetas de sus centros de estudio.  Los representantes sindicales también han ido al Capitolio para exponer su caso y esperan que los congresistas emitan una carta de apoyo que haga reflexionar a la empresa.

Montoya aseguró que "hay una clara violación a los derechos laborales de los trabajadores" por lo que consideró que las Universidades "deben tomar acciones para que la marca Russell respete los códigos éticos y si no encuentran una solución deberían cortar sus contratos" con la compañía.

La Universidad de Miami, que también es cliente de Russell, ya ha roto su contrato con la compañía y otros centros se plantean también hacer protestas similares. Los trabajadores fueron despedidos de la empresa Jerzees, filial de Russell en Honduras, el 30 de enero.

Según dijo Mejía a Efe, desde que organizaron el sindicato el pasado mes de octubre los trabajadores recibieron amenazas e incluso hubo un despido de 240 empleados, que más tarde tuvieron que readmitir.

"Cuando empezamos a notificar la creación del sindicato, el gerente decía que no iba a permitir sindicato" dijo Mejía, quien pidió a los estudiantes que les ayuden a denunciar su situación.

Red Nacional de Estudiantes

Los estudiantes del Comité de Solidaridad de Georgetow pertenecen a la red nacional United Students Againsty Sweatshops (Unión de estudiantes contra las empresas que explotan a sus empleados), que aglutina a 250 universidades de EE.UU..  Esta organización "vela por los derechos de los empleados que trabajan para nuestras universidades como personal de limpieza y cafetería" explicó a Efe Joe Parker, uno de sus miembros.

El código de conducta de licitación de la Universidad indica que el centro solo pude hacer negocios con empresas "cuyos trabajadores estén en el lugar de trabajo voluntariamente, que no suponga un riesgo excesivo y con una justa compensación".  Además, también recoge en otro de sus apartados que los empleados de estas empresas pueden tener "libertad sindical y negociación colectiva".

Los universitarios marcharon por la Universidad con pancartas en las que pedían respeto a los derechos laborales, y gritaban consignas como "Sí se puede", "Yes we Can".  Su recorrido acabó en el despacho del director al que pidieron que rompiera los vínculos con Russell por considerar que estos despidos violan el código de conducta de la institución.

El jefe del gabinete del director de Georgetown, Erik Smulson, escuchó las protestas, así como las explicaciones de los dos trabajadores, y aseguró que el comité de licencias de la Universidad examinará la petición.  Efe intentó ponerse en contacto con la compañía para obtener su versión de los hechos, pero no respondió a las llamadas.

En su página web Russell Corporation dice que es una compañía que "se toma en serio sus responsabilidades y trabaja diligentemente para equilibrar sus obligaciones con los empleados, clientes, consumidores, accionistas y la comunidades".  La empresa, agrega, tiene un firme compromiso con una filosofía muy simple, "hacer las cosas por las razones correctas".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5121 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter